viernes, 17 de junio de 2011

Procedimiento para mitigar el efecto de cenizas en aeropuertos


PROCEDIMIENTOS RECOMENDADOS PARA MITIGAR EL EFECTO DE CENIZAS VOLCÁNICAS EN LOS AEROPUERTOS

Extracto de “Mitigación de los efectos de cenizas volcánicas en las aeronaves en vuelo y en los sistemas de apoyo” por J.R. Labadie. Trámites del primer Simposio Internacional sobre cenizas volcánicas y seguridad de la aviación.

Las técnicas para que disminuyan los efectos de las cenizas volcánicas pueden agruparse en tres amplias categorías:

1) mantener las cenizas alejadas,

2) controlar las cenizas que entran y

3) disponer de las cenizas.

Estas categorías son más bien una ilustración que categorías discretas y algunas de las técnicas de mitigación tendrán aplicación a los tres casos. Se requerirán medidas de mitigación continuas mientras estén presentes las cenizas. Las cenizas depositadas se incorporan fácilmente a la atmósfera y una capa de 2 mm puede ser tan molesta como una capa de 50 mm.

La técnica más eficaz para reducir los daños relacionados con las cenizas o la perturbación del
equipo es evitar utilizar tal equipo: desactivarlo, cerrarlo, guardarlo dentro o sellar el área hasta que las cenizas puedan retirarse. Esta táctica solamente es aceptable por períodos breves de tiempo puesto que deben reanudarse las operaciones en algún momento.

En todo caso, las técnicas de eliminación no servirán para suprimir todas las cenizas.

Quedarán residuos en tierra y serán soplados hacia el aire por el viento, por los vehículos que pasen y por las aeronaves que despeguen. Por lo tanto, un programa acelerado e intensivo de inspección, mantenimiento, limpieza y supervisión será necesario durante la parte principal de deposición de cenizas y después de esa parte principal.

Limpiar el aire ambiente y mantenerlo limpio es la clave para reducir los problemas en las operaciones y en el mantenimiento.

Soplar las cenizas hacia afuera de un tablero de circuitos es inútil si las cenizas son tan finas que permanecen suspendidas por varios minutos. La dificultad de intentar realizar tareas de mantenimiento en una atmósfera ya contaminada de cenizas es obvia. Los procedimientos de “sala limpia” pueden ser utilizados para aislar una zona y mantenerla libre de cenizas pero solamente en circunstancias ideales.

Algún equipo, los motores de las aeronaves, por ejemplo, es tan grande que no puede ser tratado de ese modo. Pueden utilizarse tiendas de campaña o lonas para que disminuya la contaminación en bruto. Sin embargo, las partículas finas de cenizas volcánicas pueden penetrar en orificios muy pequeños y costuras y es esta característica la que hace a las cenizas volcánicas tan dañinas para el equipo crítico.

Algunos procedimientos de mitigación pueden ocasionar otros problemas, o ser en realidad
contraproducentes, dependiendo de las circunstancias. Por ejemplo, añadiendo filtros a un sistema de computadora se reducirá la cantidad de contaminación de cenizas pero también disminuirá la corriente de aire. El aumento resultante de la temperatura puede modificar las características de funcionamiento de componentes delicados o incluso causar daños.

Añadir un ventilador mayor aumentaría la corriente de aire pero no todas las computadoras, especialmente los equipos más pequeños, pueden ser fácilmente modificados. Otro ejemplo es el uso de humedad para controlar las cenizas.

Alfombras mojadas aumentarán la humedad relativa y ayudarán a mantener las cenizas en el suelo; sin embargo, las cenizas volcánicas mojadas o incluso húmedas son conductoras de electricidad.

Ningún método por sí solo será absolutamente eficaz, una combinación de procedimientos ha demostrado ser el método de mejores resultados para controlar las cenizas volcánicas. Una supervisión constante y reevaluación de los efectos de las cenizas y del proceso de mitigación serán requeridos para lograr el equilibrio más eficaz entre las necesidades operacionales y el nivel deseado de limitación de daños. En las secciones siguientes se resumen las técnicas de mitigación de cenizas para determinadas aeronaves y sistemas de apoyo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario