martes, 21 de diciembre de 2010

Aeropuertos europeos bajo la nieve

La Unión Europea califica de "inaceptable" la situación en los aeropuertos

El comisario de Transportes recuerda que la nieve no es una circunstancia excepcional en el continente








El caos aéreo que afecta a gran parte de Europa en estos días debido a los vuelos cancelados por el mal tiempo ha llevado a la Comisión Europea (CE) a pedir que se refuerce la preparación de los aeropuertos para hacer frente a una situación que ha calificado de "inaceptable". La nieve ha dejado en tierra miles de vuelos y viajeros en Reino Unido, Alemania, Bélgica y Francia.

"Es inaceptable y no debería repetirse", ha indicado en un comunicado el comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, quien ha asegurado que tiene previsto reunirse en los próximos días con los responsables de los aeropuertos para pedirles explicaciones. Bruselas quiere analizar cuáles son los puntos débiles en la actualidad, tomar las medidas necesarias y planificar la inversión que se precise para operar de manera más efectiva en el futuro, ya que la experiencia de los últimos años prueba que la nieve no es una circunstancia tan excepcional en Europa occidental.

La Comisión no pone en duda que la seguridad es lo primero, pero estima que los países miembros deben seguir trabajando seriamente, como han hecho hasta ahora, para contar con planes adecuados de emergencia para hacer frente a estas situaciones. Los problemas de infraestructura, como el cierre del aeropuerto de Bruselas por falta de líquido anticongelante, parecen el punto más débil en la actualidad.

Requisitos mínimos de calidad

La CE se ofrece a abordar la cuestión en el paquete de medidas sobre aeropuertos que prevé presentar antes del próximo verano y a incluir en él requisitos mínimos de calidad para asegurar que se respetan los servicios mínimos. El Ejecutivo comunitario ha recordado además que los pasajeros que sufran retrasos y cancelaciones por el temporal tienen derecho al reembolso del precio total del billete o bien a ser reconducidos a su destino a través de una ruta alternativa, así como a ser informados sobre la evolución de la situación y a recibir asistencia y alojamiento gratuito.

También podrán reclamar compensaciones por el trastorno sufrido, aunque es probable que les sean denegadas si las autoridades del país deciden que las condiciones meteorológicas adversas pueden considerarse "situación excepcional", en cuyo caso la aerolínea tiene que hacerse responsable.

Los viajeros no son los únicos afectados, el temporal también es un revés para las aerolíneas. Un ejemplo es British Airways, empresa que según los cálculos de los analistas puede perder alrededor de 10 millones de libras (unos 11,8 millones de euros) al día.

Fuente: El País.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario