miércoles, 11 de julio de 2012

El Rítmo circadiano y la aviación

Alteración del Ritmo Circadiano y Aviación

Las funciones biológicas de nuestro organismo trabajan en forma similar a un reloj fino correctamente ajustado: Cada parte trabaja al unísono para mantener a nuestro organismo en homeostasis (mantener el ambiente interno dentro de límites tolerables). Sin embargo, cuando una pieza no funciona correctamente, tiende a modificar el funcionamiento de otras piezas vitales y puede alterar la homeostasis.
Frecuentemente alteramos nuestro organismo debido a factores como el estrés auto impuesto, y posteriormente tratamos de regresar todas las cosas a la normalidad.
El manejo de nuestro ritmo circadiano no es diferente. Debe ser mantenido para operar dentro de parámetros normales ó una variedad de efectos negativos pueden ocurrir, y algunos de ellos pueden comprometer la seguridad del vuelo.

El Reloj Biológico Interno

Nuestro ritmo circadiano se describe mejor como un reloj biológico interno que regula nuestras funciones corporales, basado en el ciclo de sueño/vigilia. Los ritmos circadianos no solo son importantes para determinar los ciclos del sueño, sino también los patrones de alimentación. Claramente, hay patrones de actividad de ondas cerebrales, producción de hormonas, regeneración celular y otras actividades biológicas enlazadas a éstos ciclos diarios.

Orígen

Se cree que los ritmos circadianos se originaron en las células primitivas, con el propósito de proteger el proceso de replicación del ADN contra la radiación ultravioleta de alta intensidad que se daba durante el día. Como resultado de ésto, la replicación del ADN estaba confinada a la oscuridad, un patrón básico de ciclos de día/noche fué implementado dentro de la célula y heredado a las generaciones subsiguientes. En algún momento en el pasado distante, los días pudieron haber sido de mayor duración, ya que cuando se nos priva de referencias temporales para determinar el horario, nos inclinamos hacia un ritmo circadiano de 25 horas.

El funcionamiento Interno de Nuestro Reloj Biológico

Dentro del cerebro, hay un tipo de “marcapaso” que se localiza dentro del núcleo supraquiasmático. Esta área regula la activación de células nerviosas que al parecer controlan el ritmo circadiano.
Los científicos no han podido explicar con precisión cómo esta área del cerebro “monitorea el tiempo”. Lo que sí se sabe es que el cerebro depende de influencias externas llamadas zeitgebers (proveedores de tiempo en Alemán) para mantenerse en un horario normal. El zeitgeber mas obvio es la luz del día. Cuando los rayos solares penetran nuestros ojos, las células de la retina envían señales al cerebro.
Otros zeitgebers son la temperatura ambiental, el sueño, el contacto social, la actividad física, e incluso el horario de las comidas. Ellos proveen señales del tiempo al cerebro, ayudándolo a mantener el ritmo circadiano “a tiempo”.

Alteración del Ritmo Circadiano

En el momento que nuestro ritmo circadiano normal es alterado o interrumpido, tendrá un impacto fisiológico y en nuestro comportamiento. Lo anterior es mejor conocido como “Alteración del Ritmo Circadiano”, ó ARC. Los ritmos circadianos normales son naturalmente alterados por el envejecimiento, incluyendo cambios en los patrones de sueño en lo que respecta a tener sueño más temprano, despertarse temprano por la mañana, y el incremento en la necesidad de tomar siestas durante el día.

Desórdenes del Sueño y ARC

Muchos de los desórdenes crónicos del sueño pueden resultar o contribuir con las alteraciones del ritmo circadiano, éstos incluyen:
• Síndrome de Retraso de la Fase de Sueño. Este desorden causa un retraso de dos o más horas en el
tiempo normal para irse a dormir. Las personas afectadas por este síndrome se quejan de insomnio por la noche y/o somnolencia excesiva durante la mañana, tienen dificultad para quedarse dormidos antes de las 2:00 a.m., entre semana tienen períodos cortos de sueño y durante los fines de semana tienen periodos prolongados de sueño (9-12 horas). Los individuos que padecen éste problema tienden a padecer depresión y otros desórdenes psiquiátricos.

• Síndrome de Adelanto de la Fase de Sueño. Este es un desorden donde la somnolencia ocurre mucho antes del horario deseado para irse a dormir.
Los síntomas resultantes incluyen somnolencia durante la tarde, quedarse dormido mas temprano, y despertar por la mañana más temprano de lo deseado. La persona siente la necesidad de irse a dormir entre las 6:00 y las 8:00 p.m. y se despierta entre la 1:00 y 3:00 a.m. de la mañana siguiente. Este desorden puede tener un impacto negativo en la vida personal y social del individuo por la necesidad de abandonar temprano las actividades sociales para irse a dormir. La somnolencia durante las tardes también representa un riesgo para manejar (y volar sobre todo).

• Desorden del Sueño y Despertar de más de 24 horas. Este desorden resulta del retraso inadvertido del tiempo para irse a dormir, seguido por intentos fallidos para tratar de dormir durante el horario deseado. Personas afectadas por éste desorden constantemente retrasan su horario para irse a dormir lo cuál interfiere con su ritmo circadiano. Tienen un patrón normal de duración del sueño pero viven con un “reloj biológico” que corre libremente en períodos de 25 horas en vez del periodo socialmente aceptado de 24 horas. El ciclo del sueño es afectado por insomnio inconsistente que ocurre a diferentes horas. Los afectados algunas veces se quedan dormidos más tarde y despiertan más tarde, ó se quedan dormidos más temprano y despiertan más temprano.
Aun cuando no se tenga un desorden crónico del sueño, existen varias medidas que pueden ayudar a obtener un buen sueño durante la noche.

Algunas de ellas son:

• Técnicas de relajación física y mental (lectura, meditación, yoga).
• Si no se queda dormido dentro de los 30 minutos de irse a la cama, salga de ella y trate de realizar una actividad que ayude a inducir el sueño como leer, escuchar música relajante, ver un programa de televisión aburrido, etc.
• Asegurarse de estar en un ambiente propicio para dormir (oscuro, silencioso, temperatura y colchón confortable).
• Hacer ejercicio regularmente, pero no cerca de la hora de irse a dormir.
• Comer una dieta nutritiva y balanceada.

ARC y Cambios de Turnos de Trabajo

Los cambios en los turnos de trabajo casi siempre causan alteraciones en el ritmo circadiano—el reloj interno del organismo se encuentra desfasado con el horario de trabajo. Los problemas causados por los cambios de turnos de trabajo están bien documentados, abarcan desde factores de desempeño ó rendimiento laboral hasta accidentes y problemas de salud.

Reconocimiento de las Alteraciones del Ritmo Circadiano
Pilotos y pasajeros que sufren de ARC pueden experimentar una o más de los siguientes síntomas:

• Dificultad para conciliar el sueño y para quedarse dormido, insomnioprolongado.
• Incremento de somnolencia durante el día.
• Falta de energía durante las mañanas.
• Incremento de energía durante la tarde ó la noche.
• Dificultad para concentrarse, permanecer alerta ó realizar tareas mentales.
• Dormir más de lo necesario ó tener problemas para despertarse.
• Incremento del mal humor.

El síntoma más debilitante de ARC es, por supuesto, la fatiga. La fatiga está típicamente caracterizada por:

• Malestar general.
• Somnolencia.
• Irritabilidad.
• Apatía ó pérdida de interés.
• Concentración disminuida.
• Pérdida del apetito.
• Percepciones sensoriales alteradas.
• Cambios en el estado de humor.
• Alteración en la toma de decisiones.

La fatiga, por si misma, es una condición extremadamente peligrosa para cualquier piloto que intente volar un avión. Darse cuenta de lo que causa la fatiga (en este caso ARC) es el primer y más importante paso para tratarla.



Roberto Julio Gómez

Fuente:
FACTORES MEDICOS PARA PILOTOS
Escrito por:
J.R. Brown, Melchor J. Antuñano, M.D., M.S.
Federal Aviation Administration - Civil Aerospace Medical Institute

1 comentario:

  1. Esta información debería estar en la cabecera de los recursos humanos. Pero hay ignorancia sobre la cuestión del ritmo circadiano de las personas; yo siento que no se lo tiene en cuenta. Pues el personal administrativo de los RR HH solo trabaja en horario diurno, por eso desconoce lo que significa el trabajo aéreo nocturno; de ahí los accidentes y todas las pérdidas económicas que esto genera por la falta de conocimiento sobre el campo de la psicología y la neurología.

    En la ley de contrato de trabajo la actividad nocturna es considerada insalubre. Pero esta premisa se la pasa por alto –esto ha sido mí opinión sobre el artículo que versa sobre la importancia de tener en cuenta los horarios de descanso para un desempeño seguro en el trabajo aéreo.

    Gustavo Rodríguez
    Operador SAR
    RCC-EZE (ARGESPOC)

    ResponderEliminar