sábado, 26 de noviembre de 2011

Medición del rozamiento de pista

Cuando en el aeropuerto no se dispone de equipo de medición del rozamiento, en nuestro país en el 98% de los casos, el explotador debe realizar inspecciones visuales periódicas de las condiciones de mantenimiento para asegurarse de que las condiciones de la superficie del pavimento son aceptables para las operaciones de los aviones.  En las inspecciones visuales de mantenimiento deben seguirse los siguientes procedimientos

En todos los aeropuertos que operan aviones de reactores deben realizarse periódicamente inspecciones visuales de las pistas para asegurar que el rozamiento de la superñcie del pavimento de pistas mojadas no disminuye a valores por debajo de los niveles mínimos recomendados.

En la Tabla A2-1 que puede utilizarse como guía para programar las inspecciones visuales de las pistas, se  proporciona la periodicidad propuesta de realización deanilisis del rozamiento, basándose en el número de operaciones diarias de los aviones de turborreacción en cada extremo de las pistas.


Inspección anual de las condiciones de la superficie de los pavimentos. Durante la realización de inspecciones visuales de la pista, se debe dejar constancia de la condición de la superficie de los pavimentos y se debe tomar nota de la amplitud y de la cantidad de cauchos acumulados en la superficie, del tipo y de la condición de la textura del pavimento, de la existencia de problemas de drenaje, de la condición del tratamiento de la superficie y de cualquier indicio de defectos estructurales del pavimento. El que realiza la inspección debería tocar con la mano la superficie del pavimento en diversos lugares de la zona de toma de contacto para estimar mejor el porcentaje de depósitos de caucho que cubren la textura del pavimento. Las mediciones de la profundidad de la textura del pavimento deben realizarse por lo menos tres veces al año cuando hay más de 31 llegadas diarias de aviones de turborreacción por cada extremo de la pista. Deben efectuarse por lo menos tres mediciones en cada una de las zonas de toma de contacto, de la parte central y de la parte de recorrido en tierra de la pista. Debe registrarse para cada zona el promedio de profundidad de la textura.
Estas mediciones deben constituir una parte de la inspección ordinaria del aeropuerto respecto a la condición de la superficie de las pistas se hayan o no se hayan efectuado mediciones del rozamiento. Las mediciones pueden utilizarse para evaluar el deterioro de la textura de la superficie del pavimento ocasionado por acumulación de contaminantes y por el influjo que el frenado de los aviones tiene en el desgaste y en el pulimento de la superficie.
En pavimentos estriados, deben efectuarse mediciones de la profundidad de la textura en zonas no estriadas tales como en las cercanías de juntas transversales o en el empotrado de las luces.

Un método para determinar el espesor de la contaminación es el siguiente

Se esparce sobre la superficie un volumen conocido de grasa hasta que se colmen todas las cavidades. Si el volumen conocido se divide entonces por el área cubierta, puede encontrarse la profundidad media de las cavidades. 
Este tipo de medición puede indicar Únicamente el efecto de la velocidad en la curva de la relación velocidad/rozamiento y ello se ha confirmado con experimentos prácticos (véase 1.5.15).
MÉTODO DE MANCHA DE GRASA

A. Equipo necesario
1. Un cilindro metálico abierto en ambos extremos, con un volumen interno de unos 16 000 mm3. El volumen real no es crítico siempre que se conozca exactamente. Podrían considerarse como dimensiones apropiadas las siguientes:
diámetro interno del tubo, 25,4 mm; longitud 32,3 mm.

2. Una espátula para enmasillar.

3. Un pistón ajustado con vástago impulsor para expeler la grasa del cilindro.

4. Una barredera de madera o aluminio recubierta de caucho, de unos 30 a 40 mm de ancho.

5. Cinta adhesiva protectora.

B. Procedimiento para la prueba

1. Primero se rellena el cilindro de pmeba con cualquier grasa de uso general, utilizando la espátula con el fin de evitar que quede aire atrapado, y a continuación se alisan los extremos con la misma espátula. Se pegan dos líneas paralelas de la cinta adhesiva sobre la superficie de la pista con una separación de unos 10 cm y se coloca una tercera línea de cinta en ángulo recto con las dos cintas paralelas en uno de los extremos de las mismas. Se hace salir la grasa del cilindro por medio del pistón y se extiende en el área de prueba, esparciéndola para que penetre en los huecos de la superficie hasta el nivel de las partes salientes y dándole
una forma rectangular entre las líneas paralelas de cinta protectora. Debe tenerse cuidado de que no quede ninguna grasa sobre las cintas adhesivas o en la barredera.

2. Se mide el volumen del cilindro de prueba y las dimensiones de la mancha de grasa. Se calcula el promedio de la superficie de tos huecos mediante la siguiente ecuación:
Después de terminar las pruebas, debe quitarse la grasa de la superficie de la pista.

Forma de realizar el trabajo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario