lunes, 24 de octubre de 2011

Combustible, recaudos a tener en cuenta

Algunas cuestiones importantes sobre el combustible

En relación a la performance de la aeronave, la cantidad de combustible disponible a bordo de la misma es sólo “tiempo en sus tanques”. El manejo de ese tiempo debería ser de primera importancia en la lista de prioridades del piloto y que esté completamente familiarizado con el sistema de combustible de la aeronave y con los procedimientos de utilización del combustible .
 
Realizar adecuadas preparaciones previas al vuelo, para asegurarse que existe la cantidad suficiente de combustible limpio a bordo de la aeronave para el tiempo que llevaría llegar a destino, más una reserva apropiada, predecida en base a la performance de la aeronave.

El piloto debería conocer y entender las posiciones de las válvulas o llaves selectoras de combustible de la aeronave. Las marcaciones deberían ser legibles y las llaves deberían ser fáciles de operar y con acción de auto-retención.

Denería estar familiarizado con la secuencia para seleccionar los tanques de combustible de la aeronave. 

Usar más cantidad combustible de los tanques que la recomendada (especialmente durante el despegue y aterrizaje) puede provocar un faltante en el suministro de combustible (fuel starvation). En muchas aeronaves ocurre el retorno del combustible no usado, por el carburador al tanque. Si el tanque está lleno, puede ocurrir la pérdida de combustible a través del venteo, reduciendo por lo tanto la autonomía de la aeronave. 

El  piloto al mando debería conocer la cantidad total de combustible usable antes de preparar el vuelo. El combustible “no usable” no debería tenerse en cuenta cuando se planifica un vuelo.

El piloto debería efectuar una inspección visual antes de cada vuelo, para asegurarse que los tanques de combustible están llenos si está habituado a volar con cargas parciales de combustible en cada tanque antes del vuelo. El confiarse plenamente sólo en las indicaciones de los medidores de combustible a menudo ha resultado en que el combustible no fuera el suficiente para llegar a destino, produciéndose el consiguiente accidente.

El piloto deberá efectuar un control completo de los drenajes de combustible de todos los colectores antes del vuelo. Consultar el Manual del Propietario y el Manual de Vuelo, para realizar los procedimientos adecuados.
 
Durante la inspección previa al vuelo, verificar que los venteos del tanque no estén obstruidos.
Controlar el flujo de combustible, desde cada tanque hacia el motor, antes de iniciar el rodaje. 
Recuerdar que es necesario un cierto tiempo para este control, ya que en el carburador y en las líneas de alimentación siempre queda una cierta cantidad de combustible que puede ser usado antes que el piloto conozca que eventualmente no hay flujo de combustible desde un tanque.

Determinar si los cebadores manuales están cerrados y bloqueados en la posición cerrada, después de ser usados.

Estar completamente familiarizado con los procedimientos de operación de la bomba auxiliar de combustible, principalmente usada en la puesta en marcha.

Antes de cambiar de tanque a utilizar, controlar la cantidad de combustible en el tanque a utilizar y después de mover la llave selectora controlar que la misma está en la posición deseada, para asegurarse qué tanque fue seleccionado.

Después de selectar el tanque de combustible a usar, controlar la presión de combustible, hasta asegurarse que el combustible fluye desde el tanque selectado.


Fuente:
CIRCULAR DE ASESORAMIENTO. 
CA: 20-105A DIRECCIÓN NACIONAL DE AERONAVEGABILIDAD.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario