Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2019

Lic. Albareda: Las tres “íes” peligrosas

Primera” I” Incompetencia
Ocurre cuando la persona o el equipo no tiene el poder de intervenir sobre una situación para cambiarla, sólo puede (debe) hacerlo quien detente esa facultad.
Pero… ¡ay, siempre hay un pero! Como con los humanos no todo está escrito, ¿qué pasa si alguien, de todos modos, realiza el cambio, en lugar de reconocerse incompetente, ya que cambiar algo no está en su esfera de poder ni de decisión? De ocurrir esto, estamos en el umbral de la transgresión y aun de la violación de normas y procedimientos.
Ok. Supongamos que un procedimiento no está escrito, pero en “Laguna Esmeralda” armaron el propio y lo llevan a cabo. Y algo peor: lo incorporan en sus rutinas y lo adoptan como cultura del lugar. 
De un lado aparecen las justificaciones (“Aquí siempre lo hicimos así y no pasó nada”) y del otro lado deben intervenir generando Cartas Acuerdo para saldar viejas deudas.
¡Un verdadero problema!
Segunda “I”
Ignorancia

Es un cuello de botella en toda organización, y más en un…

Estableciendo barreras

Vuelvo sobre este tema porque me parece interesante y es uno de los pilares de un análisis de riesgo. Barreras
Una de las finalidades básicas de una barrera es impedir que algo se produzca, 
Vamos a un ejemplo simple, evitar que el tráfico de vehículos circule por una determinada calle. Una de las formas es colocar una señal de tráfico en la entrada de la calle y una barrera física. Estaríamos combinando dos tipos de barreras.
En ambos casos la barrera tiene la misma función, evitar que el tráfico circule por esa calle. Utilizamos dos tipos de barreras distintas. Una simbólica: Cartel y una física: Barrera vial, como podemos ver en la imagen.
Del lado izquierdo una barrera física y del lado derecho una simbólica.












Si las analizamos desde el punto de vista de la eficiencia tendremos diferencias claras entre una y la otra. El mes pasado en la calle de la esquina de mi casa estaban realizando reparaciones al empedrado, por lo tanto estaba cerrada al tránsito de vehículos. La calle dónde e…

Resultados indeseados

Todos los sistemas son creados para cumplir una función específica y alcanzar determinados objetivos. Un grabador de datos de voz, está diseñado para permitir que se grabe audio en un momento determinado o permanentemente, dependiendo de la necesidad. Un avión es diseñado para transportar personas y carga de un punto a otro, poniendo énfasis en la comodidad (es discutible con la separación de algunos asientos), la velocidad y la seguridad. Una red informática es diseñada para que personas se comuniquen de un modo eficaz, no estando en el mismo lugar, por ejemplo. La lista es interminable.  Cada tanto, y en ocasiones con sorprendente regularidad, puede llegar a suceder algo que impida que el sistema realice la función que le corresponde o bien que se produzca un resultado no deseado. 
Alguien a quien le debemos mucho sobre este tema es al Capitán Murphy, cuya Ley lleva su nombre: La Ley de Murphy, que básicamente afirma que todo lo que puede ir mal, tarde o temprano irá mal. La interpr…