lunes, 10 de septiembre de 2012

Seguridad Operacional: Protección de datos vs la Justicia


Equilibrio entre las necesidades de gestión de seguridad operacional y justicia eficaz


Por: Jimena Blumenkron 
Trabaja en la Sección de Gestión de seguridad integrada de la OACI.
Antes de ingresar a la Organización, se desempeñó como funcionaria de la Corte Suprema de Justicia en México, en Ciudad de México y es asesora jurídica de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA de México). También ha asesorado organizaciones nacionales e internacionales, autoridades, compañías y asociaciones en materias relacionadas con la aviación y políticas, que incluyen la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Línea Aérea (IFALPA).


Las actividades de auditoría de seguridad operacional y de otros instrumentos de recopilación de información de la OACI han identificado que comúnmente existe una tasa de cumplimiento y del nivel de conocimiento general baja en sus Estados Miembros con respecto a las disposiciones relacionadas con la protección de la información de seguridad operacional de la aviación.
Con el fin de abordar estas inquietudes y desarrollar un marco más claro y más completo que rija la protección de la información de seguridad operacional de la aviación y el acceso a esta que a veces requieren las autoridades judiciales y administrativas, la OACI estableció un Grupo de trabajo de protección de información de seguridad operacional (SIP TF) a principios de este año (2011).
Según informa Jimena Blumenkron, de la Sección de Gestión integrada de la seguridad operacional de la OACI, 35 expertos en aviación de los dominios de seguridad operacional de la aviación, investigación de accidentes y del área legal asistieron a la reunión inaugural del SIP TF, donde elaboraron las complejas prioridades de todas las partes interesadas y definieron el proceso que guiará al grupo mientras determina soluciones que respeten las necesidades de la seguridad operacional de la aviación y al mismo tiempo permitan la administración eficaz de la justicia.

La mejora de la seguridad operacional de la aviación depende significativamente de la recopilación, intercambio y análisis eficaces de un flujo constante de datos de seguridad confiables y pertinentes.
La protección de esta información durante los años ha permitido asegurar el acceso abierto y eficaz de la aviación a esta y ha contribuido en forma significativa a un excelente récord de rendimiento de seguridad del transporte aéreo.
Sin embargo, un punto que a veces entra en conflicto con esta inquietud principal de la aviación es la necesidad dual y de igual importancia de que las autoridades penales y encargadas del cumplimiento de la ley obtengan acceso a la información de seguridad. Esto se requiere para asegurar que se cumpla la justicia en aquellos casos en que la conducta imprudente, la negligencia grave o la conducta impropia deliberada podrían haber contribuido al evento de transporte aéreo en cuestión.
Equilibrar la necesidad de la administración de la justicia y al mismo tiempo evitar cualquier efecto perjudicial en la disposición y capacidad de las partes interesadas de la aviación de continuar compartiendo datos de seguridad sigue siendo un proceso complejo y difícil.
Considerando gran parte de estas inquietudes, la OACI estableció su nuevo Grupo de trabajo de protección
de información de seguridad operacional (SIP TF), el cual se reunió por primera vez en 2011. 
Los principales objetivos del nuevo grupo de trabajo, delineados por la Directora de navegación aérea de la OACI, Nancy Graham y el Director de la Oficina de asuntos jurídicos y relaciones exteriores, Denys Wibaux en sus comentarios iniciales, serán desarrollar un marco legal de protección para la información de seguridad y asegurar su disponibilidad permanente para el diseño y gestión de políticas y programas de seguridad, y al mismo tiempo, de manera similar, asegurar su disponibilidad para la determinación y administración adecuadas de la justicia.
Dr. Jonathan Aleck (Australia) y Kenneth P. Quinn (Fundación para la Seguridad Operacional de los Vuelos) fueron elegidos como Presidente y Vicepresidente respectivamente en la reunión inaugural del SIP TF. Al aceptar su elección como Presidente del SIP TF, Aleck recordó que no se debe considerar la seguridad y la justicia como mutuamente excluyentes y que el trabajo de las autoridades judiciales/legales y de la seguridad se debe considerar como complementario. “Los principios para la protección de información de seguridad que analizará el SIP TF deben apoyar los últimos objetivos de seguridad de la aviación y al mismo tiempo permitir la administración adecuada de la justicia”, observó Aleck. “En este aspecto, es esencial una estrategia de comunicación eficaz que promueva el uso de información de seguridad para propósitos relacionados con la seguridad demostrables entre las autoridades de seguridad, judiciales y de otras áreas pertinentes”.
El Vicepresidente Quinn, al aceptar su elección, destacó la diferencia y la dificultad entre los conceptos de uso adecuado versus inadecuado de la información de seguridad. 
Respaldó la opinión de la comunidad de transporte aéreo de que el uso de información de seguridad para propósitos relacionados exclusivamente con la seguridad no supone inmunidad para la aviación en el ámbito de las necesidades más amplias de la sociedad de justicia y del estado de derecho.

