miércoles, 18 de julio de 2012

Sistemas de gestión de la Seguridad Operacional

En los últimos años se ha hablado mucho en los círculos aeronáuticos de los sistemas de gestión de la seguridad operacional (SMS) como si fuesen algo totalmente nuevo. Esto está lejos de ser verdad. El SMS tiene un largo historial en las esferas de la seguridad y sanidad ocupacional, el sector de la fabricación de productos químicos, la generación e investigación de energía nuclear, el medio ambiente y otras aplicaciones. Es cierto que la aplicación general del SMS en la aviación es un hecho relativamente reciente, pero el establecimiento de SMS en el suministro de servicios de tránsito aéreo es obligatorio en Europa, Australia y Nueva Zelandia desde hace tiempo.

Dotados de los conocimientos adquiridos a partir de la experiencia de otros sectores en materia de SMS, se podría esperar que la adaptación de la aviación a los SMS fuese una cuestión relativamente de poco esfuerzo. Lo contrario parece ser cierto dado que diferentes disciplinas o jurisdicciones aeronáuticas han adoptado enfoques no uniformes.
Esto puede no ser indicación de alguna falla, sino más bien la evidencia de la falta de una norma subyacente y universalmente aceptada para los SMS. Como tema, los SMS han sido objeto de una buena parte de la atención de diversos expertos. Esta atención, sin embargo, ha tendido a examinar el concepto mediante lentes de color, ya se trate de seguridad operacional, comercio, aspectos jurídicos u otra perspectiva. Raramente éstos y otros aspectos de los SMS han sido considerados en forma relacionada entre sí.
Hay quienes sostienen que un SMS es un marco para la prevención o reducción de las lesiones personales o muertes en el lugar de trabajo. Otros lo ven como un sistema dentro del cual opera la gestión de riesgos. Desde un punto de vista financiero, los contadores y gerentes lo consideran una combinación de tácticas que contribuyen al resultado final. Los expertos en factores humanos lo consideran como un sistema que elimina, reduce o intenta de otra manera controlar las condiciones dentro de sistemas y organizaciones que pueden conducir al error humano.
Desde una perspectiva normativa, un SMS es un medio para incorporar medidas que garanticen el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad operacional.
Visto con referencia a los aspectos jurídicos, el SMS es un enfoque que intenta minimizar los litigios. Para un ejecutivo de marketing, no obstante, comprende estrategias que se traducirán en una mayor proporción del mercado. Los adherentes al mantenimiento de la calidad ven los SMS como un proceso continuo de mejoramiento que está orientado a reducir las fallas. En pocas palabras, hay un sinnúmero de puntos de vista a considerar.
Algunos expertos sostendrán que estas diferentes percepciones de los SMS obran de manera entrecruzada o que son incompatibles, o que la performance de la seguridad operacional puede mejorarse únicamente a expensas de otros esfuerzos, como si se tratase de una función binaria.
Entre tanto, las autoridades competentes y los organismos que establecen normas deben buscar un enfoque de la gestión de la seguridad operacional que sea relativamente fácil de instaurar y aplicar. Es posible que un SMS pueda ser todo esto o tenga el potencial, como
mínimo, de abarcar todos estos puntos de vista. En otras palabras, diversas perspectivas pueden contribuir a un SMS plenamente funcional.
A pesar de la ausencia de una realización universalmente aceptada para un SMS, una comparación de algunas de las «normas SMS», especialmente en el suministro de servicios de tránsito aéreo y en las industrias nucleares y ambientales, revela ciertos principios universales. Lo que sigue es una exposición de los principios que formaron la base de la campaña de información sobre los SMS de TCAA, que comenzó en 2001.
La expresión «sistema de gestión de la seguridad operacional» tiene muchas definiciones. Pero en una conferencia sobre seguridad operacional en Toronto realizada en noviembre de 2000, el Prof. José Blanco lo explicó simplemente desglosando la expresión en sus ele mentos constituyentes: la expresión «seguridad operacional» se utiliza para significar la condición en que los riesgos se manejan a niveles aceptables. El término «gestión» – para explicarlo en su forma más pura – puede definirse como la asignación de recursos; y el término «sistema» se refiere a un conjunto organizado de cosas que interactúan para formar un todo (típicamente procesos interrelacionados apoyados por políticas, procedimientos y útiles) que se requiere para el suministro de bienes o servicios.
Invirtiendo esto, podríamos decir que un SMS es un conjunto organizado de procesos interrelacionados para asignar recursos a fin de lograr la condición en que los riesgos se manejen a niveles aceptables.
Un SMS puede incorporar tres estrategias concentradas respectivamente en la seguridad operacional, la gestión y las actividades. Las estrategias de seguridad operacional tratan del logro de dos objetivos importantes: el cumplimiento de reglas obligatorias de seguridad operacional promulgadas internamente; y la prevención o reducción de los daños dimanantes de las decisiones y operaciones de una empresa.
Las estrategias de gestión intentan sistematizar las funciones y procesos de la gestión a fin de mejorar u optimizar el desempeño de la organización. Con respecto a una estrategia comercial, un SMS debe proporcionar oportunidades para crear y ganar dinero para sus propietarios. que contribuyen al resultado final. Los expertos en factores humanos lo consideran como un sistema que elimina, reduce o intenta de otra manera controlar las condiciones dentro de sistemas y organizaciones que pueden conducir al error humano.
Desde una perspectiva normativa, un SMS es un medio para incorporar medidas que garanticen el cumplimiento de la egislación en materia de seguridad operacional.
Visto con referencia a los aspectos urídicos, el SMS es un enfoque que intenta mnimizar los litigios. Para un ejecutivo e marketing, no obstante, comprende estategias que se traducirán en una mayor proporción del mercado. Los adherentes al mantenimiento de la calidad ven los SMS como un proceso continuo de mejoramiento que está orientado a reducir las fallas. En pocas palabras, hay un sinnúmero de puntos de vista a considerar.

Algunos expertos sostendrán que estas diferentes percepciones de los SMS obran de manera entrecruzada o que son incompatibles, o que la performance de la seguridad operacional puede mejorarse únicamente a expensas de otros esfuerzos, como si se tratase de una función binaria.
Entre tanto, las autoridades competentes y los organismos que establecen normas deben buscar un enfoque de la gestión de la seguridad operacional que sea relativamente fácil de instaurar y aplicar.
Es posible que un SMS pueda ser todo esto o tenga el potencial, como mínimo, de abarcar todos estos puntos de vista. En otras palabras, diversas perspectivas pueden contribuir a un SMS plenamente funcional.
A pesar de la ausencia de una realización universalmente aceptada para un SMS, una comparación de algunas de las «normas SMS», especialmente en el suministro de servicios de tránsito aéreo y en las industrias nucleares y ambientales, revela ciertos principios universales. Lo que sigue es una exposición de los princiipio a fin de alcanzar las metas para asegurar el cumplimiento y la prevención o la reducción de los daños dimanantes de las decisiones y acciones de una compañía, las estrategias de seguridad operacional incorporan un número de elementos, concretamente los relacionados con el cumplimiento, la gestión de riesgos, la prevención, la contención y las medidas correctivas. Las estrategias de gestión se refieren al sistema mediante el cual los gerentes llevan a cabo sus funciones. El objetivo de estas estrategias es mejorar la performance de la organización en términos de eficacia, eficiencia y economía.

Para ser verdaderamente eficaz, eficiente y económico, un SMS necesita liderazgo. Los ejecutivos de una empresa deben ser conocedores de los riesgos para la seguridad operacional que enfrenta su firma y lo suficientemente competentes para establecer medidas que puedan aportar resultados eficaces y duraderos.
Como cualquier otro aspecto de los negocios, los SMS demandan que se elabore un plan. Este plan trata de garantizar que todas las cuestiones relacionadas con la seguridad operacional estén enumeradas y se les asigne una prioridad, y que dicha medida se inicie con suficiente asignación de personal, tiempo, dinero, útiles y los procesos necesarios para realizar el trabajo correctamente. La organización de las tareas entraña habitualmente la creación de un equipo de seguridad operacional, con un gerente responsable del logro de los objetivos del plan. El equipo debería estar compuesto de personal dotado de las capacidades necesarias.

Se establecen los controles y se vigila el ambiente por si se producen cambios. Esto entraña establecer parámetros para la performance de la seguridad operacional, o para comparar la misma con un punto de partida, midiendo los resultados y haciendo las correcciones si los resultados deseados no se logran. Por último, la filosofía del sistema de gestión demanda un mejoramiento continuo. Demanda un aprendizaje continuo y la búsqueda de mejores maneras de hacer las cosas e institucionalizar los procesos que demuestren valer la pena.
En resumen, un SMS consta de componentes y elementos que proporcionan un enfoque amplio de la seguridad operacional, una organización eficaz para lograrla, y los sistemas necesarios para proporcionar la supervisión de la seguridad operacional.

Filosofía y políticas relativas a la seguridad operacional.

Un enfoque empresarial amplio de la seguridad operacional plantea a las organizaciones aeronáuticas la necesidad de establecer una filosofía de seguridad operacional y políticas apropiadas. Esto exige que las organizaciones establezcan su enfoque fundamental para manejar la seguridad operacional en términos de liderazgo y orien tación, planificación, control y medida de la performance, así como las funciones pertinentes que abarcan toda la organización.
Una «organización eficaz para lograr la seguridad operacional» aborda conceptos como funciones, responsabilidades, imputabilidad, estructuras y medios para lograr la coordinación entre las unidades orgánicas.
«Sistema para lograr la seguridad operacional» quiere decir el establecimiento de diversos medios para lograr esto. Dichos sistemas deben introducirse a fin de obtener el cumplimiento de las reglas obligatorias o promulgadas internamente; identificar los peligros y riesgos asociados a diferentes operaciones; evaluar y mitigar los riesgos conocidos; informar sobre deficiencias, accidentes e incidentes relativos a la seguridad operacional; neutralizar los accidentes y prepararse para emergencias similares; investigar accidentes e incidentes y divulgar las enseñanzas obtenidas y corregir las deficiencias del sistema –documentando al mismo tiempo los procesos, las decisiones y las disposiciones tomadas.
Transport Canada considera que un SMS permitirá a las organizaciones aeronáuticas manejar mejor el riesgo y contribuirá a sus resultados comerciales.
Los gerentes enfrentan un sinnúmero de desafíos en sus esfuerzos por ganar dinero. Pero al nivel más fundamental, los SMS pueden ayudar a una empresa a reconciliar la demanda social de una mayor seguridad operacional con la expectativa del accionista de una mejor rentabilidad financiera y, tal vez, a mantener satisfecha a la autoridad competente al mismo tiempo.

Fuente: Revista OACI, Volumen 61

1 comentario:

  1. Guillermo Oscar Pérez18 de julio de 2012, 15:11

    Esto es puro "verso", especialmente de los Licenciados en Recursos Humanos.
    Ellos creen que todos los humanos somos unos "animales" "burros".
    Para una buena Seguridad Operacional hay que "INVERTIR Y PONER LA PLATITA" en tecnología y en capacitación de los trabajadores.
    Y que la capacitación la "paguen" las Empresas Aerocomerciales y los Organismos del Estado, NO los trabajadores.

    ResponderEliminar