miércoles, 25 de septiembre de 2013

Columna de la Licenciada Albareda - ¡Mechi, tenés que sentir la actitud del avión! (Tres estilos de GESTIÓN)

Lic. María del Cármen Albareda
Estilo I

Nos cuenta una Controladora:

“Cómo no voy  a recordar mi primera y gran frustración profesional y a mi Instructor, llamándome la atención, su cara de enojo y la mía de asombro".

Un  Reactor  cruzaba la trayectoria de la pista 05, a unas 3 Millas Náuticas aproximadamente, recién despegado del Aeropuerto de Don Torcuato. Y yo, despegando un Turbohélice de la Pista 23 del Aeropuerto San Fernando. Mi Instructor -a los gritos- me hizo cancelar la autorización de despegue, diciéndome que sería una tragedia aeronáutica. Me hizo sentir que todo lo aprendido no me había servido de nada, que mis meses de instrucción no sumaron, que no sería una verdadera profesional, en fin, que esto no era lo mío. 

Recuerdo el miedo y la inseguridad con que volví a controlar después de ese evento. Me escondí detrás de una voz débil, incapaz de brindar seguridad a nadie. Mi cabeza volvía a repetir, una y otra vez, las instrucciones que había impartido, pensando que si me había equivocado una vez, volvería a fracasar. 

Pero fui paso a paso, día a día, tratando de recuperar la confianza en mí. Poco a poco el miedo se alejó y volví a creer en mis habilidades, en mis conocimientos, hasta poder entender que esos dos aviones nunca se iban a chocar, que tal vez tendría que haberle informado a mi avión despegando la existencia de la otra aeronave, pero nunca el Instructor tendría que haber resuelto las cosas de esa manera. Me pregunto si habrá notado mis nervios del después, que me frustró, que me hizo sentir incapaz. Marcó, claramente, ¨Yo soy el Controlador, a vos te falta¨.  Con el tiempo comprendí que era su estilo: duro, tajante, dominante. En mi caso, fue efectivo, aunque su MODO no el más apropiado.
Hoy paradójicamente soy Instructora de una torre de Control y elegí no actuar como él. No trabajar con la frustración,  sí con la motivación. Utilizo frases como: ¨Buen trabajo¨, “No olvides esto que estuvimos analizando”. Me siento feliz y una verdadera profesional”.

Estilo II

Nos cuenta un Supervisor:

Atravieso situaciones difíciles en el Control: disputas, temas gremiales, sentimentales y económicos atravesando el trabajo diario. El espacio aéreo se satura, se “ensucia” con frecuencias  “truchas”. El Sector tiene publicadas una cantidad de frecuencias, pero sólo funciona una y está con interferencia de una radio evangélica. Gestiono, tomo decisiones, espero, trato de contemporizar. Pero, LIDERAR NO ES HACER PSICOLOGÍA BARATA. 

Cuando alguien se sacó el microcasco y “decidió” abandonar el Puesto, hago lo que el sistema, la seguridad y mi Profesionalismo me piden: ACTÚO.
En mi capacitación aprendí que GESTIONAR ES ACTUAR. 
No es fácil, no las tengo todas conmigo, recibo críticas y apoyos, pero ACTÚO. 
Me reúno con el involucrado. Analizamos el hecho, buscamos sus fortalezas y debilidades, la intencionalidad del acto, situaciones personales conflictivas. Y si no llegamos a ningún motivo solapado, directamente le digo:

- ¡Basta de omnipotencia, de soberbia!. 
- ¡Basta de: vengo a hacer lo que  me da la gana. Esto es un sistema, esto es trabajo solidario, colaborativo, en equipo!
- ¡Buscá protagonismo en un escenario, no en el Control!  
- Te hago una Evaluación de Competencias,  te paso a Instrucción por tres meses y no te desafecto de tus funciones.
- Que quede claro, abandonar el “asiento” es grave ¡Hacete cargo!

Y luego GESTIONO con el resto del Turno.  Nos reunimos y manifiesto mi intención de realizar un seguimiento del personal que observo más vulnerable. Entre todos,  apuntaremos al fortalecimiento del equipo de trabajo. Entre todos, vamos a reevaluar los roles y funciones y las actitudes manifiestas.
Entre todos, trataremos de hacer mejor este Turno.

Estilo III

Nos dice Mechi García Llano:
Mechi


Soy alumna APPA, es decir, estoy haciendo el curso de Piloto Privado. Un anhelo que pude cumplir y me hace sentir plena, feliz.

Hace dos semanas,en medio de un vuelo veo que mi Instructor toma un papelito, rápidamente le da forma (seguro que este viejo lobo del aire ya lo tenía preparado) y tapa el Horizonte del Tablero.

- Te voy a tapar el Horizonte para que sientas la actitud del avión. Tenés que mirar más hacia afuera.
- ¡No, por favor, no! fue mi lógica respuesta. 
- Sentí el avión, Mechi, sentilo en tu cuerpo. Aprendé a buscar otras referencias, no sólo la vista.



Me dí cuenta que saber volar es mucho más que mirar los controles y acceder a ellos. 
Me enseñó a comenzar a integrarme con mi aeronave en una pareja de perfecta coordinación e integración.
- ¡Gracias, teacher, cuánta razón tenía!

He aquí una manera de gestionar rápida, concreta, confiriendo gran confianza a la alumna, reasegurándola, sin retos, sin grandilocuencia... con un papelito cortado a mano. Eso es ACTUAR, SABER GESTIONAR.

Lic. María del Cármen Albareda
mdelcalbareda@yahoo.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario