sábado, 2 de enero de 2016

Columna Lic. Albareda | Teoría de los supuestos básicos

Lic. Albareda
Las personas “neuróticamente normales”, o sea, cualquiera de nosotros,  varían sus comportamientos cuando se reúnen en grupo. Pueden ser los hinchas de un Club, los médicos de un hospital o los empleados de una dependencia ANAC, etc.

En ese conglomerado humano surgen fantasías que los involucran a todos… o casi todos, lo cual de manera directa, influirá sobre la actividad. 

¡Pero qué interesante! La fantasía, intangible, abstracta, hasta incluso desconocida por los integrantes  que la generaron, subyace en la actividad diaria laboral o social sin que las personas ni siquiera se hayan percatado.
Se generan comportamientos grupales influidos por aquella.

Son los llamados SUPUESTOS BÁSICOS SUBYACENTES

Es supuesto básico porque el grupo se comporta de una manera específica, “como si” todos los miembros adoptaran un supuesto básico en común, afectando cualquier labor racional que se propongan realizar. El comportamiento individual queda subsumido en uno grupal.


SUPUESTO BÁSICO DE DEPENDENCIA 

En el grupo aparece un integrante con características de líder. 
El grupo se aglutina a su alrededor. 
Lo hipertrofian, lo  enaltecen, lo adulan. 
Y comienza un neurótico vínculo donde el líder se vuelve soberbio, se cree (y lo hacen creer) el gran padre bueno o la madre poderosa de quien dependen para su nutrición, material y espiritual y para su protección.  Nada puede pensarse o hacerse por fuera de lo permitido por él ó ella.
Por lo tanto, los miembros se comportan como si fueran niños inmaduros, no supieran nada y no pudieran pensar por sí mismos. Actúan como si el líder fuera omnipotente, quien puede resolver todas sus dificultades. 
Esto protege al grupo de la realidad, de manera conveniente. Hablan con sus propios códigos, su propio lenguaje y van convenciéndose que sin el líder no son nada.
Esta dinámica surge de las propias fantasías y puede llegar a transformarse en una especie de locura colectiva, que sofoca cualquier intento de pensamiento independiente.

En el momento en que el líder deja de responder a estas expectativas, es sustituido por otro sobre el que se proyectan, de nuevo, las mismas expectativas, y el ciclo se repite.

En nuestras organizaciones se traduce en: “No hagan nada hasta que no venga el Jefe” (aún para decisiones intrascendentes), “Todos, mañana, al Obelisco, lo dijo XX” (¿Para qué? ¿Por qué? No entiendo… de todos modos iré, no puedo oponerme).
Rehusarse a la protección del paraguas de poder significa esfuerzo, acción, individualizarse como ser independiente… No, mejor sigo así, en mi zona de confort, que piensen por mí, yo sólo acato.

Para Wilfred Bion la Iglesia ocupa este lugar. O estás dentro de lo evangélico… o estás fuera, en el pecado. En las sociedades se aprecia en los interjuegos políticos.

CÓMO GESTIONAR
La tarea del líder consiste en ayudar al grupo a darse cuenta de que, en realidad, es plenamente capaz de llevar a cabo la tarea. Se otorga espacio para el disenso y el debate.
Instalar estrategias de motivación, ayudar a elevar la autoestima, la apreciación del aporte individual, la escucha eficiente son elementos clave de gestión efectiva.


SUPUESTO BÁSICO DE EMPAREJAMIENTO 
El grupo tiene la fantasía (inconciente, según la teoría psicoanalítica) de que se generará alguna idea salvadora, un cambio, no se basa en una persona poderosa. Se caracteriza por estar basado en la esperanza, alguien o algo que los liberará de sus angustias y miedos. 

En esta misma esperanza está la simiente de la decepción futura al suponer que todo lo porvenir “forzosamente” será mejor.
El grupo sigue manteniéndose como sistema cerrado, impidiendo el contacto con la realidad.
“Sólo al seguir siendo una esperanza, ella existe como tal”.

Aquí, a diferencia del Supuesto anterior, el LIDER está diluido, en cuanto se “concrete” fracasará porque nunca concretará todas las fantasías del grupo.
Es una defensa contra una realidad penosa.
En nuestro ambiente podría ser la llegada de la ANAC, o aún de la EANA, constituida fantasiosamente en futuras estructuras que traerían el ansiado bienestar. Al paso del tiempo, en el choque con la realidad, aparece la decepción. “No es lo que pensábamos”. Error: no lo pensaste, lo fantaseaste.
Armaste un mapa mental subjetivo incontrastable con la realidad.
“La única verdad es la realidad” (?). Para muchas personas la realidad es SU realidad fantaseada.

Para Wilfred Bion, la Monarquía sería su ejemplo, dentro del cuadro de salud. 
Se espera al Príncipe engendrado en un apareamiento que vendrá superará al padre.

CÓMO GESTIONAR
Es necesario detectar quiénes (suelen ser siempre los mismos, generalmente 2 ó 3)  los que intervienen, participan, organizan, distribuyen tareas, etc.
Para desactivar estas “células” es necesario trabajar con Reuniones donde se redefinan los roles (o se sustancien remociones) y se devuelva la conducción al propio grupo, motivándolo a constituirse en EQUIPO.


SUPUESTO BÁSICO DE ATAQUE-FUGA

El  grupo se constituye principalmente para luchar contra algo o huir de ese algo, de manera indistinta.
El enemigo en realidad no está afuera, sino dentro, por eso tampoco deben tomar contacto con la realidad.
Está preparado para cualquiera de esas dos cosas, de manera indistinta.
No se toma contacto con la realidad holística, se habla todo el día de cómo escapar, cómo “hacer la plancha”, cómo sabotear lo que ni se conoce. 
Este liderazgo se basa en la paranoia, la encarnación del mal debe ser atacada y destruida.
Una vez pasado el peligro (cambio de jefe, por ejemplo) el líder es ignorado. 
Este grupo, igual que los otros, no puede desarrollarse ni hacer ningún trabajo útil. 
Se visualiza la tendencia a la queja, a culpar al otro, a la situación general. 

A veces es el Jefe o un Supervisor al que se transforma en enemigo público N 1, sin mayores criterios, al que se debe atacar constantemente, generar rumores en su contra,  para hacer catarsis, es el enemigo del que hay que protegerse o abandonarlo a la buena de Dios, desconectándose de él, matándolo con la indiferencia.

Son las reuniones informales en un escritorio o en la cafetería donde sólo se escuchan críticas dirigidas a la misma persona. Si no se lo critica y vapulea, no tienen de qué hablar. ¿De trabajo? ¿De presentar un proyecto? ¿Qué se les caiga una idea? ¡Nunca!

CÓMO GESTIONAR

La clave está en  hacerles tomar conciencia que se proyecta en el otro lo que no quiere verse en uno mismo: la propia ineficacia, la vulnerabilidad, la incompetencia, las limitaciones, el malestar.
Aquí se requiere mucho trabajo de coaching, motivando, mostrando que el grupo tiene competencias a fortalecer y puede recuperar poder de trabajo y de individuación. Por ejemplo: ¡capacitándose!


SUPUESTOS BASICOS

Fantasías arcaicas, infantiles.
Es una trama vincular inconciente
Son de carácter regresivo ya que no permiten el disenso, la creatividad, el aporte individual


















GRUPO DE TRABAJO

Es de carácter proactivo. Funciona cooperativamente, concientes de las metas y objetivos a lograr y los escollos a salvar.
El grupo evalúa procesos y logros, busca oportunidades para aprender y crecer, y aprende de su propia experiencia. Es, en definitiva, un nivel de madurez que, por otra parte, resulta muy difícil de alcanzar plenamente.
Cumplimiento de una fantasía
Tarea específica  y manifiesta, convocante Colaboración solidaria, organizando estructuras eficientes
Sistema cerrado que ignora la realidad y se defiende contra ella
Sistema abierto, en contacto con la realidad.  Rigen el input y el output
Identificación inmediata y total.
Simbiosis neurótica
Esfuerzo por conocer a la otra persona, desarrollo de habilidades sociales y cooperación.
Enfermante
Eleva la autoestima, pertenencia, aceptación
Posición esquizo-paranoide
Posición depresiva

CUALQUIER PARECIDO A SITUACIONES DE LA VIDA DIARIA DE UNA OFICINA O DE UNA SOCIEDAD, remitirse a Wilfred Bion y reclamarle.

N.R. 
- a Roberto: te agradezco nuevamente la confianza
- a los lectores del BLOG: espero haber servido para dinamizar factores humanos

¡Buen 2016!

Lic. María del Carmen ALBAREDA
Psicóloga
Capacitadora en Factores Humanos
mdelcalbareda@yahoo.com.ar


TEORÍA DE LOS SUPUESTOS BÁSICOS, Wilfred Bion,1968

1 comentario:

  1. Excelente aporte Maria del Carmen. Me sirvio como disparador para reflexionar, no solo sobre las relaciones en el ambito laboral, sino ademas respecto de los vinculos que se generan en nuestras escuelas de vuelo.

    guilleroca@gmail.com

    ResponderEliminar