Ir al contenido principal

Las distracciones

La atención es un proceso cognitivo que es importante para prácticamente todas las actividades que realizan las personas. Es uno de los procesos más estudiados en psicología cognitiva y neurociencia y se considera que es la puerta de entrada a la percepción y a todos los demás procesos cognitivos de nivel superior. Sin atención, no podríamos procesar información selectivamente y discriminar información importante del "ruido" sin importancia de los que nos rodea. A su vez, debido a que podemos controlar nuestra atención, podemos estar atentos y estar preparados para los peligros cuando surgen.

En los últimos años, los estudios de atención y vigilancia se han reconocido como de vital importancia para los factores humanos, especialmente en la aviación, debido al uso creciente de la automatización en los aviones modernos. Dicha automatización requiere menos acción pero más monitoreo por parte de la tripulación que debe retener la capacidad de actuar cuando sea necesario si surge una determinada situación. Este tipo de actividad, de monitoreo, requiere mucha atención y vigilancia por parte de la tripulación.

Las definiciones de atención varían ligeramente según el campo del que se toma la definición. Sin embargo, todas las definiciones comparten el tema central de atención que involucra la concentración del pensamiento (procesos cognitivos) en un solo objeto o pensamiento, con exclusión de otros estímulos o pensamientos. En términos más simples, la atención es la capacidad de concentrarse y mantener el interés en una tarea o idea dada, evitando distracciones.

La vigilancia es un concepto estrechamente relacionado con la atención; de hecho, la palabra atención se usa a menudo al definir la vigilancia. Una definición de vigilancia lo describe como el proceso de prestar atención cercana y continua. A menudo se describe como una cualidad o estado de alerta o vigilancia. La vigilancia también puede considerarse como el grado de preparación para detectar, o la probabilidad de detectar, un estímulo que es imprescindible para la seguridad.

Se han estudiado varios conceptos relacionados con la atención y la vigilancia, y un equipo bien informado debería al menos estar familiarizado con los conceptos de:

Atención abierta versus atención encubierta. La atención abierta es el acto de dirigir los sentidos (visión, oído, olfato, etc.) hacia una fuente de estímulo para recopilar información. La atención encubierta es un acto interno que implica enfocarse mentalmente en un estímulo particular para mejorar la información una vez que hemos detectado un estímulo.

Atención selectiva. Implica enfocarse en un estímulo específico mientras ignora otros estímulos competitivos o que distraen. La atención selectiva puede ser consciente o inconsciente. A menudo, una persona puede estar atendiendo selectivamente un objeto sin darse cuenta, especialmente si él o ella es experto en la tarea particular donde se requiere atención.

Procesos de atención controlados y automáticos. Los procesos controlados de atención son aquellos utilizados cuando nos enfrentamos a una nueva tarea. Estos procesos requieren esfuerzo y están limitados por la memoria a corto plazo. Con el entrenamiento, la atención se vuelve más automática; es decir, requiere menos esfuerzo y no está limitado por la memoria a corto plazo. Esto explica por qué después de una capacitación suficiente podemos hacer varias cosas al mismo tiempo (por ejemplo, escuchar la radio mientras conducimos).

Atención sostenida. Es la capacidad de dirigir y enfocar la actividad cognitiva en estímulos específicos durante un período prolongado de tiempo.

Atención alterna. Es exactamente lo que parece y se refiere a casos en que un individuo cambia la atención entre tareas que requieren diferentes procesos de pensamiento.

Atención dividida. Se refiere a casos en los que un individuo debe realizar múltiples tareas al mismo tiempo, y las tareas compiten por recursos de atención limitados. Esta situación a menudo se conoce como multitarea y puede ser muy peligrosa ya que los recursos de atención se agotan cuando un individuo intenta completar múltiples tareas simultáneamente.

La atención y la vigilancia son de naturaleza relativamente frágil y pueden verse afectadas negativamente por muchos factores.

Las distracciones e interrupciones pueden comprometer severamente la seguridad del vuelo si ocurren durante las fases críticas del mismo.

Para ayudar a prevenir esta situación, es importante la concientización sobre cómo hacer frente adecuadamente a las interrupciones y distracciones durante el vuelo. Los pilotos de aviación general están particularmente en riesgo porque, generalmente, vuelan solos, sin miembros adicionales de la tripulación de vuelo para ayudarlos.

Los ejemplos de circunstancias en las que puede ocurrir una distracción en la cabina de vuelo incluyen conversaciones no relevantes, mal funcionamiento del equipo y meteorología adversa.

Mantén tu enfoque

Las interrupciones y distracciones pueden ser breves, también pueden ser mortales. Colaboran en que pierdas la concentración de la tarea que estás realizando, lo que podría conducir a errores catastróficos.
Las interrupciones y distracciones irrumpen tu línea de pensamiento, pero a veces también pueden transmitir información que es crítica para un vuelo seguro. La clave es aprender cómo administrar de manera segura la entrada de información.

