viernes, 22 de agosto de 2014

Peligro Aviario - Fallo sobre un accidente del año 2001

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, dejo firme el fallo, de un juicio que se inició por un accidente en el aeropuerto de Bahía Blanca en el año 2001. Este accidente se produjo porque en la carrera de despegue una bandada de gaviotas impacta contra la aeronave. El informe de la JIAAC dice:

"Cuando alcanzaron la velocidad de rotación (Vr) de 110 Kts, a una distancia de 700 m desde el umbral de la pista 16 L, una bandada de aves (gaviotas) impactaron con la aeronave. Algunas de ellas o pedazos, fueron ingeridos por el motor derecho que se detuvo; el motor izquierdo tuvo un aumento considerable de temperatura, situación que obligó a abortar el despegue"

El fallo confirma la responsabilidad del prestador del servicio de control aviario y hace lugar al pedido de indemnización por los daños sufridos por la aeronave. Me pareció interesante la lectura destacando estos párrafos:

Los magistrados afirmaron que no se había configurado el caso fortuito porque la presencia de aves en la pista de despegue del aeródromo en donde tuvo lugar el siniestro que dio origen a las presentes actuaciones no era un hecho imprevisible”.

Varias veces parece que la publicación de un NOTAM notificando la presencia de aves en las inmediaciones del aeropuerto actuara como defensa suficiente al problema, el fallo toma las publicaciones  - habla del MADHEL - que avalan que no era un hecho desconocido, sino todo lo contrario. "Dicho "aviso permanente" es demostrativo por sí solo de que la aparición de aves era un hecho que podía preverse en cualquier momento del día." Es decir, si estoy diciendo que hay aves, es que sé que hay aves y algo se debe hacer.

A su vez, determina las responsabilidades que surgen de la misma norma aeronáutica:

“El artículo 13 del Código Aeronáutico dispone que los servicios de protección al vuelo serán prestados por el Estado Nacional en forma exclusiva, a través de la autoridad aeronáutica. A su turno, el Reglamento General de Uso y Funcionamiento de los Aeropuertos del Sistema Nacional de Aeropuertos aprobado por Resolución ORSNA Nº 96/01 del 31 de julio de 2001, prevé que los jefes de aeropuertos y/o explotadores de aeropuertos deberán adoptar todas las medidas preventivas necesarias, en las áreas de su responsabilidad”

"el Reglamento General de Uso y Funcionamiento de los Aeropuertos del Sistema Nacional de Aeropuertos aprobado por Resolución ORSNA Nº 96/01 del 31 de julio de 2001, prevé que los jefes de aeropuertos y/o explotadores de aeropuertos deberán adoptar todas las medidas preventivas necesarias, en las áreas de su responsabilidad, a los fines de controlar aquellas actividades que sean polos de atracción de las aves o que incrementen su presencia en el ámbito del aeropuerto y sus alrededores, a los efectos de evitar o minimizar las posibilidades de que el peligro aviario atente contra el normal desarrollo y seguridad de las operaciones aéreas (capítulo 3, punto 3.2.2)." 

En el año 2001 la Administración  Nacional de Aviación Civil - ANAC - no existía, por eso el fallo hace responsable a la Fuerza Aérea Argentina por el hecho.

Les dejo el fallo, sobre la apelación y el informe de la JIAAC para el contexto en el cual se produjo el accidente. 


1 comentario:

  1. El Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), establece en su Resolución N° 85 del año 2002, la responsabilidad de la ejecución de las tareas de prevención del peligro aviario, de la confección de un Plan de Prevención del Peligro Aviario que contenga las tareas a realizar y los medios a emplear con medidas pasivas y activas recomendadas por la OACI, la Autoridad Aeronáutica Competente del Estado y el ORSNA.

    En los aeropuertos concesionados, la responsabilidad de la ejecución de las tareas de prevención del peligro aviario es del Administrador del Aeropuerto, en coordinación con el Jefe de Aeropuerto quién, como autoridad aeronáutica, fiscalizará el cumplimiento del Plan de Prevención del Peligro Aviario.

    AA 2000 presentó en su momento un planteo explicitando que la prevención del peligro aviario no podía considerarse un servicio aeroportuario, pero el ORSNA lo refutó y fijó su responsabilidad en los aeropuertos concesionados en la Resolución 85/02. Los comites aeroportuarios de peligro aviario y fauna deben conformarse y reunirse para analizar el progreso de los programas de limitación de fauna y proponer su ajuste. Atte. Guillermo Bertolotti.

    ResponderEliminar