viernes, 15 de junio de 2012

Reportaje a Jorge Cleva, constructor de aeronaves argentino. Una nota de Gabriel Bertolini

Nuevamente nuestro lector Gabriel Bertolini nos envía otra nota a su serie "Constructores". La publico en dos partes porque es extensa y sin desperdicio alguno, asi que quitar una parte sería un pecado.

Ahora entonces la parte uno de dos que publicaré pasado mañana.

¡¡Gracias Gabriel!!

CONSTRUCTORES III

Finalizando estas notas acerca de Constructores representativos de nuestro país, hemos ido hablando con personas que, teniendo esta afición, la han desarrollado de diferentes maneras. Comenzamos con Agustín Solfa, un “artesano” aeronáutico, si es que existe eso, seguimos con Roberto Buonocore, un habilísimo constructor de productos de alta performance y vamos a finalizar con un conocido Jorge Cleva que hizo de la construcción su medio de vida.
Jorge Cleva
Jorge, se ha prestado con su bonhomía habitual, a contarnos como empezó y fue creciendo en la construcción de distintas aeronaves entre las que hay, alas, trikes, ultraligeros, anfibios y otras. Él consiguió el sueño de muchos en este ambiente que es poder vivir de lo que nos gusta. Sugiero que se acerquen a su web donde podrán ver muchas de sus creaciones. Voy a agregar un par de cosas que Jorge con su humildad no ha comentado y es que una de sus Alas se encuentra en el Museo de la Industria de Córdoba y que ha dado unas charlas en la Facultad de Ingenieria Aeronáutica de la Universidad Nacional de Córdoba con un trike en vivo.
En realidad, voy a confesar que a pesar de que siempre fue un proyecto de 3 notas hay una que me gustaría hacer y si se concreta la compartiré con todos ustedes, digamos, como una Post Data de éstas, jaja; aún no quiero decir de quien se trataría por si no es posible concretarla pero supongo que muchos pueden imaginar de quien se trata. Ahora sí, disfrutemos de las respuestas que nos ha dado Jorge que se leen como una novela de aviación con experiencias que nos hablan de lo difícil que es poder realizar cualquier actividad en un país con pocos medios como este.

Jorge Cleva

1) ¿Cómo fue tu primer contacto con el Mundo Aeronáutico y a qué edad?
Creo que, como la mayoría de los constructores, el aeromodelismo fue mi gran motivación, aunque desde niño también hacia barriletes muy grandes en forma de diamante y del tipo cajón. También hacia paracaídas para mi gato,… por supuesto que mi gato no tenía vocación de paracaidista, pero yo igual lo obligaba mediante engaños a la práctica de esta disciplina de la que salió indemne ya que murió de viejo y con todos los huesos sanos, afortunadamente. 

2) ¿Cuáles son tus conocimientos en lo que hace al diseño o construcción de un avión?
El Aeromodelismo me enseñó muchas cosas elementales que las pude aplicar y comprobar. En esa época había manuales de Aeromodelismo muy completos y los jóvenes de aquella época estábamos acostumbrados a leer. Era la única forma de aprender. Hacer un aeromodelo era un trabajo muy instructivo que llevaba mucho tiempo y ejercitaba la habilidad manual y la cerebral. Mi padre era proyectista de maquinas y muy buen dibujante técnico, así que me introdujo de entrada en la realización e interpretación de planos y en el conocimiento científico de cada cosa que me interesaba. Comencé a estudiar Ingeniería Aeronáutica por el año 67, no llegue a aprender nada porque cuando pregunte cuando veríamos un avión me miraron como a un extraterrestre y me contestaron “Acá nunca vas a ver un avión…” Era otra época! Inmediatamente abandone la carrera. No tengo ningún título académico, pero si muchos conocimientos prácticos y teóricos. Tengo una biblioteca importante y siempre estoy estudiando e investigando, uno nunca termina de aprender, menos en esta época que el conocimiento y la tecnología evolucionan muy rápido y permanentemente. Siempre he trabajado con ingenieros en todos mis proyectos, eso genera un intercambio inevitable de conocimientos que por suerte hemos podido materializar en unos cuantos aparatos diseñados y construidos. 

3) ¿Te dedicás actualmente a la industria aeronáutica para vivir?¿Qué edad tenés?
Aunque he intentado hacer otras actividades nunca encontré la motivación suficiente como para dedicarme a otra cosa que no sea construir aviación ultraliviana y experimental de todo tipo. Así que los últimos 35 años he vivido de esto casi con exclusividad.
Nací en 1950, el 26 de Junio cumplo 62 añitos. 

