miércoles, 29 de septiembre de 2010

Accidente en Mexico: Beechcraft N91VH mueren dos pilotos argentinos




CLARIN

Cae una avioneta en México: mueren dos argentinos

29/09/10 Se trata del médico Marcelo Gullino y de René Cassini, piloto del gobierno de Santa Fe.

PorMexico. Agencias



Marcelo Gullino había ido a buscar una avioneta y se encontró con la muerte. René Cassini, piloto profesional, lo acompañó en la misión y tuvo el mismo destino atroz. Ambos eran santafesinos y fallecieron el sábado en la lejana Baja California, luego de que la Beechcraft que piloteaban se estrellara contra una formación de cerros en Sierra de La Laguna, norte de México.

Gullino, médico gastroenterólogo, y Cassini, que pertenecía al staff de pilotos de la gobernación santafesina, habían viajado hasta San Diego, Estados Unidos, para adquirir la avioneta.

Cuando volaban rumbo a Cabo San Lucas (Baja California), para luego desde allí regresar hacia Argentina, se toparon contra la ladera de una formación rocosa conocida como cerro Picacho.

Murieron en el acto .

La noticia se conoció ayer, luego de que personal del ejército y la armada mexicanos pudieran acceder a la zona del accidente (a 1500 metros de altura), tarea que no habían podido realizar debido al mal tiempo de los últimos días.

Destacado gastroenterólogo -trabajaba en el Hospital Público de su ciudad y en otras instituciones-, Gullino (43 años) era también piloto, actividad que compartía con su otra pasión, el kitesurf.

Cassini (50), por su parte, era un profesional muy respetado entre los pilotos y era, en muchas ocasiones, el encargado de llevar al gobernador Hermes Binner en sus vuelos oficiales. “ Era un profesional excelente ”, dijo Julio De Bernardi, director de Movilidad y Aeronáutica de Santa Fé. “Hacía 20 años que trabajaba con nosotros.

Tenía una experiencia incalculable, no era un improvisado , sino un gran piloto y habitualmente estaba a cargo del avión de Gobernación”, agregó.

Si bien aún no se saben las causas del accidente, se cree que el mal tiempo y las dificultades naturales de esa zona escarpada conspiraron contra la visibilidad de los argentinos, cuyos cuerpos quedaron destruidos.

Según testimonios de su círculo íntimo, Gullino era un amante de la aventura, pero era muy respetuoso en todas las actividades que emprendía . “Era amable, solidario y sobre todo era muy cauteloso y estricto con todo el tema seguridad. Por eso nos sorprendió tanto su muerte”, contó a Clarín José María Kakasú, instructor de la escuela de Kitesurf a la que Gullino asistía desde hacía tres años en Santa Fé. “Además era un tipo muy querido y sé que como médico era muy generoso. Un gran formador de profesionales”.

Antes de emprender el regreso desde San Diego, Gullino envió un último mensaje a sus más íntimos (ver destacado).

A última hora de ayer personal diplomático de la Embajada Argentina en México ultimaba los detalles para traer los cuerpos a la Argentina. Los esperaban sus familiares. Entre ellos la hermana de Gallino, que les envió a sus más íntimos la último instantánea de su hermano, con este texto: “Les mando la última foto que él nos envió, para que vean en su cara la terrible felicidad que tenía por haber podido ir a buscar su avión.

Era su pasión...”


El Sudcaliforniano
28 de septiembre de 2010


Policiaca
¡Recuperan dos cuerpos del avionazo!
.- Desde el aire así se observaba ayer la zona del desplome de la avioneta tipo Cesna -cerro "El Picacho"-, que al medio día del pasado 25 de septiembre de 2010 se accidentó. Foto: El Sudcaliforniano

Porfirio Sarabia Pacheco



La Paz, Baja California Sur.- Después de 48:00 horas -25-27 de septiembre de 2010- de haberse desplomado en la Sierra de la Laguna la avioneta tipo Cesna, matricula N91VH, modelo Beech, procedente de San Diego, California USA, con escala al Aeropuerto Internacional de San José del Cabo, Baja California Sur.

Personal del Ejército Mexicano, Armada de México y de protección Civil de Los Cabos, tras ardua tarea de ascenso a la sierra y el mal tiempo que imperaba en la zona lograron llegar a la cima y recuperaron ayer al medio día dos cuerpos sin vida.

Se trata de los occisos: Marcelo Gullino -piloto- y René Cassini -copiloto- ambos de nacionalidad Argentina. Rafael Homero Arvizu Alvarado, titular de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, informó que eran las dos únicas personas que viajaban a bordo de la aeronave.

Añadió que por el mal tiempo que imperaba en la zona, se dificultó mucho el acceso, el cual se logró ayer a las 12:30 horas aproximadamente.

Al lugar de los hechos se constituyó el Agente del Ministerio Público del Fuero Común Investigador, así como el licenciado Hugo Mendoza Núñez, titular de la Subprocuraduría de la Zona Sur, quien dio fe de los hechos.

Arvizu Alvarado expresó, que los cuerpos serían trasladados a esta capital para la práctica de la necropsia de ley y determinas las causas de la muerte.

Dicha avioneta días antes había sido comprada en San Diego, California USA, por el propietario hoy occiso Marcelo Gullino y la trasladaba a la capital Buenos Aires, Argentina.

La Procuraduría General de Justicia del Estado, emitió ayer un comunicado señalando que el día 25 de septiembre de 2010 en las inmediaciones de la Sierra de la Laguna a 500 metros del cerro conocido como "Picacho", jurisdicción del poblado de San Dionisio, Baja California Sur, se había desplomado una avioneta.

Asimismo, teniendo conocimiento el Agente del Ministerio Público del Fuero Común Investigador, dando aviso a la teniente Angélica Zamora, de la Segunda Zona Naval Militar, subteniente oficial de Permanencia Alejandro Ramón Zambrano, José Gajón de la Toba, director de Protección Civil del Estatal.

Francisco Márquez Cota, director de Protección Civil Municipal, Eduardo Fuentes Vázquez, teniente de Infantería del 49 Batallón de Infantería, licenciado René Flores Orozco, perito en Criminalística de la Procuraduría.

Se solicitó apoyo al Sector Naval Militar, realizándose un vuelo de reconocimiento en las inmediaciones de la Sierra de la Laguna a la altura del rancho denominado "La Palma", subdelegación de San Dionisio, Baja California Sur, para dar con la localización de la avioneta.

Teniéndose conocimiento por parte de Rodrigo Murillo, inspector de la Comandancia del Aeropuerto Internacional de San José del Cabo, Baja California Sur, que se trata de una avioneta tipo Cesna, matrícula N91VH, modelo BEECH, cuatro plazas.

En la cual al parecer iban a bordo cinco personas, motivo por el cual se implementó una cuadrilla integrada por Un teniente del 49 Batallón de Infantería, al mando de 13 elementos, 6 elementos de Protección Civil, 3 elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal, 2 elementos del H. Cuerpo de Bomberos, 4 guías de la comunidad, 1 comandante de la Policía Ministerial del Estado, 1 perito criminólogo y 2 elementos de Servicios Periciales.

Por lo anterior y contando con el apoyo y coordinación de todas las fuerzas armadas como son el Ejército Mexicano, Secretaría de Marina y Protección Civil.

En conjunto se buscó la recuperación de los cuerpos de los tripulantes de la avioneta, por lo que en un helicóptero de la Secretaría de Marina el licenciado Hugo Mendoza Núñez, subprocurador Regional Zona Sur, llegó a las coordenadas Latitud 12 33 56 N Longitud 109 58 54 W a 5500 pies de altura.

Siendo el lugar del impacto de la avioneta para proceder a dar fe ministerial de los hechos y proceder con apoyo del Ejército Mexicano, Secretaría de Marina y personal de Protección Civil a recuperar los cuerpos que por las condiciones del terreno es difícil su recuperación.

Hasta el momento son dos personas confirmadas que venían a bordo de la avioneta siniestrada de nombre Marcelo Gullino y René Cassini, de Santa Fe Argentina.

Lo anterior fue confirmado por la ministra Mónica Deregibus de la Embajada de Argentina en México. La información proporcionada a la Procuraduría General de Justicia del Estado, por parte de la Embajada de los Estados Unidos en México, señala que la avioneta venía procedente de San Diego California y se dirigía a Argentina.

El licenciado Karim Francisco Martínez Lizárraga, procurador General de Justicia del Estado, ha estado en contacto permanente con las autoridades de la Embajada de Argentina en México, brindándoles todo el apoyo legal y logístico para lograr la pronta recuperación de los cuerpos de los ciudadanos argentinos, mismos que serían traídos a esta ciudad de La Paz, Baja California Sur, para realizar la necropsia de ley y los trámites consulares correspondientes.

Personal de Dirección de Aeronáutica Civil se encuentra en el lugar del accidente a efectos de emitir el peritaje correspondientes, para determinar las causas del desastre aéreo de lo cual se informará de manera oportuna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario