Ir al contenido principal

Lic. Albareda: La zona estéril

El sistema aeronáutico es eso: un maravilloso sistema que integra la tecnología y lo técnico con las personas, donde “se supone” todo está reglamentado, normado y listo para ser cumplido.  Como decía un amigo “Todo está escrito, no hay nada nuevo de qué hablar”, discrepancia que nos llevó a debates donde transitábamos entre lo objetivo y lo subjetivo, entendiendo la intermediación del sujeto que interpreta, decide, en función de sus factores internos cognitivos, emocionales, de entrenamiento, de desgaste, de soberbia, de frustraciones, de omnipotencia, etc. 

El Yo por encima de lo establecido

Se trata de personas con la necesidad de transgredir, con la necesidad primitiva de imponerse a lo reglado, a lo impuesto, un mecanismo bien adolescente.
He ahí el problema. El YO por encima de lo normado.

Otras veces se trata de personas tan ajustadas a la norma, incluso, hasta diría, faltos de una flexibilidad necesaria para negociar con la realidad y seguir viviendo, que terminan siendo “más papistas que el Papa”.

Y están quienes transitan con” normalidad” la vida entre las leyes establecidas y el entendimiento humano, aceptando y cumpliendo.

Las personas del primer grupo son quienes han ido creando una tendencia a la transgresión, una necesidad imperiosa de imponerse como individuo. Asientan sus conductas en una mala interpretación de seguridad en sí mismos, de omnipotencia. Yo puedo, a mí deben permitirme.

Y, en los Aeropuertos, suele escucharse: “Dale, pibe, abrime¨, encontrándose nuestro personaje en la puerta de la TWR, desoyendo la negativa a ingresar, desde el interior. Disconformes y embroncados porque no se les abre el camino que ellos creen merecer, insisten: “Dale, soy YO”.  

No consiguiendo que se le franquee el pase, presionan: “En (tal) Aeropuerto lo hacen, siempre me dejan entrar”, parámetro similar al impuesto en la infancia con expresiones tales como “Si a fulanito los padres le dejan hacer… ¿Por qué a mí VOS no me dejas?”. ¡Maduramos, pero siempre andamos mostramos la hilacha!

Y es la fortaleza y unión del equipo de CTAs de TWR que consolida la aplicación de la norma: “No pasar, zona estéril”. El equipo es cimiento, es el que sostiene, ya que TODOS son Empresa.
Evitar la grieta entre quienes cumplen y quienes no, entre quienes deben sostener lo reglado y quienes pretenden transgredir es tarea ardua sobre la que nunca se termina de insistir.

Falta de madurez. Individualismo. Falta de visión holística de lo que es un sistema sociotécnico integrado. Es el no reconocimiento de la autoridad.

Cumplimiento o cumplo y miento. ¿Si hubiera una cámara y una multa, lo haría? Entonces, la autoridad moral está puesta en afuera. No internalizó, no maduró, no entendió que somos engranajes de una cadena, no me escuchó cuando hablé de articulación, cree que SHELL es sólo un combustible…

Lic. María del Carmen ALBAREDA
                                                                                                      Licenciada en Psicología
                                                                                                 Capacitadora en Factores Humanos
                                                                                                    mdelcalbareda@yahoo.com.ar
                                                                                                    

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON

La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quiebres de…

La incursión en Barcelona - Una aproximación desde la Seguridad Operacional

Incursión en la pista. Todo suceso en un aeródromo que suponga la presencia incorrecta de una aeronave, vehículo o persona en la zona protegida de una superficie designada para el aterrizaje o despegue de una aeronave (DOC 9870 Manual sobre la prevención de incursiones en la pista)

Según los datos publicados en The Aviation Herald la distancia entre el A340 de AR y el B767 de  UTAir era de 1,7 millas. La siguiente imagen muestra la distancia entre ambas. En la calle M cruzando la pista 02, en base a esos datos publicados la situación quedaría así:




Cabe aclarar algo sobre el video que se ha viralizado en las redes. Las distancias no son lo que parece, el zoom y la posición del que filma dan la sensación de cercanía que no es tal. La posición del A340 que se encuentra en primer plano y el avión aproximando en segundo plano, da espectacularidad y parece que están a punto de impactar, en mi opinión, no es así, teniendo en cuenta los datos de Aviation Herald.
Este comentario no le quita gr…

Luces de navegación

¿De dónde surgieron los colores para las luces de navegación: rojo a la izquierda, verde a la derecha y blanco en la cola? Seguramente ha sido así desde siempre, pero ¿por qué se seleccionó originalmente esta configuración?
Todo el esquema de luces de navegación nos llega desde los barcos. El sistema de usar una luz roja en a babor de un barco, una luz verde a estribor y una luz blanca a popa estaba establecido en 1838. El Congreso de los EE. UU. aprobó una ley que requería que los barcos de vapor que iban desde el anochecer hasta el amanecer tuvieran luces, pero la ley era discutible sobre los problemas de los colores y las posiciones de las luces. Lo que siguió fue un período de anarquía acuática en el que diferentes compañías de barcos de vapor adoptaron diferentes esquemas de color, y lo mismo sucedió en los siete mares. Finalmente, en 1847, el Almirantazgo británico dijo que ya era suficiente y estandarizó la luz verde a la derecha y la roja a la izquierda.
En cuanto a la selecc…