martes, 27 de febrero de 2018

Columna de la Lic. Albareda | “Un Estadio de Tenis y un Aeropuerto”

“Es una verdadera pena para Rafa, terminar así, él que es un gran luchador,” expresaron los periodistas luego de abandonar el Torneo de Australia el mes pasado (enero 2018).









Los partidos de tenis profesionales son largos, la concentración, confianza, fortaleza física y mental  son difíciles de mantener por períodos prolongados, así como recuperarlas cuando decaen. El control emocional, motivación, visualización del espacio, movimientos del contrario son esenciales para un profesional de alta competencia.

La profesión del CTA requiere buen funcionamiento mental, psicológico y físico. Elementos como control emocional, fortaleza mental, motivación, visualización del espacio y desarrollo de un tránsito tan planificado como cambiante, concentración, fortaleza física y recuperación son esenciales para él.
El Primer set es el momento de reconocer cómo se arma el partido y posicionarse de la mejor manera frente al escenario planteado.

El Briefing es la primera mirada a la pantalla, al tablero, al escenario planteado. Es la visualización del estado de situación y el armado de un mapa mental para saber qué hacer al sentarse en el puesto.
Sostener un quiebre del saque implica alto nivel de estrés y presión, del que debe recuperarse rápidamente porque los pelotazos continúan, uno detrás del otro.

Sostener un momento de inseguridad y fatiga, implica alto nivel de estrés y presión, del que debe recuperarse rápidamente ya que los despegues y aterrizajes continúan, los aviones permanecen volando, las dependencias adyacentes continúan llamando, los pilotos acusan necesidades urgentes por meteorología, lo planificado varía y demanda flexibilidad en pensar y decidir.
Por el contrario, quebrarle el saque al oponente puede hacerlo caer en un exceso de confianza y llevarlo a bajar su activación, concentración, dando cabida a la pérdida de conciencia situacional.
Haber resuelto una situación de tránsito compleja, en pocos segundos, con eficacia y eficiencia representa un shock hormonal que genera placer, alegría, eleva la autoestima. Y es el mismo individuo que va pasando de un estado al otro en pocas horas. Activación cardíaca, subas de cortisol, sudoración, arterias estresadas, etc.

Recordemos que el dolor tiene una función adaptativa en el organismo y es avisar que algo no anda bien, sin embargo, se entrena y refuerza para soportar cargas de dolor en busca de resultados deportivos, pero el abuso puede traer lesiones crónicas al ignorar la información brindada por el cuerpo. Lo mismo para prolongados estados de ansiedad, de esfuerzo mental y de autocontrol emocional. 
                                         
El afuera
Son las situaciones externas de alta exigencia que obligan a la persona a dar respuestas en un entorno particularísimo, en un espacio tridimensional con aeronaves de diferentes performances, velocidades, tiempos, requerimientos y sometido a emergencias. Es el GRAN ESPACIO DE LA SEGURIDAD OPERACIONAL.

El adentro
Son los CTAs, quienes intervienen sobre “el afuera”; individuos, con sus propias maneras de sentir y reaccionar. Cada uno, una caja de resonancia única e irrepetible. Y cambiante, de acuerdo con los propios momentos de la vida.                                                                                                                                               
Lo social
Es el ámbito laboral integrado por “los otros”, entrecruzado por el afuera y lo individual generando el llamado “clima social laboral”. Afecta, directamente, al trabajo en equipo (del que tanto se habla porque queda bien, pero poco se hace para entrenar a las personas).

¿Cómo reconocer al estrés, entonces?
A través de las conductas.

La persona sabrá conocer su límite de exigencia, los compañeros deben visualizar los comportamientos y colaborar evidenciando el problema, los supervisores en el ATC y el coach en el tenis son responsables de instalar medidas para la seguridad personal y la seguridad operacional. 
El riesgo del estrés es que va actuando sin que se tenga conciencia del mismo.
Tanto la ansiedad, la soberbia, la alta autoestima, la baja autoestima, la hostilidad, el mal humor, la agresividad, la depresión, los miedos, los síntomas físicos, mentales y emocionales son piedras en el camino del Operativo para reconocer y quitar, y no lugares donde acampar y reiterarlos.

Todo profesional de alta exigencia conoce la necesidad de resguardarse de los efectos del estrés, generador de alteraciones físicas, mentales, emocionales con el consiguiente impacto disfuncional sobre sí mismo y sobre los demás (familia, amigos, trabajo) en el transcurso de la vida. Y en el desarrollo de un vuelo

Existen Programas alrededor de Rafa Nadal.
Existe el Programa M.E.I.C. para los equipos de Tránsito Aéreo.

