martes, 3 de febrero de 2015

¿Selfie o Safety?

Roberto J. Gómez
Un interesante informe publicó hoy la NTSB sobre un accidente ocurrido en mayo de 2014. El tema no es nuevo en el blog: Las cámaras en vuelo. Les dejo referencias de publicaciones anteriores (cliquear) :
Esta última nota, no está directamente relacionada con la toma de fotos, pero le pega en el palo.

Se puede tomar fotos durante un vuelo, yo lo hago, pero hay que hacerlo teniendo en cuenta algunas medidas de seguridad y en los momentos adecuados. En especial cuando llevamos pasajeros, hay que realizar un briefing sobre las distintas etapas del vuelo, las necesidades del piloto en cada una de ellas y las condiciones para tomar excelentes fotografías. Les dejo una publicación en la que propongo un briefing para pasajeros de aviación general (cliquear)Lo importante es la seguridad el vuelo, no obtener la mejor selfi. 

Aclaración idiomática: Selfie, es la palabra en idioma inglés para "autofoto" en español o su adaptación: Selfi. Les dejo una explicación a pié de página. En la nota voy a utilizar: selfi o su plural selfis

Un dato interesante en este reporte de la NTSB es que se utilizó los registros de la cámara GoPro como información para determinar que pudo haber sucedido. 

NTSB Identification: CEN14FA265
14 CFR Part 91: General Aviation
Accident occurred Saturday, May 31, 2014 in Watkins, CO
Probable Cause Approval Date: 01/27/2015
Aircraft: CESSNA 150, registration: N6275G
Injuries: 2 Fatal.


El 31 de mayo de 2014, a las 00:22,  un avión Cessna 150K, matrícula N6275G, impactó contra el terreno, 2 millas al oeste del Front Range Airport (FTG), cerca de Watkins


Resumen

El avión fue reportado como desaparecido alrededor de 03:30hs por el personal del aeropuerto. Los restos del avión fueron encontrados a las 07:30hs en un campo de trigo, a unos 2 kilómetros al noroeste del aeropuerto. No hubo testigos del accidente. El piloto no estaba en contacto con el Control de Tránsito Aéreo, pero la trayectoria de vuelo fue capturada por el radar. 
El avión impactó contra el campo, primero con el ala izquierda, rebotó una vez y quedó en posición vertical. 
Se encontró una cámara GoPro entre los restos del avión y su tarjeta de datos fue revisada por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (National Transportation Safety Board | NTSB). El vídeo tomado por la cámara registra los eventos antes del accidente, sin embargo, la secuencia del accidente no se grabó.

El piloto, de 29 años, tenía licencia de piloto comercial, aviones monomotores y multimotores terrestres, con habilitación de vuelo por instrumento - HVI. 
Contaba, también, con licencia de instructor. El certificado médico de primera clase sin restricciones, fue emitido el 29 de agosto de 2013 (FAA)
La revisión del libro de vuelo, reveló que tenía 726 horas de vuelo en total, 38 horas en los últimos 30 días y 4,5 horas en las 24 horas anteriores al vuelo del accidente. Tenía 27,1 horas en condiciones nocturnas y 0,5 horas en simulación IMC (capota) en los últimos 60 días. 
Acumuló un total de 99 horas en IMC simulado (capota) y 14,7 horas en vuelo real IMC. 
El registro no reveló si había cumplido con las certificaciones para operar en IMC real o para llevar a los pasajeros en vuelo nocturno, según los requerimientos de la FAA.

Información meteorológica


El 31 de mayo de 2014, a las 23:59 hs el aeropuerto internacional de Denver (DEN), que se encuentra a 5 kilómetros al noroeste del lugar del accidente, informó: viento calmo, 2 ½ millas visibilidad, niebla, cielo cubierto a 300 pies, temperatura 55 ° Fahrenheit (F), punto de rocío 54 ° F, y presión 30.19 pulgadas de mercurio.

El vuelo

El avión despegó para realizar un vuelo nocturno local, bajo reglas de vuelo instrumental (IFR).
Datos de la traza radar mostraron que el avión, posterior al despegue, realizó un circuito de tránsito aterrizando 6 minutos más tarde. Partió de nuevo hacia el oeste, fuera del circuito de tránsito, y alcanzó una altitud de 740 ft .
El avión hizo un viraje por izquierda, escarpado, descendió cerca de 1.900 pies por minuto, impactando contra el terreno. Rebotó una vez antes de que quedara en posición vertical.

A bordo había una cámara (GoPro) que fue encontrada cerca de los restos, cuyos archivos pudieron ser recuperados. En base a la información disponible en la cámara GoPro, existían registros correspondientes a dos días: El 30 de mayo y 31 de mayo de 2014, día del accidente. El último registro fue el vuelo de 6 minutos en el circuito de tránsito. El vuelo posterior, en que se produjo el accidente, no fue registrado. 

