jueves, 27 de mayo de 2010

AF447: termina la búsqueda de las cajas negras




AF447: termina la búsqueda de las cajas negras

Gerardo Lissardy BBC Mundo, París

La búsqueda de las cajas negras del vuelo AF447, que hace un año cayó al Océano Atlántico con 228 personas a bordo, terminó sin éxito y se ignora si se retomará algún día, anunció la oficina francesa que indaga la tragedia.

"La fase número tres (de búsqueda) está terminada", declaró Alain Guilldou, jefe de comunicación de la oficina investigadora francesa BEA, en diálogo telefónico con BBC Mundo este martes.

Guilldou dijo que los esfuerzos concluyeron "sin resultados" y que "por el momento ninguna decisión se ha tomado" sobre una eventual nueva fase de búsqueda, reclamada por los familiares de las víctimas.

El Airbus 330 de Air France se precipitó al océano cuando volaba de Río de Janeiro a París la noche del 31 de mayo al 1 de junio del año pasado y todas las personas que viajaban a bordo fueron declaradas muertas.

Oficialmente siguen sin determinarse los motivos de la caída, y la BEA asegura que sólo las cajas negras podrían develar el misterio, pese a que varios expertos han culpado a las sondas de velocidad que tenía el avión.

El anuncio del fin de la tercera fase de búsqueda submarina surgió mientras la prensa francesa informaba que existen discrepancias entre la BEA y el ejército francés sobre el lugar donde estarían las cajas negras.

"Dificultades"

La fase de búsqueda en el Atlántico que acaba de declararse concluida comenzó en abril con la participación de un barco estadounidense y otro noruego, así como sónares (detectores de objetos sumergidos) y robots submarinos.


La operación fue definida por los investigadores franceses como una de las "más complejas" que se haya hecho bajo el mar y tuvo el apoyo de expertos alemanes, brasileños, británicos, estadounidenses y rusos.

La búsqueda se concentró en un área de hasta 2.000 kilómetros cuadrados, apenas una décima parte de la zona del Océano Atlántico que se había rastreado previamente, fuera de la costa noreste de Brasil.

La zona marcada tenía un fondo irregular y profundidades de hasta 4.000 metros, lo que suponía un desafío para los expertos.

"Usted conoce las dificultades que hay en ese océano, su profundidad y un relieve difícil", comentó Guilldou.

Pese a ello, el director de la BEA, Jean-Paul Troadec, había asegurado, al anunciar esta fase de búsqueda, que las posibilidades de hallar las cajas negras eran "muy superiores a 50%".

"Cuestión de apreciación"

El área se había delimitado de acuerdo a la opinión de oceanógrafos y especialistas de distintos países, que tuvieron en cuenta las corrientes marinas y los vientos en el día del accidente.

Sin embargo, el Ministerio francés de Defensa sorprendió a muchos cuando a comienzos de mes anunció que había localizado otra zona del Atlántico donde cree que se encuentran las cajas negras del vuelo AF447.

Esa zona está unos 60 kilómetros al oeste de donde se desarrolló la tercera fase de búsqueda de las cajas negras por parte de la BEA.

Militares franceses informaron que delimitaron esa zona tras analizar datos recolectados por un submarino que habría grabado señales que emitían las cajas negras poco después de la tragedia.

Sin embargo, el diario francés Le Figaro informó, en base a una fuente cercana a la BEA, que los militares habrían confundido esas señales con otras sin relación con el vuelo AF447.

"Son personas diferentes que abordaron las cosas", le dijo Guilldou a BBC Mundo. "Es una cuestión de apreciación simplemente, pero no tenemos diferencias (ni) hay polémica entre nosotros".

Sin embargo, aseguró que la BEA concentró la búsqueda en la zona correcta. "Si no lo pensábamos, no lo habríamos hecho", comentó.

"Varios socios"

La agencia de noticias AFP informó este martes que familiares de las víctimas del vuelo AF447 reclaman una cuarta fase de búsqueda de los restos del avión y están molestos con el anuncio del fracaso de la tercera.

"Las familias de las víctimas siguen sacudidas cerca de un año después del accidente entre los anuncios y los contra anuncios", dijo Jean-Baptiste Audousset, presidente de una asociación de familiares.

Pero Guilldou aseguró que la decisión sobre una eventual nueva fase de búsqueda "la deben tomar varios socios, porque está el lado científico y financiero, por lo que hay que ver entre diversas personas y organismos".

La BEA indicó que se han invertido cerca de US$36 millones en la búsqueda de las cajas negras, incluidos los cerca de US$14 millones aportados por Air France y Airbus para la tercera fase.

En su segundo y último informe preliminar sobre la tragedia emitido en diciembre, la BEA indicó que "las circunstancias exactas del accidente y sus causas siguen sin ser determinadas".

Sin embargo, admitió que los sensores de velocidad Pitot que tenía el avión pueden dar información errónea en la altura y recomendó modificar los criterios para habilitarlos.

Los sensores Pitot fueron señalados por pilotos y expertos en aviación como la probable causa de la tragedia, pero la BEA negó que la caída del avión se explique sólo por una incoherencia en las mediciones de velocidad.




BRASIL

RECLAMA MÁS VUELOS A LA ARGENTINA

La Agencia de Aviación Civil de Brasil (ANAC) denunció que Argentina está dificultando la expansión del mercado a aerolíneas brasileñas, provocando altos precios en el valor de los pasajes. "Estamos en el límite máximo de vuelos con Argentina y precisamos aumentarlos. Nuestras compañías ya están usando todos los vuelos disponibles y necesitamos que el gobierno argentino autorice el aumento", declaró Solange Vieira, presidenta de ANAC, en una reunión de europeos y latinoamericanos sobre aviación civil que se celebra en Río de Janeiro. Actualmente existen 133 frecuencias de vuelos, y Brasil pide otras 30 para sus aerolíneas.

La responsable de la aviación civil brasileña estimó que un aumento de autorización de vuelos permitiría a otras aerolíneas, además de Gol y TAM, entrar en ese mercado. Según la mirada brasileña, una de las razones de la reticencia del gobierno argentino en atender esta demanda sería proteger a la estatal Aerolíneas Argentinas que pasa por un momento delicado de reestructuración para tratar de hacer frente a su abultado déficit operativo.




"Aena está vetando la entrada de los medios de comunicación a torres y centros de control"

César Cabo en Telemadrid


No hay comentarios.:

Publicar un comentario