lunes, 10 de mayo de 2010

Accidente aéreo de Spanair: Nuevas revelciones del caso

Fuente: El Pais.com

Caos y tensión en las conversaciones de la Torre de Control en el accidente de Spanair en Barajas

La Cadena SER ha tenido acceso a las conversaciones de la Torre de Control de Barajas después del accidente aéreo que se produjo el 20 de agosto de 2008 y que costó la vida a 154 personas



"Es un parche lo que han hecho ahí"

Las cajas negras del JK5022 en el que murieron 152 personas grabaron las quejas de los pilotos sobre las reparaciones en el avión.- Personal de emergencias y del servicio de mantenimiento de Spanair testifican hoy ante el juez


La caja negra del vuelo JK5022 del Spanair, en el que fallecieron 154 personas el 20 de agosto de 2008 en Barajas, revela las quejas en el interior de la cabina por la reparación que hicieron los técnicos de mantenimiento para solventar el calentamiento de la sonda de temperatura exterior RAT. Retiraron un relé (un fusible que transmite fluido eléctrico a la resistencia de la sonda) para evitar que volviera a subir la temperatura y dieron el visto bueno para el despegue. "Es un parche lo que han hecho ahí", dice uno de los ocupantes de la cabina cuando se entera de que para solucionar la incidencia los técnicos retiraron el fusible y aplicaron una bolsa de hielo para acelerar la bajada de la temperatura.
Las últimas conversaciones de los pilotos del aparato, divulgadas por la cadena SER, muestran la desesperación de los pilotos en el segundo y trágico intento de despegar. "Vuela el avión. Me cagüen la mar. Vuélalo, vuélalo", dice el comandante Antonio García Luna, de 38 años, tal y como contó EL PAÍS en septiembre del año pasado. Después comienzan a escucharse los golpes del aparato, que se arrastró fuera de la pista hasta acabar en un arroyo. "Mierda", es la última palabra antes de que se haga el silencio total.

Con una bolsa de hielo

El JK5022 de Spanair iba a despegar a mediodía del 20 de agosto, pero una alarma detectó un calentamiento anormal de RAT, por lo que los pilotos decidieron darse media vuelta en la pista para solucionar el problema. La solución consistió en retirar un relé, el que da servicio al RAT, y, según las conversaciones, en colocar una bolsa de hielo sobre la sonda para enfriarla rápidamente.

De hecho, un tercer ocupante de la cabina, que no ha sido identificado, asegura que la reparación efectuada por los mecánicos "es un parche". El copiloto, Francisco Javier Mulet, de 31, no obstante, admite "que puede hacerse así". La caja negra del JK-5022 registra 34 minutos de grabación en la cabina. La mayor parte del diálogo que recoge la CVR (la conocida caja negra) se centra básicamente en asuntos técnicos del avión.

Estas revelaciones sobre el caso coinciden con nuevas declaraciones ante el juez. El instructor que investiga el accidente del avión de Spanair retoma hoy las declaraciones en el marco de la instrucción con las testificales de personal del servicio de emergencias y del servicio de mantenimiento de Spanair. Están citados varios bomberos, un médico especialista en grandes catástrofes y las dos personas que entonces eran responsables de los servicios de mantenimiento de Spanair. Las comparecencias se producen a instancias de la acusación popular, que representa a la Asociación de Afectados del vuelo JK5022, y pueden derivar en nuevas imputaciones.

La vicepresidenta de esta asociación, Pilar Vera, ha indicado a Europa Press que estas citaciones están encaminadas a saber la verdad sobre lo que pasó ese día. "Queremos detectar si hubo fallos organizativos por parte del servicio de mantenimiento para que no se vuelvan a ocurrir", ha apuntado. "Estamos convencidos de que hubo fallos organizativos y que fueron la culpa del accidente", ha subrayado la vicepresidenta de la asociación, quien ha adelantado que si se detectan fallos tanto en el mantenimiento como en los servicios de emergencias se solicitarán nuevas imputaciones. Desde el inicio de la investigación, las víctimas han denunciado la tardanza de los equipos de emergencia, puesto que se demoraron entre 30 y 40 minutos en llegar a la zona del siniestro. Por ahora, el instructor mantiene imputados a dos técnicos de Spanair, entre ellos el jefe de mantenimiento de la compañía en Barajas, como responsables de 154 homicidios imprudentes y 18 lesiones imprudentes.