“Las mejoras en la seguridad dependen considerablemente de la disponibilidad permanente de información de seguridad”, recalcó Quinn. “La legislación del modelo representa una posible solución que podría ayudar a los Estados a implementar mejor las disposiciones relacionadas con la protección de la información de seguridad”. 

Quinn continuó reconociendo que, aunque los miembros del SIP TF comprenden profesionales de investigación de accidentes e incidentes, los expertos en seguridad, los especialistas legales y en políticas, y el nuevo organismo multidisciplinario también podrían beneficiarse significativamente con la inclusión de las partes interesadas encargadas del cumplimiento de la ley y la comunidad judicial, al igual que los representantes de las víctimas de accidentes y sus familias.


Categorías y alcance de la información sobre seguridad operacional

En general se expresó que para el progreso del trabajo del SIP TF, se requeriría una identificación clara de los tipos y del alcance de la información de seguridad operacional. Las propuestas relacionadas destacaban la necesidad de desarrollar un proceso para que las autoridades legales, administrativas y judiciales identifiquen las diferentes categorías de información de seguridad sujetas (y excluidas de) a la protección de acuerdo con las normas y procesos actuales.
También se sugirió la elaboración de un nuevo marco para la mejora y perfeccionamiento de esas protecciones. Al referirse a estos objetivos, el especialista técnico de la OACI, Dr. André de Kock realizó una presentación en que introdujo la distinción entre datos de seguridad operacional e información de seguridad operacional. También especificó los originadores de dichos datos e información, que incluían investigaciones de accidentes e incidentes, sistemas de información voluntaria y obligatoria, y sistemas de aseguramiento de la calidad de operaciones de vuelos.
De Kock puso de relieve los principios y objetivos de las investigaciones de accidentes e incidentes incluidas en el Anexo 13 de la Convención de Chicago, y destacó que el único objetivo de estos tipos de investigaciones es la prevención de accidentes e incidentes de aeronaves y no buscar culpas o responsabilidades.
Además, explicó que, de acuerdo con las actuales disposiciones de la OACI, la divulgación de los registros de accidentes e incidentes está sujeta a la determinación de la autoridad correspondiente para la administración de la justicia. Continuó su presentación con la identificación de los registros obtenidos de las actividades de investigación que incluyen: declaraciones personales, comunicaciones de las personas involucradas en la operación de la aeronave, información médica o privada, grabaciones de voz del puesto de pilotaje y sus transcripciones, grabaciones de imágenes a bordo del puesto de pilotaje, y el análisis realizado en dichos registros.
El capitán John Illson, Jefe de la Sección de Gestión integrada de la seguridad operacional de la OACI, presentó un informe al SIP TF sobre las iniciativas de la gestión de seguridad que la OACI está  emprendiendo. Señaló que la OACI está elaborando un nuevo Anexo que aborda las responsabilidades de los Estados con respecto a la gestión de seguridad, dentro del marco del Programa estatal de seguridad operacional (SSP). Illson también mencionó que este Anexo de gestión de la seguridad debería facilitar la entrega de información de seguridad de los Estados, al igual que de los proveedores de servicios al público que viaja.
Si bien explicó los beneficios de las iniciativas de gestión de seguridad, Illson observó que la identificación de problemas de seguridad y la evaluación de los riesgos relacionados para elaborar estrategias de migración eficaces dependen de la recolección, análisis e intercambio posterior permanentes de datos de seguridad y de información de seguridad. Dado que el uso de la información de seguridad para propósitos distintos a los relacionados con la promoción de la seguridad podría inhibir la futura disponibilidad de dicha información, Illson destacó la necesidad de revisar las disposiciones actuales de la OACI relacionadas con la protección de la información de seguridad para elaborar un marco adecuado destinado a cumplir los objetivos de gestión de seguridad. 
En la reunión se reconoció que la protección de la información de seguridad del uso inadecuado es esencial para asegurar la disponibilidad permanente de toda la información pertinente para la mejora de la seguridad. Al determinar la autoridad competente para decidir con respecto a la divulgación de información de seguridad, se sugirió que los principios que rigen para cualquier divulgación o no divulgación deberían especificar los factores que debería considerar un tribunal cuando tomara estas decisiones y que estos factores deberían formar parte de los principios de protección que debe elaborar el grupo de trabajo. Además se mencionó que se podrían considerar sanciones por contravenir las protecciones de la no divulgación de la información de seguridad.
En la reunión también se reconoció el efecto de la información de seguridad en el público general y los medios, en especial, cuando ocurren accidentes o incidentes. Se propuso la elaboración de definiciones operativas adecuadas de interés público y los principios relacionados para la divulgación pública de información de seguridad. En este marco, se consideró que también podría ser necesaria una evaluación de las limitaciones existentes en la protección de la información de seguridad, incluidos los principios de libre acceso a la información y las posibles excepciones.


Fuente: Revista de la OACI - Número 4 - 2011

No hay comentarios.:

Publicar un comentario