miércoles, 14 de diciembre de 2011

Estudio de la seguridad de las operaciones normales (NOSS)

El NOSS es un método para la recolección de datos específicos de seguridad durante las operaciones normales de control del tránsito aéreo (ATC). Con un entrenamiento de aproximadamente una semana, personal de ATC de una organización puede realizar observaciones discretas, por encima del hombro, en el entorno operacional.


Las observaciones típicamente se efectúan durante uno o dos meses y duran alrededor de una hora cada una. Después de cada sesión, los observadores escriben una narración detallada en la que identifican amenazas, errores y situaciones indeseadas que observaron, así como la forma en que se manejaron. Los informes combinados se analizan posteriormente para que la organización tenga un informe general que revele un perfil detallado de las amenazas, errores y situaciones indeseadas más comunes en su operación y de la manera en que éstos se manejan.

Esta información ayudará al proveedor de servicios de tránsito aéreo (ATSP) a seleccionar metas para mejoras en la seguridad operacional, por ejemplo, poniendo de relieve deficiencias que podrían solucionarse mediante su sistema de gestión de la seguridad operacional (SMS). También indicará cuáles son las fortalezas de la organización para el manejo de amenazas, errores y situaciones indeseadas. Esa información puede usarse para ampliar con éxito los programas o estrategias de seguridad operacional que existen en la organización y para determinar en dónde deben concentrarse los recursos de seguridad.

El NOSS debería considerarse como un programa cíclico dentro de las actividades de gestión de la seguridad operacional de un ATSP. Después de efectuar cambios específicos de seguridad en la organización como resultado de un NOSS, puede programarse otro para obtener información cuantitativa sobre el efecto que tuvieron los cambios. De acuerdo con la experiencia de las líneas aéreas con las LOSA, parecería que los ciclos de un NOSS cada tres o cuatro años dan tiempo suficiente para que los cambios surtan efecto. Sin embargo, debido a la repetición frecuente de ciertas operaciones de ATC que pueden ser objeto de cambio, el efecto puede medirse después de un período de tiempo más corto. Los NOSS de seguimiento muy probablemente generarán otras metas de mejoras de la seguridad para el ATSP.

El NOSS se basa en el marco del manejo de amenazas y errores (TEM). El TEM es un marco conceptual que ayuda a entender, desde una perspectiva operacional, la interrelación entre la seguridad y el desempeño humano en contextos operacionales dinámicos y difíciles El marco del TEM se centra simultáneamente en el contexto operacional y en las personas que desempeñan las funciones operacionales en ese contexto. El marco describe y diagnostica tanto el desempeño humano como el funcionamiento del sistema. 

Es descriptivo porque capta el desempeño humano y el funcionamiento del sistema en el contexto operacional normal, y genera descripciones realistas. Es diagnóstico porque permite cuantificar los aspectos complejos del contexto operacional en relación con la descripción del desempeño humano en ese contexto y viceversa.

“El uso del marco del TEM nos ha permitido comprender mejor algunos aspectos de nuestra operación, de una manera estructurada y objetiva que no existía antes. Gracias al enfoque del marco del TEM, el énfasis en partes del diseño de nuestro sistema ha cambiado de tratar de controlar errores a tratar de controlar las amenazas (es decir controlar los riesgos potenciales en vez de controlar los resultados). Este es un adelanto significativo en nuestro enfoque de la gestión del riesgo que también se ha aplicado en nuestros procesos de investigación de incidentes.

Fuente: DOC 9910 AN/473

Un interesante trabajo realizado porel CTA Rodolfo Olivares Castro de Mexico


3 comentarios:

  1. Guillermo Oscar Pérez14 de diciembre de 2011, 14:22

    El NOSS (como lo identifican) está bueno.
    Pero exite la posibilidad cierta de que los CTA lo rechacen por sentirse "espiados"
    Lo que deseo criticar enfáticamente es la "MALDITAS MALA COSTUMBRE" que existe en todo el ámbito aeronáutico (y especialmente en la OACI) de utilizar en todos los Documentos Aeronáuticos en idioma Español, acrónimos provenientes de términos del idioma Inglés, sin incluir los términos ingleses de donde surgen esos acrónimos.
    ME PARECE UNA TOTAL FALTA DE RESPETO HACIA EL IDIOMA ESPAÑOL.
    Si les parece más cómodo usar esos acrónimos, por lo menos deben incluir la aclaración en ambos idiomas.
    Es muy dificultoso asociar y memorizar un acrónimo inglés con el significado en español.
    Este tema ya lo dicutí con la bibliotecaria del CIPE.

    ResponderEliminar
  2. Guillermo, siempre en los DOC OACI al principio pone los significados de cada término que usan, yo no los incluyo muchas veces cuando escribo. Igualmente más alla de nuestro idioma español el idioma de uso universal en aviación es el Inglés y el local de cada país solo en ese país. Como los documentos originalmente son siempre redactados en ingles, todo surge en ese idioma. Luego la OACI hace las traducciones a los distintos idiomas. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Guillermo Oscar Pérez14 de diciembre de 2011, 15:13

    Roberto
    Es correcto que al comienzo de todos los Documentos se aclaran loa significados de cada acrónimo que usan, pero la aclaración la hacen en el idioma que está traducico, pero no ponen las palabras originales de donde surgen tales Acrónimos.
    Me hacen sentir como los "BARBAROS" durante el Imperio Romano, que los que no hablaban y/o escribían en LATIN, eran llamados peyorativamente "Bábaros"
    Vamos amigo, ya pasó el tiempo de los Imperops,

    ResponderEliminar