sábado, 22 de marzo de 2014

¿Dónde está el peligro de tomar un par de fotos?

Hace un tiempo publiqué la nota que sigue a la información, sobre el tema de sacar fotos en vuelo.

Ahora les transcribo esta nota aparecida en un medio Británico: The Independent, casualmente con un incidente provocado por una cámara de fotos.

Revealed: RAF jet made terrifying 4,400ft plunge after camera became lodged next to joystick


Para muchos a bordo de un avión, es un impulso natural. El cielo es azul imposible, la vista es increíble así que ¿dónde está el peligro de tomar un par de fotos? La respuesta, de acuerdo con la Real Fuerza Aérea, es cuando la cámara está en la cabina con el piloto y que se enreda en los controles de vuelo.

El incidente ocurrido en febrero de este año resultó en una suspensión de 11 días de los vuelos de toda la flota de la Royal Air Force, específicamente de los aviones Voyagers, una versión militar del Airbus A330 adquirido el año pasado por el Ministerio de Defensa.

El Ministerio de Defensa Británico confirmó ayer que un avión de su nueva flota de transporte RAF Voyager tuvo una pérdida de altitud brusca, lo que terminó hiriendo a algunos de los cerca de 200 personas a bordo, después de que una cámara aparentemente utilizado para tomar varias fotos de la cabina de vuelo se interpuso entre el asiento del capitán y de la palanca de mando utilizados para controlar la altitud del avión.

Se encontró que una cámara réflex digital utilizada minutos antespara tomar fotografías  se había atascado entre el apoyabrazos del asiento del capitán y el "side-stick". A medida que el asiento se movió, la cámara empujó el comando y dio lugar a un "descenso" de la aeronave, a 15000 pies por minuto, tal era el ángulo de descenso que se convirtió en un momento de ingravidez y los pasajeros que no llevaban el cinturón de seguridad pegaron contra el techo del avión. El Ministerio de Defensa dijo que varias de las personas a bordo sufrieron heridas leves, como moretones, pero ninguno requirió tratamiento hospitalario.


La nota que había publicado:

¡Luz! ¡Cámara! ¡Acción!


En estos días, esa frase ha adquirido un significado más literal debido a la proliferación de fotografía tomadas durante un vuelo.

No hay que investigar mucho en las redes sociales para encontrar que los pilotos son productores entusiastas de videos y fotografías tomados durante un vuelo. 

Estas fotos y videos sirven para entretener, informar, instruir y registrar una asombrosa diversidad de pilotos, aviones y lugares.

La tecnología actual hace que sea muy fácil tomar una foto o video durante un vuelo, ya sea una autofoto o una vista desde el mismo puesto de comando. Antes de rodar "la" película para tu libro de memorias hay algunas consideraciones de seguridad a tener en cuenta.

Hablando de distracción

Siempre hay que recordar que cuando se está volando un avión, las prioridades son controlar el avión, navegar y comunicarse; no es Hollywood donde se puede cortar la escena y luego volver a realizarla.

No importa lo mucho que desees un buen ángulo para esa foto increíble o una toma digna de Woody Allen para la grabación del vídeo. 
Las exigencias de seguridad como las responsabilidades de pilotar el vuelo nunca pueden estar subordinadas a una foto; ni aún al deseo de convertirte en un gran director de cine, coordinando y supervisando el proceso de producción de la película....... durante el vuelo.

Para evitar este tipo de distracción, una de las tareas de verificación previa que deberías realizar es asegurarte que la cámara se dirige en la dirección deseada y que está enfocada adecuadamente. Jugar con ajustes "de cámara" mientras haces malabares con las responsabilidades que tenes como piloto al mando, aumenta el riesgo de apartarte de un vuelo adecuadamente controlado, podes perder llamadas del control de tránsito aéreo​​, o la separación con un tráfico que no pudiste identificar. 

Instalaciones

Si la "instalación" de la cámara "fija" se encuentra unida a la aeronave con pegamento, ventosas o cinta adhesiva no suele ser algo aceptable para la seguridad del vuelo, en parte, debido a que si se suelta podría causar daños a la aeronave o  las personas que te acompañan.

Cuando hayas comprobado la correcta "instalación", el siguiente paso es asegurarte de que todos los dispositivos utilizados para la fotografía/video en vuelo están asegurados de manera adecuada. 
Nunca coloques una cámara, GPS, o cualquier otro dispositivo móvil en un lugar en el que, literalmente, podría ser un peligro en vuelo (por ejemplo, volar libremente alrededor de la cabina en caso de turbulencia). Incluso si un dispositivo no golpea nada, crea inevitablemente una distracción de la actividad de vuelo.

Dos preguntas para que te respondas:

¿Qué prioridad le asignas a la seguridad en comparación con  otros objetivos?
¿Demostrás estar comprometido con la seguridad por tus palabras y fundamentalmente por lo que haces?

Otorgá a tus prioridades el orden para que puedas vivir para filmar - y volar - otro día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario