SUSCRIPCIÓN AL BLOG

ENCONTRÁ RÁPIDO EL TEMA DE TU INTERES EN EL BLOG DESDE AQUÍ

Cargando...

lunes, 26 de abril de 2010

Accidente aéreo en Bariloche

Actualización al día 29

Estremecedora sospecha sobre el accidente aéreo del viernes

Jueves, 29 de Abril de 2010 01:51
El avión se estrelló en un mallín a 6000 metros aproximadamente de la cabecera del aeropuerto

El avión se estrelló en un mallín a 6000 metros aproximadamente de la cabecera del aeropuerto

Como informó en exclusiva “El Cordillerano” ayer, se postergó el entierro de Alastair Whewell ante la sospecha de que habría sido atacado por el pasajero mientras pilotaba el avión en el que ambos murieron. La versión comenzó a circular con fuerza anteayer: Assis Berkotte, el pasajero que llevó a volar Alastair el viernes, habría atacado al piloto para suicidarse.

Parece descabellado, pero esa es la sospecha que arraigó con fuerza en los familiares y amigos de Whewell, y que surgió de algunos elementos encontrados en el lugar del accidente, como una navaja de tipo suizo abierta, y un gas paralizante.
También trascendió que el cuerpo de Alastair tenía muchos cortes e incisiones, algunas de las cuales podrían no haberse producido con la caída del avión.

Entre ellas, los testigos citan un corte entre la boca y una oreja, otro en el cuello y varios “puntazos”. Sin embargo, la prohibición de hablar a los familiares y amigos que se estableció en la causa, por el secreto sumarial, hizo que las versiones oficiosas no tuvieran mayores precisiones.


La agencia ANB informó ayer que el juez ordenó la realización de una segunda autopsia con un perito proveniente de Buenos Aires.

Lo único cierto es que la inhumación –que ya estaba organizada en el Valle del Descanso- fue suspendida, para profundizar la investigación, como pudo averiguar este diario.

Incluso trascendió que ayer el padre de Alastair, Roger, daría en la víspera -a las 18- una conferencia de prensa en el Aeroclub Bariloche, pero la intención fue descartada por sugerencia legal.

Por otra parte, también hay expertos que no descartan el accidente: si el Pipper PA 28 volaba bajo, y se quedó sin nafta o sin motor por alguna razón, podría haberse clavado como lo hizo, sin dar margen al piloto para efectuar un aterrizaje de emergencia.

Una teoría: hay expertos que no descartan el accidente: si el Pipper PA 28 volaba bajo, y se quedó sin nafta o sin motor por alguna razón, podría haberse clavado como lo hizo, sin dar margen al piloto para efectuar un aterrizaje de emergencia.

Encontraron estrellada la avioneta desaparecida

Los dos ocupantes fallecieron. En horas de la tarde de ayer salió con un recorrido corto en viaje a Pilcaniyeu, pero pasadas las 18,15 horas se perdió todo contacto. Un avión de búsqueda intentó tomar contacto, pero regresó al Aeroclub con resultados negativos. Como anticipó anoche ANB, el piloto de la aeronave es un conocido vecino de Bariloche. A última hora de ayer, una caravana de vehículos partió para intentar encontrarlo, y esta mañana hallaron los restos de la aeronave y los dos ocupantes.

(foto gentileza El Cordillerano)

(foto gentileza El Cordillerano)

Una avioneta piloteada por un conocido vecino de la localidad, desapareció ayer por la tarde luego de despegar del aeroclub local. Fue infructuosa la búsqueda hasta esta mañana, cuando los participantes de la búsqueda hayaron en la Estancia El Cóndor los restos de la aeronave, así como los cuerpos sin vida de los dos ocupantes.

A bordo de la pequeña aeronave -marícula LV-LDP- despegaron el piloto, Alistair Whewell, integrante de la familia propietaria de la Estancia Fortín Chacabuco, y un turista, cuyos datos no trascendieron.

La avioneta salió a las 17,15 horas con destino a Pilcaniyeu, y tenía previsto regresar de manera inmediata. En el aeroclub no recibieron declaración de emergencia, ni se pudo comprobar que la aeronave hubiese arribado a la localidad de destino.

A última hora de ayer, una caravana de vehículos partió camino a Pilcaniyeu por la ruta 23, a la búsqueda de la avioneta, estimando un posible accidente.

