sábado, 27 de marzo de 2010

Accidente en Santiago del Estero LV-WJD - PA31



SORPRESA Cuatro salteños salvaron su vida en un aterrizaje de emergencia Milagroso aterrizaje de emergencia de una avioneta en el canal San Martín La nave, sin sus dos motores en funcionamiento, comenzó a perder altura y el piloto buscó desesperadamente un sitio descampado para intentar bajar con sus 3 pasajeros. Dio varios tumbos sobre el trazado en construcción de la avenida de circunvalación antes de detenerse en inmediaciones de los barrios Contreras y Solís.

Ayer, se podría decir que la fortuna y la pericia de quien pilotaba una avioneta, lograron poner a salvo la vida de cuatro salteños. Alrededor de las 10.30, los vecinos de la zona suroeste de la capital se sorprendieron al observar como planeaba una avioneta, a la altura de la avenida de circunvalación Leopoldo Lugones que está en construcción.
Sucedió, más precisamente, sobre el pavimento ubicado en medio de los barrios Juan Díaz de Solís y Contreras Oeste, sector Siglo XXI.
La aeronave –un Piper PA31 Navajo- se vio obligada a hacer un aterrizaje de emergencia, por fallas en los dos motores. Sin embargo, cuando intentó descender, se volvió a elevar, por unos pocos metros, al impactar con los bordos de una rotonda, existente el final del tramo por donde pretendía bajar.
La aeronave descendió violentamente sobre un prolongado terraplén, hasta que terminó su alocada carrera al caer a las aguas del Canal San Martín. Milagrosamente, sus cuatro ocupantes lograron salir ilesos del violento accidente, el que sólo dejó como saldo serios daños en la avioneta.
El violento aterrizaje tuvo como protagonista a la aeronave bimotor, de color blanco, matrícula LV-WJD, que era pilotada por Javier Montero, de 38 años, quien sería secretario de Ingresos Públicos de Salta.

Como acompañantes viajaban Juan Manuel Montoya, de 39 años, residente en calle Iruya Nº 11, de la misma provincia; Oscar Walter Morizzio, de 64 años, domiciliado en Las Rosas Nº 167 y, Gonzalo Bello, de 37 años, residente en calle Alvarado Nº 815, radicados en Salta.
A pocos minutos del aterrizaje forzoso llegaron numerosos patrulleros encabezados por efectivos de la Seccional 11, a las órdenes del subcomisario Jorge Farías y del titular de la Unidad Regional Nº 1, comisario inspector, César Ibáñez. Por detrás arribaron dos dotaciones de la División Bomberos y ambulancias del servicio de urgencias del Sease.
Por fortuna, los ocupantes de la avioneta no requirieron atención médica, según informó a EL LIBERAL el responsable de la Comisaría 11.
“Estas personas manifestaron que a las 8.45 despegaron de la localidad de Esquina, en la provincia de Corrientes y que tenían previsto regresar a Salta. Manifestaron que venían de viaje, pero en el vuelo tuvieron un inconveniente, por eso decidieron acercarse al aeropuerto de Santiago del Estero, también para el reabastecimiento de combustible”, explicó Farías.
Por declaraciones del piloto a la Policía, se supo que a la altura de la localidad de Herrera se plantó el motor izquierdo, por lo que continuaron vuelo para llegar al aeródromo Vicecomodoro Ángel Aragonés de la capital santiagueña.

Relato del piloto

“Cuando me di cuenta que teníamos inconvenientes con el vuelo, traté inmediatamente de hacer las correspondientes maniobras para evitar mayores daños. Al descender fue como dar un ´panzazo´ en la tierra. Es la primera vez que me sucede algo así”, dijo Montero visiblemente afectado a EL LIBERAL.
Agregó que el inconveniente provocó una baja de velocidad en la aeronave, luego de detectarse una pérdida de aceite en uno de los motores.

“Volamos con un solo motor hasta llegar a Santiago, donde se plantó el otro. Por eso tuvimos que planear y ver donde podía bajar, en un lugar descampado, lejos de viviendas y obstáculos que afecten el tren de aterrizaje”, indicó.
Una de las funcionarias que llegó primero a la escena del accidente fue la cabo Rocío Analía Miranda, de la Seccional 11 quien detalló que los ocupantes de la avioneta “se encontraban en estado de shock por lo sucedido”.
Luego del aterrizaje de emergencia, y de constatarse que tanto el piloto como los pasajeros del Piper Navajo se encontraban en perfecto estado de salud, los técnicos de la División Criminalística comenzaron una serie de pericias en las que detectaron las marcas del forzoso aterrizaje una vez que la aeronave salió de la parte de una rotonda, ubicada antes del Canal San Martín.

Los peritos habrían observado que, tras un primer golpe contra el suelo, se desprendió un chapón de la avioneta, hasta que luego terminó por caer en el borde del citado curso de agua.

Peritos. A poco del accidente, también arribó personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) local y se aguarda la llegada de técnicos de la Junta de Accidentes de la Fuerza Aérea, de Córdoba, para determinar las causas del siniestro.

Magistrado. A raíz del hecho, se dio intervención al juez Juan Coria Vignolo, quien dispuso que se instruya una información sumaria judicial para establecer los pormenores del accidente.

Despliegue. La novedad provocó el inmediato arribo de unidades del Comando Radioeléctrico, Escuadrón Táctico Motorizado; del Departamento de Investigaciones y de la División Delitos Comunes.




Nuevo  Diario de Santiago del Estero

Cayó avioneta en el sur de la ciudad


Sábado 27 de Marzo de 2010 | Ocurrió a la altura del Bº Juan Díaz de Solís. Por problemas mecánicos, la aeronave perdió altura hasta que se estrelló contra el suelo. Gracias a la maniobra de su piloto, la avioneta pudo caer lejos de las viviendas de ese barrio capitalino.

El piloto fue identificado como Javier Montero, con residencia en la ciudad de Salta, quien manifestó que “la aeronave tuvo un problema mecánico, empezó a perder aceite uno de los motores y tuve que aterrizar de emergencia” expresó el piloto en declaraciones radiales.

Acompañaban a Montero, tres personas más quienes provenían de la provincia de Corrientes con destino a la provincia norteña.


1 comentario:

  1. q lastima me da... cuantas horas voladas en el navajo, gracias a el conoci casi todo el pais cuando hacia taxi, ojala pueda recuperarse y volver a vivir....

    ResponderEliminar