Ir al contenido principal

Airbus desvela su visión 2050 para un “Cielo más Inteligente”

Un futuro con más vuelos, menos emisiones y viajes de menor duración 

Airbus, el fabricante de aviones líder mundial, lanza hoy la última edición de El Futuro según Airbus (The Future by Airbus), su visión para una aviación sostenible a partir de 2050. Por primera vez, la visión va más allá del diseño del avión para ocuparse de las operaciones tanto en tierra como en el aire, con el fin de satisfacer el crecimiento del transporte aéreo de forma sostenible.


Charles Champion, vicepresidente ejecutivo de Ingeniería de Airbus dijo: “Nuestros ingenieros trabajan constantemente con una visión muy amplia para proponer ideas “rompedoras” que ayuden a nuestra industria a alcanzar los objetivos de nuestro compromiso en 2050. Solo podremos alcanzar estos y otros difíciles retos mediante la inversión en un diseño de avión más inteligente y la optimización de todos los factores que intervienen en las diferentes fases de operación del avión. Por eso ahora, nuestro concepto de “Cielo más Inteligente” (Smarter Skies) de El Futuro según Airbus se centra no solo en cómo deber ser el avión, sino en cómo volaríamos a partir de 2050 ”.

Apoyándose en la investigación más reciente, Airbus sugiere que si se optimizan el sistema de gestión del tráfico aéreo (ATM, Air Traffic Management) y la tecnología a bordo (y teniendo en cuenta unos 30 millones de vuelos anuales), los vuelos podrían ser  más cortos desde hoy mismo, y en Europa y Estados Unidos, podrían reducirse una media de 13 minutos. En unos 30 millones de vuelos anuales se pueden ahorrar unos 9 millones de toneladas de combustible (equivalente a más de 28 millones de toneladas de emisiones de CO2, que se podrían evitar), y unos 5 millones de horas de vuelo. Si añadimos un nuevo diseño de avión, fuentes alternativas de energía y nuevas formas de volar, las ventajas serán excepcionales.

El Futuro según Airbus se centra justo en estos aspectos. El concepto de “Cielo más Inteligente” se basa en cinco pilares que se implementarían en las cinco fases del vuelo para reducir el consumo de tiempo, combustible y las emisiones de CO2.

Despegue ecoeficiente del avión en ascenso continuo  
El despegue asistido utilizando energías renovables para la propulsión del avión, permitiría un mayor ángulo de ascenso que reduciría el ruido y ayudaría a alcanzar la altitud de crucero óptima en menos tiempo. 
A medida que el espacio representa un problema cada vez mayor y las mega-ciudades se convierten en una realidad, este sistema permitiría operar en pistas más cortas reduciéndose, así, el uso del suelo.

Vuelo libre y en formación a través de “pasillos aéreos exprés”  
Aviones altamente inteligentes serían capaces de "auto-organizarse" y seleccionar las rutas más eficientes y ecológicas ("vuelo libre"), haciendo un uso más optimizado de las condiciones meteorológicas dominantes.
El vuelo en formación, imitando las bandadas de pájaros, permitiría, también, optimizar las rutas de alta frecuencia aportando una mayor eficiencia durante la fase de crucero gracias a una menor resistencia y un menor consumo de energía. 

Reducción del ruido durante aproximaciones y aterrizajes planeando  
El planeo durante la fase de aproximación reduciría las emisiones y el ruido en una senda de aproximación más pronunciada al no ser necesarios ni empuje ni el uso de frenos aerodinámicos.
Además, al reducirse la velocidad de aterrizaje antes, la distancia de aterrizaje disminuiría facilitando éste en pistas más cortas.  

Reducción de las emisiones durante las operaciones en tierra   
Apagar los motores antes en el aterrizaje y despejar las pistas con mayor rapidez reduciría las emisiones en las operaciones en tierra.
Gracias a la tecnología se optimizaría la posición de aterrizaje con suficiente precisión para que el tractor de remolque impulsado por energías renovables estuviera listo para retirar el avión inmediatamente, optimizando el espacio en el final de pista y eliminando las limitaciones en pista.

Fuentes de energía para los aviones del futuro e infraestructuras
El uso de biocombustibles sostenibles y otras fuentes de energía alternativas (como electricidad, hidrógeno, solar, etc.) será imprescindible para asegurar el abastecimiento y la reducción de la huella medioambiental a largo plazo. Esto conllevaría la introducción extensiva de energías renovables locales cercanas a los aeropuertos para abastecer tanto a aviones como a infraestructuras de forma sostenible.

Airbus trabaja ya en una serie de soluciones innovadoras para afrontar los retos de la aviación sostenible en el futuro, ya sea en el desarrollo y uso de combustibles alternativos, inversión en el diseño de aeronaves, o apoyando una gestión del ATM más eficiente. Airbus es también uno de los actores principales de los programas NextGen y SESAR, cuyo propósito es mejorar el sistema ATM mediante la optimización del avión y mejora de las infraestructuras y de la organización. Estos avances reducirán la congestión del tráfico aéreo y los retrasos, permitirán rutas más directas, vuelos más eficientes, y reducirán el coste de los servicios de navegación aérea a través de las comunicaciones y tecnologías avanzadas.
"Según nuestras previsiones, la gente volará más en el futuro. También sabemos que la gente no querrá volar a cualquier precio", señaló Charles Champion. En Airbus nos centramos en satisfacer este crecimiento continuo de la demanda manteniendo siempre a los pasajeros, clientes, y medio ambiente como nuestro foco de atención. El futuro de una aviación sostenible es la suma de muchas partes y el éxito requiere la colaboración de todos los que tratan con entusiasmo de garantizar el éxito de la aviación”. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON

La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quiebres de…

La incursión en Barcelona - Una aproximación desde la Seguridad Operacional

Incursión en la pista. Todo suceso en un aeródromo que suponga la presencia incorrecta de una aeronave, vehículo o persona en la zona protegida de una superficie designada para el aterrizaje o despegue de una aeronave (DOC 9870 Manual sobre la prevención de incursiones en la pista)

Según los datos publicados en The Aviation Herald la distancia entre el A340 de AR y el B767 de  UTAir era de 1,7 millas. La siguiente imagen muestra la distancia entre ambas. En la calle M cruzando la pista 02, en base a esos datos publicados la situación quedaría así:




Cabe aclarar algo sobre el video que se ha viralizado en las redes. Las distancias no son lo que parece, el zoom y la posición del que filma dan la sensación de cercanía que no es tal. La posición del A340 que se encuentra en primer plano y el avión aproximando en segundo plano, da espectacularidad y parece que están a punto de impactar, en mi opinión, no es así, teniendo en cuenta los datos de Aviation Herald.
Este comentario no le quita gr…

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1).
El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos.
Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs (La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del talco qu…