Ejemplos de interrupciones / distracciones.

Incluyen desde comunicaciones o alertas de control de tránsito aéreo (ATC), hasta tener que lidiar con una situación inesperada. Si no se maneja adecuadamente, las distracciones pueden poner en marcha una cadena mortal de eventos.

Los pilotos están entrenados para gestionar varias tareas al mismo tiempo, y en su mayor parte, esta es una habilidad que ejecutan bien. Sin embargo, es importante no abocarse en una tarea sobre todas las demás. ¿Leíste sobre el accidente L1011 de diciembre de 1972, donde la tripulación se preocupó tanto con un mal funcionamiento de la luz del tren de aterrizaje que no se dio cuenta de que alguien había apagado por error el piloto automático? Eventos similares pueden suceder al piloto de aviación general. ¡No dejes que te pase!

Reducir el riesgo
  1. Tener en cuenta que se puede tener control sobre algunas interrupciones y distracciones, y no sobre otras.
  2. Tener en cuenta que las acciones bajo tu control, como el trabajo directo, incluidos los procedimientos operativos estándar y las listas de verificación, deben llevarse a cabo durante los períodos de interrupción mínima.
  3. Observar la "regla de cabina estéril" y asegurarte de que los pasajeros comprendan tu necesidad de concentrarse en las partes críticas del vuelo.
  4. Mantener las comunicaciones claras y concisas.
Más consejos para lidiar con la distracción:
  • Reconocer que la conversación es un poderoso distractor
  • Reconocer que las tareas que requieren que tengamos la cabeza mirando hacia abajo reducen en gran medida tu capacidad de monitorear el estado de la aeronave.
  • Programar o reprogramar actividades no esenciales para minimizar conflictos, especialmente durante las fases críticas del vuelo.
Cuando se deben realizar dos tareas al mismo tiempo, evitar que tu atención permanezca demasiado tiempo en una de las dos tareas.
  • Recuerda que tu trabajo como piloto al mando es volar la aeronave. Esa es tu tarea principal.
  • Trata las interrupciones como banderas rojas.
  • Recuerda que, "Las interrupciones siempre distraen".
  • Identificar la interrupción cuando ocurre.
  • Pregúntate: "¿Qué estaba haciendo antes de que me interrumpieran?"
  • Decidí qué acción necesitarás tomar para retomar el camino.
Las distracciones pueden provocar una interrupción del flujo secuencial de la lista de verificación. Esto no solo significa que el piloto tendrá que memorizar la ubicación de esa interrupción, sino que también puede provocar un error u omisión en la lista de verificación.

Manejo de interrupciones / distracciones

Debido a que algunas interrupciones / distracciones pueden ser sutiles e insidiosas, la primera prioridad es reconocerlas e identificarlas.
La segunda prioridad es restablecer la conciencia situacional, de la siguiente manera:

• Identificar:
- ¿Qué estaba haciendo?
• Preguntar/me:
- ¿Dónde fui interrumpido o distraído?
• Decidir / actuar:
- ¿Qué decisión o acción debo tomar para "volver al camino"?

En el proceso de toma de decisiones que sigue, la siguiente estrategia debería aplicarse:
• Priorizar:
- Volar;
- Navegar;
- Comunicar y,
- Gestionar.

La última palabra ...
Volar regularmente con un instructor de vuelo que te desafiará a revisar lo que sabes, explorar nuevos horizontes y hacer siempre lo mejor.

Paz y bien
Roberto Gómez

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON

La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quiebres de…

La incursión en Barcelona - Una aproximación desde la Seguridad Operacional

Incursión en la pista. Todo suceso en un aeródromo que suponga la presencia incorrecta de una aeronave, vehículo o persona en la zona protegida de una superficie designada para el aterrizaje o despegue de una aeronave (DOC 9870 Manual sobre la prevención de incursiones en la pista)

Según los datos publicados en The Aviation Herald la distancia entre el A340 de AR y el B767 de  UTAir era de 1,7 millas. La siguiente imagen muestra la distancia entre ambas. En la calle M cruzando la pista 02, en base a esos datos publicados la situación quedaría así:




Cabe aclarar algo sobre el video que se ha viralizado en las redes. Las distancias no son lo que parece, el zoom y la posición del que filma dan la sensación de cercanía que no es tal. La posición del A340 que se encuentra en primer plano y el avión aproximando en segundo plano, da espectacularidad y parece que están a punto de impactar, en mi opinión, no es así, teniendo en cuenta los datos de Aviation Herald.
Este comentario no le quita gr…

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1).
El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos.
Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs (La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del talco qu…