sábado, 5 de febrero de 2011

Estados Unidos, comienza un cambio que llevará una década en su sistema de control de tráfico aéreo

La FAA y Jet Blue, listos para el nuevo programa de control del tráfico aéreo Agencias

El pasado jueves, JetBlue y la FAA, dieron una fecha que marcará el comienzo de una nueva era en el control del tráfico aéreo en los EE.UU., 2012. La nueva tecnológía estará basada en la navegación satelital, y la compañía de bajo coste será la plataforma para experimentarlo. Su implementación en todo el territorio, llevará una década.


Hasta 35 A320 de la compañía JetBlue, serán equipados con esta tecnología, que permitirá a los controladores, "tener a la vista" en todo momento los aviones.Así lo anunciaron los funcionarios de la FAA ayer jueves en una Conferencia de Prensa, en el Aeropuerto Ronald Reagan de Washington.

Esta tecnología permitirá optimizar la precisión de ruta entre Boston y Nueva York, Caribe o Florida. El ahorro de tiempo, dinero y combustible, es el objetivo.

El enorme proyecto de la FAA, consiste en reemplazar la totalidad del sistema de control del tráfico aéreo de los EE.UU., nada menos. Actualmente, éste, se basa en una tecnología radar, de la Segunda Guerra Mundial. Ahora se basará en el GPS.

La tecnología radar actualiza la ubicación de los aviones entre 5 y 12 segundos. Con la nueva tecnología que se va a aplicar, está actualización será practicamente instantánea(+-1 segundo). Con esto se conseguirá el gran sueño de los controladores aéreos, llegar al posicionamiento en tiempo real. Como valor añadido, podrán juntar más los aviones, lo que permitirá mejorar la cadencia de despegues y aterrizajes, y por lo tanto la eficiencia global del sistema, evitando la ya crónica congestión.

Para conseguir todo esto, la FAA habrá de instalar nuevos equipos, software, así como procedimientos, para que el nuevo sistema funcione de forma segura y eficaz. Tambien los operadores deberán adaptarse, instalando a bordo sistemas "nextgen".

Se preveé que el proyecto global esté implantado en una década, y su coste estimado será de unos 22 millones de dólares para la FAA y otros 20 para la propia industria.
FAA es en el proceso de poner en lugar de nuevos equipos, software y procedimientos para que el nuevo sistema funcione. Pero airlines y otros operadores de aviones tendrá que instalar equipo incorporado a fin de utilizar el nuevo sistema de "nextgen". Se espera que el proyecto tome más de una década para completar a un costo para la FAA de hasta 22 millones de dólares y a la industria tanto como 20 millones de dólares.

Algunas de las compañías, reticentes a este coste, pretenden que la FAA las ayude en el equipamiento a bordo. De hecho, la FAA, acordó pagar 4,2 millones para el hardware y software necesarios para esta primera experiencia con JetBlue. Además la compañía pagará la instalación y el mantenimiento de los equipos, así como la capacitación de despachadores y tripulaciones para su uso.

A cambio de ello, la FAA, reunirá todos los datos sobre la eficiencia real del nuevo sistema en el corredor costero para evitar la congestión.

El administrador FAA, por boca de Randy Babbitt dijo en una declaración que esperan que finalmente los operadores aéreos estarán de acuerdo instalar equipo que permite a sus pilotos tambien ver las ubicaciones de otros aviones, algo que no es posible con un radar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario