miércoles, 29 de agosto de 2012

Holanda: Falsa alarma de secuestro desató el alerta - Dos F16 interceptaron un A320


Una pérdida de la comunicación entre la torre de control y el piloto de un avión de la compañía española Vueling, procedente de Málaga y con 183 pasajeros a bordo, ha desencadenado la alarma en el aeropuerto internacional de Ámsterdam-Schiphol. La nave, VY 8366, debía aterrizar en la capital holandesa y entró en el espacio aéreo nacional sin establecer antes contacto telefónico con la torre de control. En casos similares, Holanda pone de inmediato en marcha un dispositivo de seguridad mediante el cual son enviadas naves de combate —en este caso dos F-16— para escoltar al avión sospechoso.

Una portavoz de Vueling ha asegurado que no se trataba de un secuestro, “sino de una mala comunicación entre el piloto y la torre de control”. "la torre, al no poder hablar, ha tomado la decisión de poner en alerta el aeropuerto", ha explicado. El avión ha aterrizado con normalidad y los pasajeros han desembarcado ya. "No han tenido sensación de peligro en ningún momento", ha asegurado la portavoz.



El coordinador nacional holandés para la Lucha Antiterrorista barajó al principio la posibilidad de que hubiera ocurrido “una calamidad” a bordo del avión. Sin embargo, la radio nacional holandesa se puso en contacto con un pasajero que desmintió el secuestro. “Dimos varias vueltas y después aterrizamos. Entonces fue cuando nos dijeron que pasaba algo”, según el entrevistado. El aparato se encuentra todavía estacionado en una de las pistas de Schiphol.


Se da la circunstancia de que el aeropuerto de Ámsterdam había sido cerrado en parte esta mañana, para desactivar una bomba de la Segunda Guerra Mundial. Enterrado en la arena, el proyectil pesa 500 kilos y la operación causa retrasos en una decena de vuelos. Schiphol, que fue una base aérea de la Alemania nazi, y acabó destruido por los bombardeos en 1945.

Fuente:

Texto: Diario El País
Video:  NOS.nl

No hay comentarios.:

Publicar un comentario