miércoles, 23 de abril de 2014

¿Porque se le llama "caja negra" a la FDR y CVR?

Vamos a dejar una cosa clara: la “caja negra" no es negra. Es de color naranja.

Antes que las aerolíneas tomara al naranja como color estándar para sus registradores de vuelo, algunos Boeing siguieron utilizado una esfera amarilla y los británicos tenían un aparato llamado “el huevo rojo”. Entonces, ¿por qué lo llaman "caja negra"?

La historia


En 1939, un ingeniero de aviación llamado François Hussenot ideó un medio de captura del historial de un avión en una caja de película fotográfica. Sensores a bordo parpadeaban en una caja a través de espejos calibrados, la imagen se graba por un fino rayo de luz desviado por un espejo inclinado de acuerdo con la magnitud de los datos a grabar que marcaban en una película los  parámetros de vuelo, incluyendo la altitud, velocidad del aire y la posición de los controles de la cabina. 
Debido a que el dispositivo funcionaba como una cámara de fotos en su interior, tenía que estar en la oscuridad total; por lo tanto, tal vez de ahí, el concepto de “caja negra”.


Hussenot, se dice, pensaba en la importancia que su descubrimiento tenía, tanto es así, que enterró un prototipo  en las dunas cerca de la costa de Aquitania en junio de 1940 para mantenerlo lejos de las manos alemanas. Después de la guerra, la tecnología de los registradores de vuelo se generalizó. Algunos dispositivos utilizan la fotografía; otros se basaban en registrar los datos en bobinas de papel de aluminio. Ninguno, sin embrago, grababa el audio de la cabina.

Luego, en 1953, se le pidió un químico australiano llamado David Warren ayuda para encontrar la causa de los últimos accidentes que habían ocurrido. "Me quedé pensando para mis adentros. . . Si tan sólo pudiéramos recuperar esos últimos segundos", dijo en una entrevista en 1985, "se ahorrarían toda esta discusión e incertidumbre". 

El dispositivo ideado por Warren consistía en una bobina de alambre de acero magnetizado en el que se grabaran los sonidos y a su vez tenía la capacidad de soportar un accidente. 

En un informe de 1985 realizado por ABC News , el Dr. David Warren describió como fue su inspiración para el registrador de vuelo. Sin dar lugar a la frustración generada por la indiferencia burocrática australiana, no atenuó su entusiasmo como inventor: su chispa y la inspiración quedan evidenciadas con fuerza y ​​claridad en este reportaje realizado por la Australian Broadcasting Corporation (ABC)



Otra forma de grabadora de datos de vuelo se desarrolló en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Len Harrison y Vic su esposo desarrollaron una unidad que podría soportar un impacto y el fuego con el fin de mantener los datos de vuelo intactos. Esta unidad utilizaba una lámina de cobre como el medio de grabación, con varios sensores para los diversos instrumentos de la aeronave. 
La lámina de cobre avanzaba en períodos de tiempo establecidos, por lo tanto quedaba registrado un historial de los instrumentos y controles de la aeronave. Esta unidad fue desarrollada en Farnborough para el Ministry of Aircraft Production británico.

Al final de la guerra, el Ministerio británico lo patentó bajo "patente británica 19330/45". Esta unidad fue la precursora de las cajas negras de hoy en día, siendo capaz de soportar las condiciones que se daban en un accidente.

A mediados de la década de 1960, los registradores de datos de vuelo y de voz de cabina eran obligatorias para los aviones comerciales. 
La película fotográfica y el alambre magnético fueron reemplazados por otros medios de almacenamiento, incluida la memoria flash drivers.

De acuerdo con las regulaciones de la Administración Federal de Aviación, el dispositivo puede venir en una variedad de formas - incluyendo esferas, cilindros y domo - siempre y cuando no sea demasiado pequeño para los investigadores impidiendo encontrarlo entre los escombros del avión.

Debe tener una etiqueta en su lado, con las letras de al menos una pulgada de alto que digan: 

"REGISTRADOR DE VUELO - NO ABRIR."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario