jueves, 30 de abril de 2015

AMDT AIRAC AIP 1/2015 | Fiabilidad de los datos publicados

Hace Pocos días la Administración Nacional de Aviación Civil | ANAC publicó el AMDT AIRAC
1/2015, es decir una enmienda al AIP. Las Enmiendas al AIP se publican de dos formas
  • La enmienda ordinaria (AIP AMDT), que se publica a intervalos regulares establecidos
  • La Enmienda de la AIP AIRAC (AIRAC AIP AMDT), que se publica de conformidad con el sistema AIRAC. Estas enmiendas siguen un calendario de fechas de entrada en vigor.

AIRAC: reglamentación y control de información aeronáutica.

Las enmiendas deberían incluir todas las correcciones sobre datos erróneos correspondientes a las enmiendas anteriores e incorporar los cambios que se realicen entre una enmienda y la siguiente. Esos cambios, entre una y otra, se comunican, generalmente,  mediante la publicación de un NOTAM o un suplemento AIP.

Estamos acostumbrados a modificaciones con carácter permanente al AIP, con base en un inadecuado uso del NOTAM. Ésto no debería ser así. El Anexo 15 establece que las modificaciones temporales de larga duración (de tres meses o más) y la información de corta duración que sea extensa o que contenga gráficos se publicarán como Suplementos AIP, aquí usamos los NOTAM PERM | Permanente, como si debieran estar publicados siempre. Pero lo permanente, es la modificación, no que el NOTAM tiene que estar in aeternum (en Latín queda más lindo) publicado.

Por ejemplo si "donde dice sí" "debe decir no" y esto va a quedar así, es un cambio permanente, no se modifica, no significa que tiene que estar publicado por los siglos de los siglos. Se debe publicar un suplemento AIP. Miren los ejemplos que puse, más abajo, que dice la fecha de publicación y luego "Hasta: PERM"

Aunque no se especifique directamente en el Anexo 15, los NOTAM no deberían permanecer en vigor por más de tres meses. Si se prevé que las circunstancias por notificar exceden los tres meses, debe publicarse un Suplemento AIP. Dejar publicado un NOTAM siempre, no es la función que debe cumplir éste instrumento de información de los cambios, que por su premura, no pueden ser publicados por otro medio y sean temporales. 

Cuando una modificación temporal en la información AIP, expedida mediante NOTAM, exceda inesperadamente del período de tres meses, puede expedirse un nuevo NOTAM o un NOTAM sustitutivo, pero solamente en aquellos casos en los que se prevea que la condición dure por un período ulterior de un máximo de uno o dos meses. Por ejemplo, la reparación de una calle de rodaje que llevaría tres meses, se prolongó un mes más. Se expide un nuevo NOTAM y se lo cancela cuando la obra está terminada.  

Si se toman el trabajo de revisar, al azar, NOTAMs  podrán verificar la existencia de gran cantidad de ellos con la indicación "PERMANENTE", como duración de la publicación.

Cuando se publica una AMDT, esos NOTAMs deberían ser cancelados, simplemente porque se debe verificar, antes de la publicación, los datos que se han modificado e incorporarlos al AMDT. 

Para muestra basta un botón, decía mi mamá. Tal es el caso del siguiente NOTAM que se viene renovando cada tres meses desde el año 2010, si leyó bien estimado lector. Se renueva cada tres meses desde hace cinco años.


TAR: Terminal Area Radar U/S

El Anexo 15 de la OACI, abre el capítulo 3 con la siguiente frase: “Los Servicios de información aeronáutica establecerán recursos y procesos de gestión de la información suficientes para permitir la recopilación oportuna, el procesamiento, el almacenamiento, la integración, el intercambio y la distribución de datos aeronáuticos e información aeronáutica de calidad asegurada dentro del sistema de ATM.” Para continuar en su punto 3.2.1 diciendo: “Los textos que hayan de expedirse como parte de la documentación integrada de información aeronáutica se verificarán exhaustivamente antes de ser presentados al servicio de información aeronáutica para cerciorarse, antes de su distribución, de que se haya incluido toda la información necesaria y de que la misma sea correcta en todos sus detalles.”

Es muy claro, los datos que se publiquen, deben ser precisos y deben seguir un proceso de calidad

Los servicios de información aeronáutica establecerán procedimientos de validación y verificación que aseguren que, al recibirse datos aeronáuticos e información aeronáutica, se haya cumplido con los requisitos de calidad (exactitud, resolución, integridad y trazabilidad).”

¿A que se refiere?
  • Exactitud. Grado de conformidad entre el valor estimado o medido y el valor real.
  • Resolución. Número de unidades o de dígitos con los que se expresa y se emplea un valor medido o calculado
  • Integridad (datos aeronáuticos). Grado de garantía de que no se han perdido o alterado ninguna de las referencias aeronáuticas ni sus valores después de la obtención original de la referencia o de una enmienda autorizada.
  • Trazabilidad. Capacidad para seguir la historia, la aplicación o la localización de todo aquello que está bajo consideración (ISO 9000).

¿Por qué tanto recelo en la calidad de los datos de información aeronáutica? Porque son datos que van a usar pilotos, despachantes, controladores de tránsito aéreo, etc. Es decir, todos los usuarios del sistema. Una premisa muy básica es que los usuarios confíen en los datos que un Estado provee.  Por lo pronto, en la publicación de un AMDT no hay que inventar nada, ya está inventado. Simplemente hay que seguir los procedimientos establecidos en el Anexo 15 y el DOC 8126 | Manual para los servicios de información aeronáutica. Además es recomendable, establecer procedimientos internos de calidad y, obviamente, seguirlos. 

Los datos publicados en este AMDT AIRAC 1/2015 tiene inexactitudes. Desde frecuencias que no corresponden a la realidad. Por ejemplo un lector me envía la siguiente corrección de un aeropuerto X: Dónde dice 118,10 (CPPL)  119,15 (CAUX) Debe decir : 118,30 (CPPL) 119,70 (CAUX) y además todos los teléfono publicados son incorrectos.

Les pediría que intenten llamar a los teléfonos que figuran en el AIP, gran cantidad no corresponden a la dependencia a la que dice pertenecer o escucharemos la característica voz diciendo "no corresponde a un abonado en servicio". Ni hablar de frecuencias incorrectas, cotas incorrectas, distancias incorrectas, alturas incorrectas. Eso adquiere otra gravedad.

Como bien diría ante esta situación el personaje de Beatríz Bonnet, en el recordado programa "Mesa de Noticias" ¡Qué bochorno! 

Me tomé el trabajo, que deberían haber realizado antes de la publicación del AMDT, de revisar los NOTAM de algunos aeropuertos, dos o tres. Sorprende la cantidad de “Dónde dice” “Debería decir” en otras palabras: datos incorrectos, errores en la publicación del AIP. Estos NOTAM, deberían haber sido cancelados por la publicación de un AMDT AIRAC AIP, pero siguen ahí. Evidentemente no han sido incorporados.

No digo que sea maldad creativa, pero por lo menos y siendo extremadamente generoso lo llamaríamos ¿incompetencia?
El flujo de información puede ser comparado con un río que fluye a través de la ecología de una organización. En ciertas áreas, el río se estanca y en otras corre. Aquí evidentemente no corre.

La publicación errónea de datos se convierten en condiciones latentes dentro del sistema, que se manifestarán cuándo encuentren una ventana de oportunidad, contribuyendo a un incidente grave o en el peor de los casos a un accidente.

Hace un tiempo, se autorizó en nuestro país el uso de cartografía Jeppesen en todas sus modalidades, sea digital o en papel. La base de datos de la cual se sirve Jeppesen es la que le proporciona la Argentina. Por lo tanto, si los datos son incorrectos, la base de datos será incorrecta y las cartas Jeppesen también tendrán los mismos errores.

Por una cuestión de espacio solo hago referencia a algunos NOTAMs que fueron publicados, corrigiendo errores de datos publicados en el AIP. Ustedes lo pueden corroborar fácilmente.


  • Innumerables "Donde dice" "Debe decir" 
  • Los PERM deberían superar la niñez, crecer y convertirse en adultos Suplemento AIP y llegar a la madurez convertidos en AMDT AIRAC AIP, superar etapas y no quedarse en el tiempo.
  • Fíjense que muchos NOTAM corrigen AIRAC del 2010 y hasta del ¡2006! 
Si pensamos encarar seriamente una transición hacia un espacio aéreo optimizado, donde poder implementar PBN, la validez de los datos es clave para los operadores aéreos. Por lo tanto, como claramente se encuentra especificado en el Anexo 15, es necesario que los datos sean verificados exhaustivamente antes de su distribución, verificar que se haya incluido toda la información necesaria y de que la misma sea correcta en todos sus detalles. No dice se verificarán, a secas, sino que se lo hará exhaustivamente. 

Para cerrar. En el año 2012 participé de la Global AIM Conference de IFAIMA en Buenos Aires, que se realizó en el mes de mayo de ese año. 

La presentación del Sr. Michael W. Hohm | Technical officer, Aeronautical Information Management (AIM), Integrated Infrastructure Management (IIM), ICAO fue muy interesante, como lo publiqué en el blog oportunamente. Se basó en la transición del AIS al AIM. 

Dijo, entre otras cosas, "La disponibilidad oportuna de información de calidad garantizada es fundamental para la exitosa implementación del futuro sistema ATM" en obvia referencia al tema de la calidad de datos. Todos los que participamos de la actividad aérea somos parte del ATM: Pilotos, despachantes, control de tránsito aéreo, etc. La información es la "sangre" del sistema ATM.

Continuó "Una buena planificación asegura buenos resultados". Esto es básico, parece que no siempre se comprende. Si no sabemos en donde estamos, va a ser difícil determinar a donde queremos llegar. Un buen plan asegura buenos resultados, la planificación es la gran ausente en determinadas áreas.

En otra parte de su presentación dijo: "La gestión de la calidad es fundamental para lograr el éxito y para las implementaciones posteriores. Si no se construyó un buen sistema de control de calidad va a ser difícil las implementaciones que en el futuro se puedan aplicar” (...) "La tecnología es parte de la solución, pero no la única respuesta"

Para terminar su exposición, Mr Michael W. Hohm cerró con una frase que sonó fuerte en ese momento, hoy la comprendo. Estaba referiéndose a la calidad de la información en un sistema AIM: podemos tener el mejor sistema, pero todo se resume a la calidad de los datos, y dijo textualmente,  “Si incorporamos basura, se obtiene basura”.

Roberto Julio Gómez

1 comentario:

  1. El sistema de gestión de tránsito aéreo depende de datos fiables. El concepto AIM exige que la información contenida en la AIP se archive como conjunto de datos normalizados que se puedan consultar desde las aplicaciones de usuario. No conozco en que estadío nos encontramos en Argentina respecto a la transición del AIS al AIM, pero nuestro sistema de distribución de la información aeronáutica aún se rige por el ciclo AIRAC de 28 días que se basa en el tiempo estimado para la entrega postal de la información impresa en papel. Eso nomás, indica que aún no hemos llegado a la segunda fase de la transición que es "el paso al entorno digital"...y visto lo que ha sucedido con la AMDT AIP 01/2015, intuyo que aún no hemos consolidado la primera fase de la transición que incluye la toma de medidas iniciales respecto a requisitos en materia de calidad....porque el control de calidad, a la vista está, es deficiente. Atte Guillermo Bertolotti

    ResponderEliminar