4) ¿Tenías íntimamente pensado que tu afición al vuelo se convertiría en lo que hoy has montado o fue una evolución progresiva?
Cuando era chico jugaba a que tenía una fábrica de aviones y era yo el dueño y el piloto de pruebas. De todos modos poco tenía que ver mi fantasía de niño con lo que fue mi vida real, ya que nunca tuve una fabrica, más bien fue una sucesión de proyectos encadenados que se pudieron materializar y todos volaron satisfactoriamente. Tampoco puedo decir que fue algo planificado, se fue dando y de alguna manera le fui encontrando la vuelta para poder hacerlo medianamente rentable. Aunque como balance te puedo decir que fue mejor de lo que yo hubiera imaginado! 

5) Si llegases a algún tipo de arreglo económico, actualmente en Argentina ¿Te dedicarías a la producción de una aeronave en serie?
No, no creo que en el país se pueda materializar convenientemente un proyecto de esa naturaleza. Por otro lado no me interesa dedicarme a hacer siempre lo mismo. Creo que en el fondo soy un inconstante. Aunque siempre termino lo que empiezo.
He tenido ofrecimientos de ese tipo en España, en Brasil, en Italia y en Estados Unidos, pero nunca me animé a concretarlos por miedo a no poder sostenerlos. Me canso muy rápido de un proyecto, la motivación es mientras se desarrolla hasta que vuela, después pierdo el interés y ya estoy pensando en el próximo. Si, me interesa el asesoramiento y la puesta en marcha de un proyecto, el diseño, armar equipos de gente, la construcción, la búsqueda de los materiales, el diseño de los utillajes, la organización de los proveedores, el perfeccionamiento, las pruebas en vuelo…en fin, todo lo que implica la parte creativa y el desarrollo de un proyecto, pero cuando eso está en marcha yo tengo que hacer otra cosa.
6) ¿Actualmente qué Licencia de Vuelo posees?
Gran Volador del Cielo, jaja

7) Sabemos que son muchos pero, brevemente, ¿Cuántas aeronaves y cuáles son las que llevas construidas, están en vuelo?¿En qué año fue la primera?

Lo primero que construí fue un ala delta del tipo Rogallo de cañas de bambú y velamen de polietileno que no llegó a volar en el año 1973 y la primera que voló fue otra Rogallo de tubos de aluminio y tela de nylon que voló a fines de 1976.
Las aeronaves que mas me representan son las alas delta, sobre todo las alas delta de vuelo libre, aunque en los últimos años solo he construido alas delta para trike, el vuelo libre ha decaído mucho en nuestro país, desplazado por el parapente.
He construido más de veinte modelos diferentes de alas delta, incluidas las de vuelo libre y las de trike y eso representan una totalidad de aproximadamente 200 alas en 35 años. Aviones ultralivianos he construido cuatro o cinco modelos diferentes que deben sumar entre todos unos 30 aparatos más y un experimental anfibio del cual he construido solo 2 prototipos. También he armado muchos ultralivianos y experimentales de Kits importados que sumaran otra veintena de aparatos. Cuantos están volando y donde están cada uno de ellos; es imposible saberlo, pero sé que hay algunos en la EAA de Gral Rodriguez, en algunos aeroclubes del país o en pistas privadas, pero no sé cuantos están en vuelo con exactitud.

8) Si alguien te preguntara si merece la pena construir un avión uno mismo, ¿qué responderías?
Si, totalmente! Es una experiencia muy gratificante y que realmente vale la pena si uno está interesado en la aeronáutica y en realizar un proyecto serio, aplicando un criterio basado en el conocimiento y por el placer personal de concretarlo. 

9) Sabemos que muchos de los materiales utilizados en la Aeronáutica provienen del extranjero. ¿Cómo se solucionan los problemas que surgen de la importación?
No se solucionan, esto es una constante contradicción en la que uno está acostumbrado a moverse pero cada vez es mas complicada! También contribuye al encarecimiento de la actividad.
Cuando yo comencé con esta actividad estaba absolutamente prohibido importar cualquier cosa! Eso nos obligaba a arreglarnos con lo que había en el país, afortunadamente teníamos algunas industrias que nos permitían sustituir materiales. Después vino la era de Martinez de Hoz que abrió completamente la importación y se podía traer cualquier cosa…no hacía falta ser importador, era cuestión de traer lo que uno quisiera. Eso determinó el principio de la destrucción de nuestra precaria industria y fomentó el comercio de lo superfluo e innecesario. Hoy volvemos al principio, pero no tenemos industria ni tampoco disponemos de capacidad técnica actualizada para desarrollarla. Pasamos del negro al blanco sin solución de continuidad! Hoy no se puede nada, mañana esta todo permitido! Es imposible acomodar una economía con semejantes contradicciones! 

10) Hablando de materiales. ¿Con qué materiales te encuentras más cómodo para trabajar?
Me gusta trabajar con cualquier material, todos tienen algo encantador cuando se aplican en algo que vuela. Lo que más me atrae son los materiales compuestos, pero son los más inviables y caros para utilizar en nuestro país. Por lo práctico y sencillo de aplicar, los tubos de aluminio y las telas desmontables me resultan muy atractivos y los utilizo en casi todos mis proyectos. 

11) ¿Qué instalaciones tenés montadas? ¿Tenés alguna máquina o herramienta especial dedicada a la construcción aeronáutica que quieras contarnos?
Tengo un galpón de 150 metros cuadrados y herramientas comunes de taller mecánico más un par de máquinas de coser especiales para las velas y los tapizados. Los trabajos que requieren máquinas específicas como; soldadura, tornería, anodizado, etc, lo hago hacer por terceros. Alta Gracia es cuna de varios equipos de competición de automovilismo, el principal es el taller de Oreste Berta, esto ha generado muchos profesionales de distintas especialidades que son muy destacados. 

12) La construcción de un avión está rodeada de mucho misterio, la pregunta obligada es, ¿Es difícil? ¿Lo puede hacer cualquiera?
Esto es muy relativo, no sé si es difícil, dependerá de la habilidad de cada uno para concretarlo, pero si considero indispensable tener algún conocimiento sobre el tema. Me parece que no puede construir un avión una persona que no sabe diferenciar un centro de gravedad de un centro de presión o cosas por el estilo, creo que es importarse tener un conocimiento específico bastante profundo. Esta consideración no es solo aplicable a la construcción de aviones, a mi juicio para hacer cualquier cosa bien, necesitas conocimientos. El tema que hace indispensable el conocimiento para construir una aeronave, es porque esta actividad no siempre te da la posibilidad de cometer el mismo error 2 veces.

13) ¿Volás actualmente alguna de tus creaciones?
He estado un poco alejado del vuelo como piloto en los últimos años, aunque siempre vuelo con amigos o de paquete, pero estoy con intenciones de retomar una actividad de vuelo más consistente.

14) ¿Qué tiempo se debe dedicar a la construcción de un avión?
Eso también es muy relativo, yo soy muy obsesivo y hubo épocas que me pasaba 16 horas dentro del taller de lunes a lunes! No es bueno ni normal!!! Supongo que cada uno debe adecuar sus tiempos en relación a las actividades que haga, a sus responsabilidades familiares y sociales y sus propios intereses. No creo que haya una receta para eso ni tampoco creo que lo mío sea un ejemplo a seguir.

15) ¿Cómo se compagina con una vida familiar?
Otro tema complejo! Creo que lo fundamental es tener el apoyo de tu familia, de lo contrario es una actividad que genera conflictos y complicaciones muy difíciles de resolver. Lo más probable es que termines eligiendo entre tu familia y tus necesidades. En mi caso tuve la suerte de que mi esposa me acompañara inclusive hasta en los trabajos de taller referidos a las telas y velas náuticas que en alguna época hicimos, eso simplifica un poco el panorama.

16) ¿Recibís o has recibido algún tipo de apoyo a nivel estatal para desarrollar tus proyectos?
No, nunca recibí nada, ni tampoco lo he pedido. Siempre he trabajado con aporte de capitales privados de personas que tenían interés en hacer un determinado desarrollo y yo me encargaba de llevarlo a la práctica. Así funcionó bien y tuvo continuidad sin entrar en ninguna rutina ni tener que rendir cuentas 

Continuara..........

Gabriel Bertolini

1 comentario:

  1. Interesante nota.Conocía a Jorge por sus construcciones desde hace más de tres décadas,pero no imaginaba que era tanto lo construido.Sin duda un "peso pesado" de la aviación experimental. Saludos
    Alfredo.

    ResponderEliminar