martes, 18 de septiembre de 2012

Delito e inconsciencia - Un vecino alambra parte de una pista y casi provoca un accidente


MENDOZA

Martes, 18 de septiembre de 2012

Un vecino, con antecedentes de insólitos cierres, alambró parte de la pista del Aero Club de General Alvear
Un piloto logró levantar vuelo pocos metros antes de toparse con el alambre. En la entidad nadie se había percatado de la decisión de Alberto Iglesias, quien puso el tendido y que es el mismo que alambró el Atuel, le colocó tranquera a la avenida y encerró parte del terreno del Tiro Federal




Foto: diariouno.com.ar
Foto: Mediamza.com


Por Gonzalo Villatoro

Mientras la comisión directiva del aero club de General Alvear ultima los detalles del festival aeronáutico del próximo fin de semana por el aniversario 73 de la institución, sin que nadie se percatara, un vecino les alambró parte de la pista y casi provoca un accidente cuando un avión intentó despegar.

Alberto Iglesias sostiene que los 150 metros finales de la pista de aterrizaje son de su propiedad.

Solo la pericia del piloto evitó que un vuelo de rutina se convirtiera en una catástrofe.

En el caso tomó intervención la justicia ordinara que emitió una medida preventiva para que “cese los efectos del delito” por la supuesta usurpación y ordeno el levantamiento de los alambres con la supervisión de la policía.

También se hizo parte el juzgado Federal con asiente en San Rafael por “entorpecimiento del tráfico aéreo”, según el artículo 190 del Código Penal.

El cumpleaños de Aero Club alvearense se festejará en medio de una batalla judicial por la posesión de una porción de terreno.

El lunes los aeronáuticos se anoticiaron que les habían alambrado los últimos 150 metros de la pista de aterrizaje cuando Osvaldo Giménez comenzó a recorrer la traza para emprender el vuelo.

El piloto puso en juego todas sus habilidades y por suerte, para él y los acompañantes, pudo levantar la nave y sortear el tendido por un pelito.

“Eso fue algo criminal, es una barbaridad lo que hizo este hombre”, dijo ofuscado Rodolfo Schmidt, presidente del Aero Club de Alvear.

El hombre aseguró que no hay motivos para que Iglesias proceda de esa manera porque “los antiguos dueños nos cedieron esa parte de la propiedad”.

Y para probar la veracidad de sus dichos, sacó a relucir en acta de la comisión directiva de mayo del 2008 en la que la Familia Sánchez estampo la firma, cediendo en comodato los 150 metros en disputa.

Por su parte, quienes aducen ser los legítimos dueños aseguraron que no causaron “ningún problema” y que solo delimitaron un lugar “que nos pertenece”.

Además de colocar el alambre, el supuesto dueño, pasó un arado y cortó con los discos los cables del balizado de la pista.

“Las balizas están para hacer uso de la pista en la noche porque en caso de una emergencia, se realizan vuelos sanitarios”, agregó el presidente.

Esta no es la primera vez que Alberto Iglesias está enredado en un conflicto por tierras. En 2009 cuando la municipalidad realizó la apertura de avenida Alvear Oeste para extenderla hasta llegar a la margen del Río Atuel, el hombre cercó un sector. Pero además de colocarle una tranquera a la avenida, encerró una porción del terreno del Tiro Federal de General Alvear.

A Iglesias también se lo recuerda porque dos años atrás se tomó la atribución alambrar de una orilla a la otra, el río Atuel. Por el escándalo que se desató, lo retiró a los pocos días.

FUENTE: UNO San Rafael

3 comentarios:

  1. Leyendo la nota, me parece importante resaltar la necesidad de recorrer la pista previo a la actividad aerodeportiva. Sobre todo, a las primeras horas de la mañana o cuando se inicia el primer vuelo del día. En nuestro aeroclub nos hemos encontrado con sorpresas importantes, como chapas tiradas producto de voladuras de techo o equinos sueltos.

    ResponderEliminar
  2. El tipo ese es un caradura. Es una barbaridad lo que ha hecho diciendo que son sus tierras, poniendo en riesgo la actividad en el aeroclub, sin que nadie se percatara.

    La verdad merecen que le hagan un juicio y que le saquen unos cuantos mangos.

    ResponderEliminar
  3. Es muy cierto lo que comenta Carlos. El Jefe del aeródromo o si no hay el responsable del aeroclub debería como mínimo una vez al día recorrer la pista para ver los posibles peligros: Vizcacheras, pozos, elementos ajenos a la misma, etc. El alambrado seguramente no se hizo en solo un día. Faltó control como primera observación por lo que está en la nota.

    Roberto

    ResponderEliminar