Ir al contenido principal

Volcán Puyehue continúa con actividad


July 31, 2011

A dos meses de su erupción, el volcán Puyehue continúa con una actividad moderada pero permanente, que dificulta la actividad de los vuelos comerciales. Por ejemplo, el aeropuerto Almirante Zar, de Trelew, registra en estos sesenta días arribos y partidas muy intermitentes. En cambio, el aeropuerto de Esquel tuvo “17.000 pasajeros sólo en julio, cuando suele tener 20.000 anuales”, aseguró a Página/12 Luis Cavero, jefe de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para esa estación aérea. Esto ocurre a raíz del cierre del aeropuerto de Bariloche, cuya actividad, según la Municipalidad de esa ciudad, disminuyó en julio más del 90 por ciento en comparación con el invierno de 2010, por la presencia de cenizas.

La zona más afectada por la actividad volcánica está hacia el Este del Puyehue, que se encuentra apenas a 20 kilómetros del límite con Argentina. La localidad de Villa La Angostura –a 38 kilómetros– fue la que más cenizas, arena y piedra pómez recibió. La siguieron Bariloche y una amplia franja de territorio rural rionegrino. En julio, los pasajeros llegados en charters aéreos al aeropuerto de Bariloche disminuyeron de 18.415 a cero.

Paradójicamente, el aeropuerto que nunca perdió operatividad es el de Esquel, ubicado en plena cordillera de Chubut. El aeropuerto permaneció habilitado, ya que el viento alejó de allí la pluma de ceniza y es allí donde arriban los turistas nacionales y brasileños que tienen por destino Bariloche. “En julio hubo un promedio de 120 vuelos comerciales, y cuando comúnmente se movían sólo cuatro vuelos comerciales por semana, ahora son alrededor de 40”, puntualizó Cavero.

Otra pista en funcionamiento es la del aeropuerto internacional de Comodoro Rivadavia, también en Chubut, que recuperó su operatividad y tiene escalas normales, por lo que se estableció una conexión terrestre con las poblaciones ubicadas cerca de Rawson, Trelew o Puerto Madryn. Los pasajeros toman el avión de Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia y luego hacen en colectivo los 390 kilómetros que los separan de nordeste de Chubut.

Desde el 4 de junio, cuando el volcán entró en actividad, “todos los aeropuertos están afectados por la presencia de ceniza en pista. No están cerrados, pero se les advierte a las compañías que la presencia de cenizas en pista puede generar complicaciones”, resumieron a este diario fuentes de la ANAC. Hace semanas se mantiene esa situación, según el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur del Servicio de Geología chileno, que difunde un alerta “rojo” por erupciones menores y destaca que el “proceso eruptivo continúa y es posible que vuelva a presentarse un incremento en la actividad”.

Tampoco otros especialistas dan definiciones específicas sobre la futura actividad del volcán. Los vulcanólogos Adriana Bermúdez y Daniel Delpino, investigadores del Conicet en la Universidad Nacional del Comahue, indicaron en un reciente informe que, en base a erupciones históricas, es posible deducir que “este ciclo eruptivo dure un período relativamente largo”.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quie

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1). El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos. Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs ( La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del

Luces de navegación

¿De dónde surgieron los colores para las luces de navegación: rojo a la izquierda, verde a la derecha y blanco en la cola? Seguramente ha sido así desde siempre, pero ¿por qué se seleccionó originalmente esta configuración? Todo el esquema de luces de navegación nos llega desde los barcos. El sistema de usar una luz roja en a babor de un barco, una luz verde a estribor y una luz blanca a popa estaba establecido en 1838. El Congreso de los EE. UU. aprobó una ley que requería que los barcos de vapor que iban desde el anochecer hasta el amanecer tuvieran luces, pero la ley era discutible sobre los problemas de los colores y las posiciones de las luces. Lo que siguió fue un período de anarquía acuática en el que diferentes compañías de barcos de vapor adoptaron diferentes esquemas de color, y lo mismo sucedió en los siete mares. Finalmente, en 1847, el Almirantazgo británico dijo que ya era suficiente y estandarizó la luz verde a la derecha y la roja a la izquierda. En cuanto a