Las grabaciones revelaron que el piloto y varios pasajeros estaban tomando selfis con sus teléfonos celulares, durante el vuelo nocturno, usando el flash de sus cámara. Esto sucedió durante la carrera de despegue, el ascenso inicial y el vuelo en el circuito de tránsito. Durante el ascenso, el piloto usa su teléfono celular para tomarse una selfi. El flash de la cámara se activa y se ilumina la cabina.  El piloto aterrizó y se puede ver utilizando su teléfono celular, posterior al aterrizaje. La grabación finalizó con normalidad.

Memoria de la cámara GoPro, videos de los vuelos


Imagen ilustrativa - no corresponde al accidente
Registro 1: El día anterior al accidente, (vuelo diurno) el video muestra al piloto utilizando el teclado de su teléfono celular durante el tramo inicial del circuito de tránsito de aeródromo; el piloto hizo tres interacciones distintas y separadas con su teléfono celular.

Registro 2: (vuelo diurno) mostraba al piloto realizando movimientos leves de sus controles para provocar una G negativa, lo que era entretenido para los pasajeros. El piloto tomó algunas selfis en lo que parece ser la fase inicial  del circuito de tránsito. En plataforma, cuando se bajó el pasajero del vuelo anterior, subió uno nuevo. Esto se realizó sin detener el motor de la aeronave. El piloto parece utilizar el teclado de su teléfono celular durante el rodaje. El uso de una lista de verificación o control de prevuelo no se observan en la grabación. El avión despegó mientras el pasajero parecía estar grabando un vídeo utilizando su teléfono celular. Más tarde en la grabación se puede ver al piloto tomándose selfis durante el ascenso. El pasajero usa su teléfono celular para tomar más selfis durante el vuelo.

Registro 3: El piloto tomó un par de selfis utilizando el teléfono celular, en básica y, posiblemente, también en final. La pantalla del teléfono celular del piloto se ve en el modo de cámara. El pasajero también estaba tomando selfis durante los últimos dos minutos de vídeo. El piloto hizo un aterrizaje sin incidentes.

Conclusiones


Un examen posterior del avión no reveló ninguna anomalía previa que impidiera el normal el funcionamiento de la aeronave. 
Basado en la distribución de los restos, que era consistente con un impacto de alta velocidad, y tomando en cuenta las condiciones meteorológicas degradadas, es probable que el piloto experimenta desorientación espacial y lo que llevó a una pérdida de control del avión. 
La evidencia es consistente con pérdida de sustentación aerodinámica a lo que le siguió el ingreso a un tirabuzón o barrena, contra el terreno.

Basándonos en la evidencia del uso de teléfonos celulares durante las maniobras a baja altura, incluyendo el vuelo anterior al vuelo del accidente, es probable que el uso del teléfono celular durante el vuelo que terminó en un accidente, haya distraído al piloto, lo que contribuyó al desarrollo de una pérdida de la conciencia situacional , lo que provocó una pérdida de control de la aeronave.

Hasta aquí el reporte de la NTSB. Creo que es interesante y adecuado, tratar este artículo en las escuelas de vuelo o simplemente como reflexión personal. Las nuevas tecnologías, pueden interferir negativamente si su uso no respeta o no tiene en cuenta una adecuada mirada sobre la seguridad operacional. Es decir, tomemos fotos, filmemos y tengamos un lindo vuelo, tanto para el piloto como para los pasajeros, sin dejar de lado una adecuada gestión de riesgo.
Siempre recuerden que cuando se está volando un avión, las prioridades son: Controlar el vuelo, navegar y comunicarse. No es Hollywood. No importa cuánto quieras un foto o un buen vídeo.
Las exigencias de seguridad nunca pueden estar subordinadas a una foto. La responsabilidad como piloto al mando para conducir el vuelo sin peligro, no puede estar supeditada a la realización de un video. Hay institutos, tanto públicos como privados, donde podés aprender cine. Durante un vuelo, quizás, no sea el lugar más adecuado.
Para evitar este tipo de distracción, una de tus funciones en la programación del vuelo debe ser verificar que la cámara este firmemente asegurada, se dirige en la dirección deseada y que está enfocada adecuadamente. Para evitar estar realizando ajustes en la cámara, mientras haces malabares con las responsabilidades que tenés como piloto al mando.

Situaciones de éste tipo te pone en riesgo de apartarte del vuelo, perder llamadas de radio del ATC, no mirar hacia afuera y quizás no ver un tránsito y disminuye la conciencia situacional, entre otras cuestiones.

Mantené tus prioridades en orden 
para que puedas sobrevivir a la película o foto - y volar - otro día.

Namasté
Roberto Julio Gómez


Nota:
La Fundéu BBVA, en su labor de promover el buen uso del español en los medios, aconsejó ya en diciembre del 2013 posibles alternativas al anglicismo de moda: autofoto o la ya consolidada autorretrato, palabras bien formadas en español y que pueden ser útiles para evitar el abuso del término inglés.

Así, en octubre del 2014 la Fundéu propuso selfi, sin la e final del original inglés, como adaptación válida al español. En su recomendación sobre ese término, se explicaba que el plural adecuado es selfis y que, en tanto el uso mayoritario se decante por el masculino o femenino, puede considerarse una palabra ambigua en cuanto al género (el/la selfi), como el/la mar, el/la armazón y otras muchas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario