martes, 14 de agosto de 2018

Lic. Albareda | José, el amigo de Pedro Dynamo

Lic. Albareda
Ingresado siendo muy joven, toda la vida de José, el amigo de Pedro Dynamo, había transcurrido en un Aeropuerto, y llegado el tiempo de jubilarse debió despedirse del lugar querido. Ahora, con más de 65 años, intenta inventar un proyecto que aúne su pasión por la mecánica y la electrónica con las necesidades de la gente fuera del ámbito aeroportuario, de modo de mantenerse activo trabajando. 
Por voluntad o por necesidad, cada vez más personas deciden reorientar su carrera laboral luego de la obligada edad jubilatoria.

Pero, José vive en una sociedad que lo considera “demasiado grande” para abrirse camino por cuenta propia y también para ser contratado. Con 'la etiqueta' a cuestas, comienza a pensar que nunca podrá volver a trabajar...  Y no está dispuesto a darse por vencido.  

Te llegó el momento del descanso

Familiares y amigos lo alientan a “descansar después de tantos años de turnos en el Aeropuerto”. 
José asimila tal descanso como una carrera hacia la decrepitud, la depresión y la inutilidad. 
¿Por qué traer al presente lo que, para él, es un futuro? 
¿Por qué vivir hoy estados que llegarán en cinco o diez años, de acuerdo a como él percibe su vida? 
Claro, no todos sienten lo mismo. Tiene amigos que se dedican a pasear, o cortar el césped tres veces por semana, o arreglar los tupper de la cocina por tamaño y color, o reunirse para contar viejas anécdotas, o –directamente- ser realmente felices por no “trabajar” más.
José aún tiene energía y motivación para continuar “trabajando”.

Desde los Recursos Humanos

También es cierto que algunas personas comprenden que el trabajo en el que han invertido toda su vida laboral, ha quedado obsoleto. Si no fueron actualizándose, será muy difícil una nueva inserción laboral. (Remito a la Columna mes de junio 2017 “No quiero ser una ARGENTINOSAURUS”, bastante real y divertida… creo…). 
Y ni qué hablar de oficios y profesiones que van dejando de existir fagocitados por la tecnología.

Una sugerencia para José

Si José aún es productivo, si puede aportar desde su vasto conocimiento y vivencias, si aún no se volvió un regresivo que vive del pasado, también tendrá que comenzar a gestionar su atención en lo que se propone, aceptar sus limitaciones y detectar las nuevas Oportunidades reales, para no quedar entrampado en caprichos muy difíciles de llevar a cabo y generadores de abatimiento.

Esto se denomina aceptación, que no es lo mismo que resignación. La aceptación lleva a la resignificación, a la adaptación, siendo verdaderos valores vitales facilitadores de la satisfacción.

José deberá cuestionar sus planes para que resulten efectivos y no frustrantes.

¿Qué emociones y sentimientos aparecen en la sensación de tiempo?
¿Estoy buscando ir rápido para no sentir?
¿Estaré llenando mi día y vaciando mi vida?
¿Estoy preparado para continuar en una dinámica laboral?

Perfeccionismo, impaciencia, ambición, descanso, sentimientos, responsabilidad, motivación, interés 
por los otros, lazos afectivos y sociales de contención, son los elementos a analizar y contextualizar en un todo global que ayuden a transitar la etapa.

Dejarse acompañar por familiares y amigos…o por una psicóloga.

Lic. María del Carmen ALBAREDA
Psicóloga

No hay comentarios.:

Publicar un comentario