Ir al contenido principal

La meteorlogía: ¿voy o no voy? - el vuelo VFR

La meteorología es una de las principales consideraciones que debemos tener en cuenta a la hora de planificar un vuelo. 
Como pilotos debemos establecer nuestros propios mínimos personales, la valoración de los siguientes aspectos es muy recomendable:

Techo y visibilidad

a) ¿cuáles es techo y visibilidad actual y cual es la altitud que puedo mantener entre los techos reportados o pronóstico y el terreno a lo largo de mi ruta?
b) ¿Esta información sugiere alguna necesidad de cambiar de altitud en el plan?
c) ¿si tengo que volar más bajo para mantenerme fuera de las nubes, el terreno es un factor a tener en cuenta?
d) ¿Cuál es la base de nubes y el tope de la nube?
e) ¿Los límites máximos reportados y la proyección realizada están sobre mi mínima personal? 

Nota: los mínimos personales para un promedio de horas de piloto privado de 50-100 hs debe ser al menos 3000 pies para el vuelo durante el día, se eleva a 4.000 pies durante la noche en un terreno no montañoso y al menos 5.000 pies de VFR en vuelo nocturno por zona montañosa.

f) ¿que visibilidad se puede esperar en cada fase de vuelo (salida, en ruta, destino)?
g) ¿existen condiciones que podrían reducir la visibilidad durante el vuelo? 
(Sugerencia: busca indicaciones como una pequeña diferencia y / o disminución de la temperatura que la acerque al punto de rocío).

VIENTO
a) tener en cuenta los vientos en los aeropuertos de salida y destino. La fuerza del componente de viento cruzado.
Nota: para la mayoría de los pilotos de aviación general, los mínimos personales en esta categoría podría ser una racha máxima de 5 nudos y componente transversal del viento 5 nudos por debajo del máximo componente de viento cruzado establecido por el fabricante de la aeronave).

b) en caso de volar en un terreno montañoso, considerar si hay vientos fuertes en altura. Los vientos fuertes en terreno montañoso pueden causar turbulencias y corrientes descendentes severas y ser muy peligrosos para el vuelo, incluso cuando no hay otro fenómeno significativo.

Otros fenómenos

a) ¿hay tormentas actualmente o previstas?
b) ¿cuál es el nivel de engelamiento que se pronostica para el vuelo?
c) ¿hay alguna indicación de la cizalladura del viento o actividad convectiva (tormentas) que, además de los posibles efectos a durante el despegue / aproximación, pueden indicar la posibilidad de que se produzca turbulencia.

Actuaciones de la aeronave

a) dada, la altitud, la altitud de densidad, y la carga de los aviones, ¿cuál es el rendimiento de la aeronave previsto en:
- Distancia de despegue
- Tiempo y distancia de ascenso
- Potencia del crucero
- Distancia de aterrizaje?

b) ¿Son estos los valores de rendimiento suficiente para que las pistas que se utilizarán y el terreno que cruzar en este vuelo? 
(Nota: Recuerde que siempre es una buena práctica añadir un margen de seguridad de los números que obtenga con las tablas en el manual de vuelo de la aeronave).

Después de todo esto tener en cuenta la posibilidad de que el clima puede ser diferente del previsto. 
Tener planes alternativos y estar listos y dispuestos para desviarnos ante un cambio inesperado.

Roberto Julio Gómez
rjgomez@protonmail.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL MODELO DE REASON

CAUSALIDAD DE LOS ACCIDENTES — EL MODELO DE REASON

La aceptación en toda la industria del concepto de accidente de organización fue posible gracias a un sencillo pero gráficamente poderoso modelo elaborado por el Profesor James Reason, que proporcionó un medio para comprender cómo la aviación (o cualquier otro sistema de producción) funciona con éxito o se dirige al fracaso. Con arreglo a este modelo, los accidentes se producen cuando cierto número de factores permiten que ocurran — siendo cada uno de ellos necesario pero en sí no suficiente para quebrar las defensas del sistema. Debido a que los sistemas complejos como la aviación están extremadamente bien defendidos por capas de defensas profundas, las fallas en un punto único rara vez tienen consecuencias en el sistema aeronáutico. Las fallas de equipo o los errores operacionales nunca son la causa del quiebre de las defensas de seguridad operacional, sino más bien los elementos activadores. Los quiebres de…

La incursión en Barcelona - Una aproximación desde la Seguridad Operacional

Incursión en la pista. Todo suceso en un aeródromo que suponga la presencia incorrecta de una aeronave, vehículo o persona en la zona protegida de una superficie designada para el aterrizaje o despegue de una aeronave (DOC 9870 Manual sobre la prevención de incursiones en la pista)

Según los datos publicados en The Aviation Herald la distancia entre el A340 de AR y el B767 de  UTAir era de 1,7 millas. La siguiente imagen muestra la distancia entre ambas. En la calle M cruzando la pista 02, en base a esos datos publicados la situación quedaría así:




Cabe aclarar algo sobre el video que se ha viralizado en las redes. Las distancias no son lo que parece, el zoom y la posición del que filma dan la sensación de cercanía que no es tal. La posición del A340 que se encuentra en primer plano y el avión aproximando en segundo plano, da espectacularidad y parece que están a punto de impactar, en mi opinión, no es así, teniendo en cuenta los datos de Aviation Herald.
Este comentario no le quita gr…

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Volcanes activos en la zona cordillerana

COMPOSICIÓN DE LAS CENIZAS VOLCÁNICAS Y DE LOS GASES ASOCIADOS

Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de los volcanes. Por consiguiente, la composición de las nubes de cenizas volcánicas varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están predominantemente constituidas por sílice (> 50%) junto con cantidades más pequeñas de óxidos de aluminio, hierro, calcio y sodio (Tabla 2-1).
El sílice es una forma de silicato vítreo y examinado por exploración microscópica de electrones se parece a cascos de vidrio de bordes agudos.
Los materiales de silicato de vidrio son muy duros. Ordinariamente de una dureza de nivel 5 ó 6 en la escala de Mohs (La escala Mohs recibe su nombre al minerólogo alemán Friedrich Mohs y se basa en una escala de dureza del talco qu…