Conversaciones de la Caja Negra del JK 5022

"El trabajo de los mecánicos"

Uno de los ocupantes de la cabina del MD 82 no sale de su asombro después de enterarse de que los mecánicos han desconectado el relé para que la sonda, que obligó a abortar el primer despegue, dejara de calentarse en tierra. "¡Cómo van a quitar el relé!", le espeta al copiloto. "Es un parche lo que han hecho ahí", concluye.

Mecánico: Puedes traer una bolsa de hielo... o de cacahuetes

Sobrecargo: ¿Para vosotros?

Mecánico: No, hombre es una broma, es para enfriar la sonda. La estamos vacilando.

Comandante: Tengo que escribir todo esto porque es un retraso guapo. Íbamos en hora, macho.

((Unos minutos después))

Mecánico: Pues lo vamos a despachar así, con el heater inoperativo, ¿vale?

Comandante: Es quitar el breaker, ¿no?

Mecánico: Es que lo que estaba calentando... el sistema se queda inoperativo

Comandante: ¿Se quita el breaker o tú desconectas algo más?

Mecánico: No, el breaker, pero está inoperativo. Yo lo voy a despachar de acuerdo al MEL (la lista del equipo mínimo con el que debe volar un avión), con el breaker fuera, inoperativo.

Tercer ocupante de la cabina: ¿Qué es lo que era? ¿Han cambiado el relé?

Copiloto: No, lo han quitado.

Tercer ocupante de la cabina: ¡Cómo van a quitar el relé! ¿Han puesto hielo al final?

Copiloto: Pues de puta madre

Tercer ocupante de la cabina: ¿Ha bajado mucho la temperatura?

Copiloto: ¡Joder, del tirón!

Tercer ocupante de la cabina: ¿Para que se enfríe antes el sensor? Pero si el problema ha sido el sensor, volverá a subir. Es un parche lo que han hecho ahí

Copiloto: Se puede hacer así

Tercer ocupante de la cabina: Pero poner hielo a un sensor para que esté dentro del límite...

Copiloto: No, no, eso es para que se enfriara mucho antes.

Los segundos finales

Los últimos segundos:

"Toco madera, tío"

En la cabina del vuelo JK 5022 de Spanair siniestrado en Barajas el 20 de agosto de 2008 y en el que murieron 154 personas se escuchan tres voces. La del comandante, la del copiloto y una tercera que no ha sido identificada. Los últimos segundos recogen incluso algunas bromas entre ellos. El copiloto dice que toca madera y que va a pedir no volver a volar con el comandante porque en una semana han tenido tres incidencias. El último registro de voz de la caja negra es un grito desesperado del copiloto.

Comandante ((El avión ya rueda por la pista)): De no haber tenido ninguna incidencia, voy a tener tres en una semana, tres vueltas al parking.

Tercer ocupante de la cabina: ¿Sí?

Copiloto: Toco madera, tío. Nosotros vamos a pedir no volar juntos

Comandante: A ver, tampoco ha sido tanto

Copiloto: Cada vez que he volado contigo hemos hecho algo, dos veces hemos acabado en un guiso (...)

Comandante: ¿Tuyo? (Cede los mandos a su compañero)

Copiloto: Cagüen la puta

Tercer ocupante de la cabina: Vamos que nos vamos.

((Despegue y ruidos))

Copiloto: ¿Fallo de motor?

((La voz de alarma suena 4 veces))

Comandante: ¿Cómo coño se quita la voz?

Comandante: Vuela el avión. Me cagüen la mar. Vuélalo

Comandante: Vuélalo

((Se escucha el primer golpe))

Comandante: Mierda

((Se escucha el segundo golpe))

((El copiloto grita))

((Silencio))




No hay comentarios.:

Publicar un comentario