Ir al contenido principal

Centros de aviso de cenizas volcánicas


Centros de aviso de cenizas volcánicas

La función de un VAAC es proporcionar asesoramiento de expertos, en vigilancia de 24 horas, a los ACC/OVM en su zona de responsabilidad respecto a la amplitud y al movimiento pronosticado de una nube de cenizas volcánicas. Se requiere esta información en las OVM para expedir SIGMET sobre cenizas volcánicas. Los VAAC vigilan las nubes de cenizas volcánicas utilizando los datos recibidos de varios satélites meteorológicos y pronostican el movimiento de las nubes de cenizas mediante modelos por computadora de transporte y dispersión de las cenizas volcánicas.

La OACI ha designado a los siguientes VAAC para que asesoren a las OVM acerca de la amplitud y del movimiento pronosticado de las cenizas volcánicas dentro de una zona convenida de responsabilidad:

Anchorage, Estados Unidos; Buenos Aires, Argentina; Darwin, Australia; Londres; Reino Unido; Montreal, Canadá; Tokio, Japón; Toulouse, Francia; Washington, Estados Unidos; y Wellington, Nueva Zelandia.

En circunstancias normales, se notificará al VAAC por parte de las OVM asociadas que ha ocurrido una erupción volcánica en su FIR y al mismo tiempo la OVM requerirá información de asesoramiento. El VAAC inicia inmediatamente la actuación del modelo por computadora de transporte y dispersión de cenizas volcánicas a fin de proporcionar asesoramiento sobre la trayectoria pronosticada de las cenizas volcánicas.

Seguidamente el VAAC verifica la última información recibida por satélite de todas las fuentes disponibles para evaluar si pueden discernirse las cenizas a partir de los datos por satélite en cuyo caso se indicará también su amplitud. Se transmite inmediatamente esta información a la OVM y a los ACC/FIC junto con el pronóstico de trayectoria de las cenizas volcánicas si se dispone al mismo tiempo de este. La confirmación inicial de que por cierto pueden detectarse las cenizas volcánicas a partir de datos por satélite y acerca de su extensión es información de suma importancia para la OVM y los ACC/FIC puesto que constituye una medida inicial de la confianza que tenga el ACC/FIC para modificar la ruta de las aeronaves o para activar si fuera necesario los arreglos de contingencia del ATC.

A continuación el VAAC interesado supervisa los datos por satélite y proporciona pronósticos regulares de trayectoria de cenizas volcánicas a la OVM, a los ACC/FIC y a las líneas aéreas hasta la fecha en que cese la erupción y el espacio aéreo ya no esté contaminado de cenizas. Se han establecido arreglos de forma que si por cualquier motivo un VAAC no está en disposición de proporcionar el pronóstico de trayectorias de cenizas volcánicas pudiera pedirse a otros VAAC que lo hagan así.

Para orientar a los Estados, la OACI ha elaborado un conjunto de procedimientos de la IAVW en los que se atiende a las responsabilidades precedentes y se incluyen en el Manual sobre la vigilancia de los volcanes en las aerovías internacionales (IAVW) – Procedimientos operacionales y lista de puntos de contacto (Doc 9766). Además, en los Anexos pertinentes de la OACI (Anexos 3, 10 y 11) se incluyen disposiciones relativas a la función de los VAAC en base a los procedimientos de la IAVW.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON

La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quiebres de…

La incursión en Barcelona - Una aproximación desde la Seguridad Operacional

Incursión en la pista. Todo suceso en un aeródromo que suponga la presencia incorrecta de una aeronave, vehículo o persona en la zona protegida de una superficie designada para el aterrizaje o despegue de una aeronave (DOC 9870 Manual sobre la prevención de incursiones en la pista)

Según los datos publicados en The Aviation Herald la distancia entre el A340 de AR y el B767 de  UTAir era de 1,7 millas. La siguiente imagen muestra la distancia entre ambas. En la calle M cruzando la pista 02, en base a esos datos publicados la situación quedaría así:




Cabe aclarar algo sobre el video que se ha viralizado en las redes. Las distancias no son lo que parece, el zoom y la posición del que filma dan la sensación de cercanía que no es tal. La posición del A340 que se encuentra en primer plano y el avión aproximando en segundo plano, da espectacularidad y parece que están a punto de impactar, en mi opinión, no es así, teniendo en cuenta los datos de Aviation Herald.
Este comentario no le quita gr…

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1).
El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos.
Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs (La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del talco qu…