miércoles, 9 de septiembre de 2015

Circuito de tránsito de aeródromo

Roberto J. Gómez
Parece obvio y hasta un tema menor, ¡circuito de transito de aeródromo! . Lo obvio no quita que sigamos teniendo incidentes en una operación básica como es la realización de un circuito de tránsito, cuando vamos a aterrizar en un aeródromo no controlado.

Situación

Día soleado, aeródromo no contralo, un avión establecido en inicial de la pista en uso comunica por frecuencia "LV-XXX en inicial de pista xx" observa a su alrededor, el piloto no ve tránsito en las inmediaciones y nadie anuncia su presencia por la frecuencia. Ya en básica, nuevamente comunica "LV-XXX de básica para final de pista xx", nadie contesta por frecuencia, observa y no ve ningún tránsito. Un momento después, toma el micrófono y dice "LV-XXX en final de pista xx".

Toca pista suavemente y en su carrera de aterrizaje, cuando está llegando a la intersección de la otra pista del aeródromo, se cruza una aeronave que estaba aterrizando. Rápido de reflejos el piloto exige su frenado para evitar una colisión, lo que da resultado y la situación no pasa de un momento tenso.

La otra aeronave, utilizando una pista que no era la que estaba en uso, no había realizado el circuito de tránsito correspondiente y para colocar el moño a la torta tenía su VHF apagado.
Es una situación real, que sucedió no hace mucho. ¿Es obvio el tema del circuito de tránsito de aeródromo? Parece que no. Pudo haber sido una maniobra con resultados catastróficos en que los márgenes de seguridad se vieron vulnerados, por no seguir dos reglas simples: Realizar el circuito y comunicar las intenciones por frecuencia VHF

Seguridad Operacional 

Hay que tener en cuenta algo. La seguridad operacional no debe ser una prioridad en nuestro vuelo. Y digo bien, no debe ser solo una prioridad. ¿Porqué? Por lo general, es sólo retórica y porque las prioridades van y vienen. Hoy puede ser prioritario algo y la semana que viene podemos cambiar esa prioridad por otra.

Por lo tanto, la seguridad no debe ser sólo una prioridad. Debe ser un valor fundamental que impulsa todo lo que haces y debes ser fiel a esos valores, siempre. La seguridad como valor y no como prioridad.

Repasemos el Modelo de James Reason y comprobamos que la normativa, es una de nuestras barreras de defensa desde el punto de vista de la seguridad operacional.




Ésta información la podés encontrar en las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil | RAAC
Parte 91 | 91.128 Reglas generales de vuelo aplicables al tránsito de aeródromo.

Las palabras en negrita son mías, para reforzar conceptos.

Circuito de tránsito de aeródromo: Trayectoria especificada que deben seguir las aeronaves al evolucionar en las inmediaciones de un aeródromo.

Velocidad en circuito de tránsito: Cuando operen en el circuito de tránsito las aeronaves deberán hacerlo a velocidad reducida, excepto que para alguna aeronave en particular, se impartan otras instrucciones para acelerar el tránsito. Asimismo, la velocidad máxima prevista para los reactores cuando operen en el circuito de tránsito de aeródromo, es de 250 Kt, las demás aeronaves no debieran exceder los 150 Kt.

Tránsito de Aeródromo: Los pilotos al mando de aeronaves que operen en un aeródromo, mientras estén en tierra, volando sobre el mismo, o dentro de la zona de tránsito de aeródromo y en sus cercanías, deberán:

(1) Observar el tránsito del aeródromo a fin de evitar colisiones.
(2) Incorporarse al circuito de tránsito correspondiente si es que intentan aterrizar; o en caso contrario, evitar la zona de tránsito de aeródromo.
(3) Hacer todos los virajes hacia la izquierda al aproximarse para aterrizar y después del despegue a menos que se les indique o esté establecido en procedimientos aprobados que lo hagan de otra manera.
(4) Aterrizar y despegar contra el viento, a menos que sea preferible otra dirección por razones de seguridad, de tránsito aéreo o de configuración de pista.

Despegue: El despegue de aeronaves se hará rectamente utilizando normalmente el eje de la pista hasta alcanzar por lo menos la altura de 500 pies sobre el terreno, excepto que para evitar obstáculos, áreas urbanizadas, restricciones prescriptas al espacio aéreo, sea necesario efectuar viraje a baja altura. En este caso, el viraje se efectuará en forma tal que el ángulo de inclinación no sea superior a 10º hasta haber alcanzado 500 pies de altura. Por regla general, posteriormente se virará en el sentido del circuito de tránsito a menos que esté establecido que se haga de otra manera.
Cuando la dirección de despegue no difiera más de 45º con la dirección proyectada del vuelo y no exista tránsito de aeronaves en conflicto con la trayectoria del vuelo, la aeronave podrá proseguir directamente a su ruta.

Aterrizaje: El tramo final de aterrizaje se hará de manera tal que al enfrentar la pista de aterrizaje, la aeronave se encuentre a no menos de 500 metros del comienzo de la misma; el último tramo de la aproximación será en línea recta hacia la pista de aterrizaje. El aterrizaje se efectuará normalmente sobre el eje de la pista y lo más próximo posible al comienzo de la misma.

Abandono de la pista: Terminada la corrida de aterrizaje la aeronave deberá abandonar la pista lo antes posible.

Operaciones en circuitos de tránsito: Las aeronaves que se aproximen a un aeródromo deberán ingresar al circuito de tránsito correspondiente, antes de aterrizar en el mismo. En los aeródromos no controlados o lugares aptos, dicha maniobra tiene por objeto permitir la observación del lugar antes del aterrizaje y hacer que la aeronave que esté en el circuito se haga notar de cualquier otra que se dirija a aterrizar o que esté por despegar.
(1) El circuito de tránsito tipo está representado por la trayectoria que efectúa una aeronave que circunda el aeródromo, girando hacia la izquierda, a 500 pies de altura y 500 metros de la periferia, por lo menos.

(2) En los lugares en que se hayan establecido circuitos de tránsito distintos del circuito tipo, las aeronaves deberán ajustar sus maniobras a los procedimientos locales que se hayan publicado. Los turbohélices efectuarán el circuito de tránsito a 1500 pies de altura y los reactores a 2000 pies, excepto instrucciones especiales, o que el circuito se haya publicado de otra forma.

(3) Las aeronaves se aproximarán al aeródromo virando en el sentido del tránsito del circuito, previo a incorporarse al mismo; y no podrán incorporarse por el tramo básico o el tramo final. El ingreso se hará aproximadamente a un ángulo de 45º respecto a la trayectoria del tramo inicial.
(4) Los vuelos que se desarrollen dentro de una Zona de Tránsito de Aeródromo (ATZ) deben mantener una separación mínima de 500 pies respecto al límite vertical y de 150 metros respecto al límite lateral de ésta.



Separaciones mínimas: La separación entre aeronaves en vuelo en el circuito de tránsito será la necesaria para evitar el riesgo de colisión y no debe ser inferior a 150 metros.

(1) Ninguna aeronave deberá iniciar el despegue, hasta que la aeronave que haya partido precedentemente haya cruzado el límite de la pista en uso, haya iniciado un viraje o hasta que todas las aeronaves que hayan aterrizado antes, estén fuera de dicha pista.
(2) Ninguna aeronave que aterrice deberá cruzar el comienzo de la pista en uso en el tramo final de la aproximación, hasta que la aeronave que haya partido precedentemente, haya cruzado el límite opuesto de la misma, haya iniciado un viraje o hasta que todas las aeronaves que hayan aterrizado antes estén fuera de dicha pista.

(c) Operación en áreas de movimiento y maniobras:
(1) Un avión no efectuará rodaje en el área de movimiento de un aeródromo, salvo que la persona que lo maneje:
(i) Haya sido debidamente autorizada por el explotador;
(ii) Sea absolutamente competente para maniobrar el avión en rodaje;
(iii) Esté calificada para utilizar el radioteléfono si se requieren comunicaciones radiotelefónicas; y
(iv) Haya recibido instrucción de una persona competente con respecto a la disposición general del aeródromo y, cuando corresponda, información sobre rutas, letreros, señales e instrucciones del ATC, fraseología y procedimientos, y esté en condiciones de cumplir las normas operacionales requeridas para el movimiento de los aviones en el aeródromo.

(2) Las aeronaves no deben rodar sobre la pista de aterrizaje en uso más de lo indispensable, utilizando en todos los casos otras vías de rodaje, si es posible.
(i) El rodaje se debe efectuar a velocidad reducida prestando atención al tránsito y obstáculos existentes en el área de movimiento.
(ii) Las aeronaves deben esperar fuera de la pista en uso y a una distancia no menor que la especificada seguidamente:
(A) La de un punto de espera en rodaje, cuando tal punto haya sido establecido y sus marcas sean visibles, o
(B) Cuando no se hayan establecido puntos de espera en rodaje o sus marcas no sean visibles:
- 50 metros respecto al borde de la pista, cuando la longitud de la misma sea de 900 o más metros.
- 30 metros respecto al borde de la pista, cuando la longitud de la misma sea inferior a 900 metros


Recomendaciones


Utilizar la frecuencia VHF del aeródromo en la zona del circuito es importante para que todos los pilotos pueden mantener la conciencia situacional sobre otro tránsito. Es elevado el riesgo de colisiones en el aire durante el cambio de básica a final. El 80 % de las colisiones aéreas se produjeron en o cerca de la zona del circuito, y un tercio de ellas involucró a aeronaves en aproximación final o el trayecto de básica a final.

El objetivo, en todo momento, es comunicar por radio las intenciones, ver-y-evitar,  tener en cuenta otros tránsitos, y la posición del avión para evitar conflictos con ese tránsito. 

Las fase más peligrosa de vuelo se encuentra a 5 nm de un aeródromo y una altitud por debajo de 3.000 pies

También es posible encontrar pilotos que han seleccionado inadvertidamente una frecuencia equivocada, no han comunicado su posición, están operando en aeronaves no equipadas con una radio VHF. También parece ser que algunos pilotos no siempre se comportan profesionalmente y siguen procedimientos; lamentable y frecuente.

Tener en cuenta estos puntos:
  • Mantener la observación de la otra aeronave en todo momento.
  • Estar comunicado por frecuencia y siempre utilizar fraseología estándar - incluso cuando pensas que no hay un tránsito en las inmediaciones.
  • Comunicar por frecuencia tus intenciones, hacer todas las transmisiones utilizando fraseología estándar dentro de un radio de10 nm de un aeródromo no controlado.
  • Utilizar los mismos procedimientos en todos los aeródromos, excepto que la reglamentación indique lo contrario.
  • Conocer la clasificación del espacio aéreo en el cual volas y que condiciones debes reunir para volar en él.
  • Separación - vos sos responsable de la separación de otras aeronaves. Mantener la distancia de circulación correcta y la secuencia.
  • Un aeródromo no controlado no significa que se puede hacer lo que uno quiere
Los pilotos en tierra deben ser pragmáticos cuando están en rodaje o ingresando en una pista de aterrizaje, teniendo en cuenta que a menudo es muy difícil ver una aeronave el aire. Esto significa observar y hacer escucha en frecuencia. Comunicar las intenciones. Observar el circuito y el resto del tránsito en las inmediaciones antes y durante el rodaje, y comunicar por frecuencia antes de ingresar en la pista.

Recordemos: Todo lo que puede salir mal, saldrá mal y siempre esperar lo inesperado.
La seguridad operacional no es una meta, sino un camino.

Roberto Julio Gómez
flap152@protonmail.com



Los que deseen repasar estos conceptos pueden responder este cuestionario
suscriptores que reciben actualizaciones por correo, para ver el cuestionario: clic aquí


No hay comentarios.:

Publicar un comentario