Lic. María del Carmen ALBAREDA
                                                                                                    Psicóloga
Capacitadora en Factores Humanos
                                                                                                   mdelcalbareda@yahoo.com.ar

miércoles, 21 de febrero de 2018

ANAC | Resolución 95/2018 sobretasa por extensión del servicio de Navegación Aérea

ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL

Resolución 95/2018

Resumen:
Establecense, a partir de la publicación de la presente, los valores de la tasa unificada y de la sobretasa por extensión del servicio de navegación aérea fuera del horario normal del aeródromo por aterrizaje o posterior despegue, de acuerdo a lo establecido en el ANEXO I y ANEXO II de la presente resolución.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Aerodinámica: Empuje, resistencia, sustentación, y peso

Empuje, resistencia, sustentación, y peso son las fuerzas que actúan sobre todos las aeronaves en vuelo. Comprender cómo trabajan estas fuerzas y saber cómo controlarlas con el uso de potencia y los controles de vuelo es esencial para el vuelo.

Las cuatro fuerzas que actúan sobre un avión en vuelo no acelerado, recto y nivelado son empuje, resistencia, sustentación, y peso. 

Ellas se definen como sigue:

  • Empuje: la fuerza de avance producida por el motor/hélice o rotor. Se opone o supera la fuerza de resistencia. Como regla general, actúa en paralelo al eje longitudinal.
  • Resistencia: fuerza de retardo hacia atrás causada por la irrupción del flujo de aire por el ala, el fuselaje, el rotor, y otros objetos que sobresalgan. La resistencia se opone al empuje, y actúa hacia atrás paralela al viento relativo.
  • Peso: la carga combinada de la propia aeronave, la tripulación, el combustible y la carga o el equipaje. El peso tira del avión hacia abajo debido a la fuerza de la gravedad. Se opone a la sustentación, y actúa verticalmente hacia abajo a través del centro de gravedad (CG) de la aeronave.
  • Sustentación: se opone a la fuerza hacia abajo del peso, se produce por el efecto dinámico del aire que actúa sobre el perfil aerodinámico, y actúa en forma perpendicular a la trayectoria de vuelo a través del centro de sustentación.

En vuelo estacionario, como es el caso de un helicóptero, la suma de estas fuerzas opuestas es siempre cero. Esto no significa que las cuatro fuerzas son iguales. Esto significa que las fuerzas opuestas son iguales, y por lo tanto cancelan los efectos de cada una. No puede haber un desequilibrio de fuerzas en vuelo estable y recto, basado en la Tercera Ley de Newton, que establece que para cada acción o fuerza hay una igual, pero contraria, reacción o fuerza. Esto es cierto en vuelo nivelado o cuando asciende o desciende.

La explicación usual dice (sin convenir que: empuje y resistencia, no son iguales a peso y sustentación), que empuje es igual a resistencia y peso es igual a sustentación. Aunque básicamente es cierto, esta declaración puede conducirnos a una conclusión errónea. Debemos entender que, en vuelo no acelerado, recto y nivelado, es cierto que las fuerzas opuestas de sustentación/peso son iguales. También son mayores que las fuerzas opuestas de empuje/resistencia, que sólo son iguales entre sí. 

Por lo tanto, en vuelo estable:
  • La suma de todas las fuerzas hacia arriba (no sólo de sustentación) es igual a la suma de todas las fuerzas hacia abajo (no sólo el peso).
  • La suma de todas las fuerzas hacia adelante (no sólo empuje) es igual a la suma de todas las fuerzas hacia atrás (no sólo la resistencia).
Este perfeccionamiento de la antigua fórmula "empuje es igual a resistencia, sustentación es igual a peso" explica que una parte del empuje se dirige hacia arriba en los ascensos y actúa como si se tratara de sustentación mientras una parte del peso se dirige hacia atrás y actúa como si se tratara de resistencia.



En planeo, una parte del vector de peso se dirige hacia delante, y, por tanto, actúa como empuje. En otras palabras, en cualquier momento que la trayectoria de vuelo de la aeronave no está en posición horizontal, los vectores de sustentación, peso, empuje y resistencia deben ser divididos en dos componentes cada uno.

Discutir los conceptos anteriores se evita frecuentemente. La razón no es que son intrascendentes, sino porque las ideas principales con respecto a las fuerzas aerodinámicas que actúan sobre un avión en vuelo se puede presentar en sus elementos más esenciales, sin intervenir en los aspectos técnicos de la aerodinámica.

En efecto, teniendo en cuenta solo el vuelo nivelado, y los ascensos y descensos estables, sigue siendo cierto que la sustentación provista por el ala o rotor es la principal fuerza hacia arriba, y el peso es la fuerza hacia abajo primaria.

Mediante el uso de las fuerzas aerodinámicas de empuje, resistencia, sustentación, y peso, los pilotos
pueden volar de forma controlada y segura. 

paz y bien
Roberto Gómez