martes, 24 de marzo de 2015

[LV-CNT] Informe final



La Comisión Investigadora De Accidentes e Incidentes de Aviación (C.I.A.I.A) de Uruguay publicó el informe final del accidente de la aeronave Hawker Beechcraft B200 MATRÍCULA LV-CNT

Inmediatamente la atención de medios y publico en generál se focalizó en la siguiente información: “Desconociéndose si el consumo es único o habitual, la dosis y la vía de administración utilizada, se sugiere que el piloto al mando, consumió cocaína en las 24 horas antes de su fallecimiento. Se desconoce si la última dosis de cocaína fue con alcohol, pero que si ha existido un consumo simultaneo de alcohol y cocaína”
Prosiguiendo la lectura del informe el Departamento de Química y Toxicología de los Servicios Periciales del Instituto Técnico Forense (Montevideo-Uruguay) opina:
“De acuerdo a los resultados puede afirmarse que el juicio profesional para una adecuada toma de decisiones por parte del piloto estaba afectado, como así también, su capacidad para percibir peligros y evaluar riesgos. No pudo establecerse si el consumo fue único o habitual. Tampoco si la última dosis de cocaína fue con alcohol, pero si asegura que hubo consumo simultáneo de cocaína y alcohol. Textual. Lo arriba descripto pudo ser causa de los errores operacionales que produjeron el accidente
Para terminar sentenciando: “Los factores humanos y operacionales tuvieron una incidencia directa en el desarrollo del accidente, donde la complacencia y el exceso de confianza jugaron un rol importante, motivados a su vez por la ingesta de sustancias prohibidas antes del vuelo por parte del piloto al mando.”
3.1 Causa probable.
Pérdida de conciencia situacional por deficiente percepción del peligro y evaluación del riesgo, lo que lo llevo a tener un impacto contra el suelo sin pérdida de control (CFIT) y la combinación de los siguientes factores:
Falla en la toma de decisión al no regresar al aeródromo de partida o a la alternativa, ante la presencia de condiciones meteorológicas adversas en el aeródromo de destino.
Falla en la toma de decisión al continuar intencionalmente una aproximación (VFR) al aeródromo de destino, cuyas condiciones meteorológicas eran marginales (IMC), no respetando altitudes mínimas de operación, ni las mínimas meteorológicas para aeródromos.
Deficiente evaluación de análisis de riesgo de la situación, toma de decisiones y probablemente degradación de las habilidades de pilotaje, debido a una combinación de factores fisiológicos y psicológicos.

El informe completo esta al final de esta nota. Ahora bien, no voy a hacer centro en este caso en particular. Las causas de por qué una persona consume determinado tipo de sustancias está lejos de mis conocimientos, corresponde a la psicología explicarlo, por lo que no voy a escribir sobre ello; tampoco puedo ni debo juzgar su comportamiento.  No corresponde establecer culpa alguna. Si es necesario hablar sobre este tema y como afecta a la seguridad operacional.

El consumo de drogas ilícitas es una realidad social, por lo tanto el ambiente aeronáutico no está exento. En nuestro país no tengo referencia de estadísticas en la actividad aérea sobre el uso de drogas ilícitas. El INMAE, seguramente, tiene registros de "positivos" encontrados en los análisis, pero no son públicas.
Como referencia, en el último año he conocido varios casos de controladores y pilotos que no han obtenido su psicofísico a causa de dar positivos en el consumo de sustancias tóxicas.

Medidas de control

El siguiente video corresponde a la autoridad aeronáutica Australiana, es una dramatización sobre los controles aleatorios que se realizan sobre el consumo de alcohol y drogas en piltos. Es una forma de mitigación. 

video

Australia tienen establecidos controles y programas referidos al consumo de alcohol y drogas ilícitas. 

Un trabajo interesante lo ha realizado la Federal Aviation Administration [FAA] en 2014 “Drug Use Trends in Aviation:Assessing the Risk of Pilot Impairment”
Se basó en el uso de drogas, tanto las lícitas como las ilícitas. Las lícitas son las de uso medicinal, todos los medicamentos identificados por toxicología de la FAA para tratar una enfermedad o condición médica que no afectan negativamente el desempeño de una persona, y por lo general se consideran seguros para usar durante el vuelo de un avión.
Sin embargo, continúa el informe, algunos medicamentos tienen el potencial de afectar significativamente el nivel de lucidez mental, el juicio, el tiempo de reacción, o el comportamiento del usuario dando lugar a los accidentes de transporte.

Un 30 de marzo de 1983, en un accidente dos pilotos murieron cuando un avión de carga, no regular, se estrelló durante un aterrizaje en el aeropuerto internacional de Newark. Pruebas toxicológicas indicaron que uno de los pilotos había fumado marihuana y el otro había tomado fenilpropanolamina (una droga similar a la anfetamina que se encuentra en los descongestionantes y los suplementos dietéticos disponibles en el momento) en las 24 horas anteriores al accidente. La NTSB informó que el rendimiento de los pilotos fue inferior a los parámetros normales, también determinó que los pilotos tenían experiencia y formación lo que no estaba en consonancia con el comportamiento de los pilotos y llegó a la conclusión de que los factores fisiológicos y psicológicos, incluyendo el uso de la marihuana y fenilpropanolamina, deterioran la toma de decisiones de la tripulación de vuelo y habilidades de vuelo.
La población de estudio consistió en 6.677 implicados en 6597 accidentes registrados por la NTSB y que estaban registrados en la base de datos de toxicología. Esto incluyó pilotos con resultados de toxicología positivos o negativos. Todos los pilotos tomados como caso de estudio fallecieron en accidentes de aviación civil, nacionales, en los Estados Unidos entre 1990 y 2012.
Casi todos (98%) los pilotos del estudio eran hombres, con una edad media de 50 años. En promedio, los pilotos del estudio tenían entre 5-15 años más que la población de pilotos activos (FAA 2013).
La distribución de los pilotos en cuanto a su licencia fue la siguiente:


Por el tipo de vuelo: Aviación general, aviación de transporte vuelos regulares (135) y aviación de transporte vuelos no regulares (121)

 
Algunos datos que arrojó el informe publicado en 2014

Muestra una tendencia creciente en resultados toxicológicos positivos desde 1990 hasta 2012. Durante todo el período de estudio, un promedio de 25% de los pilotos tenían, al menos, un resultado positivo en las muestras de sangre o tejido. Sin embargo, la prevalencia de los resultados toxicológicos positivos aumentó notablemente, la proporción de los pilotos estudiados con al menos un resultado positivo aumentó de menos del 10% en 1990 al 40% en 2011.

Porcentajes de pilotos que dieron positivo discriminado por el tipo de operación


 Discriminado por edad



 Tipos de drogas ilícitas encontradas en el estudio realizado



Aunque el uso de drogas ilícitas, históricamente se ha identificado en un pequeño porcentaje de los pilotos accidentados, los resultados de este estudio indican que recientemente el consumo de marihuana aumentó entre los pilotos fallecidos. El consumo de drogas ilegales es especialmente preocupante para la seguridad aérea, ya que, a diferencia de la utilización terapéutica, típica de las drogas lícitas, el deterioro es a menudo un efecto secundario no deseado, y los usuarios de drogas ilícitas a menudo buscan activamente los efectos negativos de la droga. No es sorprendente que hay pruebas que demuestran que el consumo de drogas ilícitas eleva significativamente el riesgo de tener un accidente de aviación.

En cuanto a las drogas lícitas fueron encontradas las siguientes



INFORME FINAL

1 comentario:

  1. Adicciones... La única manera de salir es a través del psicoanalisis.

    ResponderEliminar