Esta mañana, fuentes extraoficiales confirmaron a ANB el fatal descenlace. El hermetismo desde el Aeroclub local es total. (ANB)


24 de abril de 2010 | Actualidad | Vuelo trágico

El accidente de la avioneta se llevó la vida de un reconocido vecino de Bariloche

Alastair Whewell, piloto del Piper Cherokee que cayó a tierra en la zona de la Estancia El Cóndor, era un conocido integrante de la familia dueña de la Estancia Fortín Chacabuco. El "Gringo", como lo llamaban sus amigos era fanático de la aviación. El otro fallecido es un turista canadiense. La Justicia Federal analiza las causas del accidente.


Con la bandera a media asta y en silencio, el Aeroclub Bariloche despidió a Alastair Whewell, el joven de 37 años que el pasado viernes cayó con su avioneta a unos 6 kilómetros de la pista del Aeropuerto Internacional de Bariloche. Whewell, integrante de una reconocida familia dueña de la estancia Fortín Chacabuco, piloteaba el Piper Cherokee -matrícula LV-LDP- que conducía a un turista canadiense -Asin Berkotte-, y que por razones que investiga la Justicia Federal se precipitó a tierra mientras cumplía un recorrido entre Bariloche y Pilcaniyeu.

Tal como anticipó ANB, ese viernes, pasadas las 19 horas comenzaron las tareas de búsqueda luego que la aeronave dejara de emitir señales de contacto. El propio padre del joven Alastair salió con una avioneta para intentar localizar a su hijo. Pero fue infructuoso. A la mañana siguiente, una caravana de vehículos partió desde Bariloche, y otra avioneta avistó los restos de la nave en la zona de la Estancia El Cóndor.

Whewell tenía un hijo de 6 años, y muchos amigos que a través de la red social facebook dejaron muestras del dolor provocado por la pérdida.

"No me caben dudas que en el cielo hay gin tonic, sino te hubieras vuelto, alégrale las fiestas a Dios (no debe tener idea lo que es) por eso te llevó. Te voy a extrañar", escribió Oscar Federico. Josefina por su parte, apuntó: "Hasta pronto gringuito!!!! Me quedo que los mejores recuerdos que pueda tener de vos". (ANB)

Tragedia aérea: muchas preguntas a responder por los investigadores

Policiales - Locales
Lunes, 26 de Abril de 2010 01:19


Además de las causas del accidente en el que murió un vecino de Barilo­che y un turista canadiense, la Junta de Accidentes Aéreos deberá establecer si fue correcta la actuación de la torre de control. Cuando el luto recién co­menzaba para familiares y allegados a la familia de Alistair Whewell, investigadores de la Junta de Accidentes Aéreos ya estaban camino a Bariloche para establecer las causas de la ca­ída del avión Piper PA23 “Cherokee” a poca distancia del aeropuerto internacional de Bariloche.

La tragedia en la que también murió un turista canadiense ocurrió el viernes entre las 18,30 y las 19 en la estancia El Cóndor, a una distancia que según las distintas fuentes varía entre 2,4 y 4 kilómetros de la cabecera de la pista del aeropuerto interna­cional, a donde se dirigía.


Esperaban el aterrizaje a las 19, pero perdieron con­tacto radial minutos antes. En el momento de la caída del avión, el Cherokee debería haber sido divisado desde la torre. ¿Funcionaba adecuada­mente el equipamiento de comunicaciones y radar del aeropuerto? ¿El piloto en su desesperación no llamó al controlador?


Investigadores y socorris­tas que concurrieron el sábado a primera hora al lugar señalaron que “desde allí se podía ver claramente la torre de control”. Una fuente de la torre, sin embargo, aseguró que “como cayó en El Mallín no es fácil verlo y menos concierta oscuridad” y por esto llamó la atención que no fuera divisado cuan­do dispusieron su búsqueda terrestre, que se extendió hasta las cinco de la madru­gada, sin resultados.


El avión fue avistado a primera hora del sábado por personal de la estancia El Cón­dor, que dio aviso a las auto­ridades aeroportuarias.

No planeó

Este tipo de aviones a motor tienen una posibilidad de planeo muy eficaz para aterrizar en emergencia. La avioneta cayó en medio de una amplia pampa, un mallín que se encuentra del otro lado de un río, con condiciones suficientes para un aterrizaje de emergencia. Además, era el atardecer de un día límpido, sin viento prácticamente.


Una hipótesis es que el avión se haya quedado sin naf­ta, o haya tenido un desperfecto mecánico. ¿Por qué no aterrizó en emergencia? Whewell era un piloto de destacada experiencia y capacidad, y llama la atención que no intentara planear y aterrizar: los que vieron la aeronave siniestrada dicen que literalmente “se clavó” en la tierra. Otra posibilidad es también que el sol de frente afectara al piloto en su tránsito al aterrizaje.

Fuentes:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ayuda a encontrarlos