Ir al contenido principal

Curso de facilitadores en Factores Humanos CRM TEM

El miércoles pasado terminó el curso de Facilitadores en Factores Humanos CRM TEM organizado por el ATENEO por la seguridad y con certificado de Facilitador otorgado por la ANAC. Tuve la oportunidad de participar como alumno, fueron 64 hs cátedra.

La evaluación fue un exámen escrito y la presentación y exposición de un trabajo final en equipo sobre un tema que nos era otorgado por nuestros profesores. Mi equipo estaba integrado por tres personas en total y nos tocó analizar un accidente aéreo bajo dos modelos distintos de análisis. Expusimos sobre el accidente de la compañia Helios que sucedió en el 2005.

Fue un excelente curso tanto por el grupo de personas con las que tuve el gusto de compartir la experiencia como también por los disertantes que nos volcaron sus conocimientos para cada tema en particular. Un muy buen nivel de expositores, en un excelente clima de trabajo. Fueron jornadas extensas pero muy ricas en conocimiento y aprendizaje.

Les dejo algunas fotos, de los lindos momentos pasados durante el transcurso del mismo.




CRM

FDM -  FOQA





Recibiendo mi certificado de facilitador

Comentarios

  1. Roberto, te felicito por tu capacitación junto a mis compañeros de trabajo del ACC Mendoza
    Graciela, Cecilia y Hugo. soy seguidor de tu Blog.
    Gustavo Quiroga

    ResponderBorrar
  2. Gracias gustavo, la verdad la pasamos muy lindo, ya hable con tus compañeras y lo que necesiten aqui estoy.

    Abrazos

    Roberto

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados antes de su publicación.

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quie

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1). El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos. Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs ( La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del

Luces de navegación

¿De dónde surgieron los colores para las luces de navegación: rojo a la izquierda, verde a la derecha y blanco en la cola? Seguramente ha sido así desde siempre, pero ¿por qué se seleccionó originalmente esta configuración? Todo el esquema de luces de navegación nos llega desde los barcos. El sistema de usar una luz roja en a babor de un barco, una luz verde a estribor y una luz blanca a popa estaba establecido en 1838. El Congreso de los EE. UU. aprobó una ley que requería que los barcos de vapor que iban desde el anochecer hasta el amanecer tuvieran luces, pero la ley era discutible sobre los problemas de los colores y las posiciones de las luces. Lo que siguió fue un período de anarquía acuática en el que diferentes compañías de barcos de vapor adoptaron diferentes esquemas de color, y lo mismo sucedió en los siete mares. Finalmente, en 1847, el Almirantazgo británico dijo que ya era suficiente y estandarizó la luz verde a la derecha y la roja a la izquierda. En cuanto a